Mi palabra

La oposición hace mutis, pero tiene sus voceros

"Obra de villano: tirar la piedra y esconder la mano"

Dicho popular

La oposición se encuentra en un profundo silencio y no sabemos, si tomaron la decisión de aprovechar el tiempo prenavideño para disfrazarse de San Nicolás y eludir el enorme compromiso de participar en el referendo consultivo convocado por el gobierno nacional, con motivo del reclamo justificado por el Esequibo; pedazo de tierra perteneciente a Venezuela, pero por los vientos que soplan no se van acercar a ningún centro de votación y no montan las guarimbas alrededor, porque terminan más rayado, que un cuaderno en manos de un niño jugando. Sin embargo, la verdadera presencia clara y evidente, es a través de los distintos medios con declaraciones al mejor estilo de Guaidó, rechazando la reclamación, como lo que son: unos auténticos vende patria.

La inhabilitada se conforma con las secciones de fotografías, con sus acostumbrados colaboradores y el geriátrico de dirigentes, que no consiguen embarcación para seguir navegando en la incontrolable tempestad en el cual se encuentran metidos. Corren o se encaraman, porque la pregunta lógica sin lanzarla: ¿Van o no van a participar en el referendo consultivo? Todos sabemos lo difícil que se les hace responder, por el enorme compromiso con el gobierno de los Estados Unidos y de ahí nace el mutismo, después de las chimbas primarias, el cual no resistió la más mínima prueba de seriedad y veracidad, dando, como resultado la versión femenina: la candidata interina y fugaz.

El referendo consultivo está a la vuelta de la esquina y todavía no hemos visto una declaración de algún dirigente de esos, que todos los días ven en el presidente Nicolás Maduro, un incapaz, cuando la gran verdad y nadie la puede ocultar, es que ha resistido todos los ataques del imperialismo y de esa oposición, que sigue dando traspié tras traspié y para no caer de manera estrepitosa siempre buscan el apoyo de sus amos del norte y a la vez de manera oportuna le devuelven el favor arrodillándose a sus pies, como unos verdaderos corderitos y parecen que siempre cargan en mente ¡Cualquier empujoncito es bueno! porque la propia María Corina, le ha faltado poco para pedirle la bendición a un personaje tan funesto como devaluado: Luis Almagro y su OEA, que solamente se reúne para ver, como apoyan cualquier decisión de la Casa Blanca.

Dado por cerrado el caso de la oposición y su silencio sin dejar de ver por el ojo de la puerta. Por el otro lado están haciendo presencia de manera enfermiza algunos escribientes, el cual nombrarlos es darles importancia, pero hay que hacerlo, ya que, los títulos de los artículos son propio de una enfermedad, el cual han dado en llamar: el antimadurismo. El Marco Luna, salió con una majadería, será por el crecimiento de este satélite natural de la tierra ¿Dónde están los que van a defender el Esequibo? creo, que la respuesta la tiene en la calle con la cantidad de personas motivadas para ir el 3 de diciembre a ratificar la reclamación por la vía diplomática. El otro, que sembró, pero en un desierto, porque salió con una de las pasadas de María Corina, cuando pedía a gritos con arrechera una invasión ¡Aquí no hay salida electoral! y de paso denuncia al gobierno, porque supuestamente inhabilitó a la guarimbera sin ninguna justificación. El otro es Oscar Heck, quien siempre anda incitando a matar.

Con toda razón un amigo, quien se encuentra a nivel de geriátrico igual que el que escribe, pero dignamente viendo hacia el Esequibo para izar la bandera de la patria, con la fuerza y el patriotismo de Francisco de Miranda, me decía con firmeza ¡Aunque sea para llevar agua todavía sirvo, no me rajo y no me presto para hacerle el juego a la oposición! Esa, es una gran verdad, el que está en contra de la reclamación sencillamente esta ayudando al gobierno de los EE. UU y al títere de Guyana a lanzar sus dardos envenenados y por la otra parte lo más grave, tapar el silencio de la jauría opositora, el cual mira hacía el norte estadounidense, como su casa de salvación a la hora de un conflicto bélico, el cual están atizando para ver, como obtienen ganancia.

Narciso Torrealba

narciso_t_29@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1331 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: