o una realidad para tapar con un dedo…

¿Lucha de clases?...

Las clases luchan, unas clases salen victoriosa, otras quedan eliminadas. Así es la historia de la civilización de los últimos milenios. La lucha de clases surge cuando una de ellas se opone a la otra en la acción, y por tanto, solo aparece en un determinado momento del desarrollo de la sociedad.


Oír las declaraciones de los niñitos “de alcurnia” con relación a diversos tópicos da risa… su analfabetismo cultural solo es igualado por lo costoso de su educación… esos niños, nacidos en cuna de oro… quienes veían a sus padres muy esporádicamente… criados en los brazos de las nanas y cargadoras… que temprano fueron llevados a una guardería “Chic” para que no molestaran en el juego de “Canasta Uruguaya” de mami… rodeados con un servicio de adentro que hacía todas esas labores “guácala”… como tender camas, hacer comidas y hasta bañarlos… tienen muy claro lo que es la lucha de clases…

Desde temprano presenciaron el esfuerzo de papi para hacer quebrar a ese coño de su madre gallego que había osado poner una fábrica que producía lo mismo que la de su progenitor… vieron como papi se vio obligado a doblar los turnos, a reducir a la mitad el personal y a bajar la calidad del producto con miras a hacer una competencia de “dumping” (sin perder) y hacer quebrar al “recién vestido” ése que se las quería echar de competidor de papi… Si, para nuestro niño sifrino la lucha de clases se circunscribe a joder y no dejarse joder por sus pares comerciales… cuando mucho, su única diferencia de clases, es entre judíos, españoles, italianos y criollos… ello como castas de “iguales” dependiendo tan solo del origen, y monto, de la fortuna, porque claro, deben ser de billullos...

Pero, ¿Y entonces?... La nana, la cargadora, la cachifa, la cocinera, el chofer, el jardinero… ¿qué son?... Los obreros, esos que se parten el culo para hacer a papi más rico cada día por un sueldo miserable… El administrador, el contador, el laboratorista, el ingeniero de planta, el técnico de mantenimiento y todos aquellos quienes hacen las cosas que papi no sabe hacer, también por un sueldo que raya en lo precario… ¿de donde salen?... Pues ná… están alli… las provee la Divina Providencia… son personas fácilmente reemplazables que tienen la OBLIGACIÓN de servir a papi, porque si no, él los bota…

Esos no son “clase”, esos son “cosas”… claro, algunos son “fieles”… ésos son los “buenos empleados”… se los pelean por ellos, tal vez ganen un poquito más de sueldo, tal vez tengan algunos pocos privilegios… tal vez vivan con la esperanza que algún día serán como papí… ¡¡pero, qué pelados están!!... en cuanto traten de levantar cabeza, papi los pisará y de ellos no quedará sino la mancha en el piso…

Pero esos “tierruos”, a quienes los sifrinitos desprecian, si son una clase… y acá está su gran equivocación… es la llamada “clase trabajadora”… Es esa la clase que despertó con Chávez… la que tiene sus hijos (o ellos mismos) estudiando en alguna de las misiones educativas… esa clase que se está preparando… que lucha por aprender, y que aprende... y que ¡¡aprende cada día más!!… el hijo del chofer que será ingeniero… la hija de la cachifa que será “Doctora”… son aquellos quienes al pasar del tiempo se dan cuenta que el único prescindible es “Papi”… quienes aprenden que con una Cooperativa pueden hacer lo mismo que hace Papi, y mucho mejor y que las groseras ganancias de papi serán ahora para ellos…

Si mis sifrinos amiguitos, esa es la lucha de clases… es la lucha de clases que se disputa en Venezuela… es la lucha de un pueblo trabajador que estudia… ¡¡que aprende!!… esa lucha que no se hace en los gimnasios sacando músculos, o en las discotecas de Las Mercedes… ni en los restaurantes del Hatillo, tampoco visitando el club donde papi es miembro para “derrochar físico”… ese pueblo que lucha, para que, no importa en que universidad papi te compre el título, mañana… (y un mañana muy cercano ya) el hijo del jardinero te saludara con un: “hola coleguita”… y que los profesionales, técnicos y obreros quienes hoy trabajan en la fábrica de tu papi le digan “chao bambino” y monten una cooperativa donde papi no tendrá cabida…

Por eso es que ahora papi piensa que es hora de que te calces tus Nike´s, te pongas tus Lewys, tu gorra Sebago y tus lentes Ray-Band… que agarres tu botellita de Evian y un tarrito de Vick-VapoRub… y marches a patear las calles… porque ha llegado la hora que tú plantees la lucha, una “lucha de clases”, diferente a la que papi tenía con el Gallego coño de madre que pretendía hacer lo que papi hacía… porque ahora mijito debes pelear por tu herencia… porque si no lo haces, los tierruos esos van a hacer quebrar a papi… y que a papi lo quiebre uno “de clase” pase… peeero… esos marginales, ¡¡¡NUNCA!!!...

¿Tendrán los cojones suficientes?…

Nos vemos en las teclas…

JotaDobleVe
JWekker@GMail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6927 veces.



JotaDobleVe

Activista venezolano-holandés. Alias Jota Dobleve.

 jotadobleve@gmail.com      @JWekker

Visite el perfil de J.W. De Wekker Vegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: