La dama mediática

Un hipócrita es un paciente,

en el doble sentido de la palabra:

calcula un triunfo y sufre un suplicio"

Víctor Hugo

 

La reunión giraba en torno a la situación del país. Uno de los presentes, se le ocurrió nombrar a Carla Angola, haciéndose acreedor de una soberana repulsa y terminaron apabullándolo, como si había cometido un acto inmoral. El motivo para recordar a la mediática dama en el momento más álgido de la reunión, fue precisamente la distinción que, exhibe en cada presentación en su programa mayamero, muy parecido a los implementados por el imperialismo para arremeter contra la Cuba de Fidel. La diferencia, el blanco: Nicolás Maduro.

Desde ese momento todo cambio. Olvidaron la situación del país, del cual tenían largo rato hablando, para meterse a reflexionar sobre el aparato mediático de los Estados Unidos, del cual la comunicadora Carla Angola, es una diminuta luz y de paso se ha venido extinguiendo lentamente, sin perder los arrebatos de adulancia, propios de estas personas, cuando inventan mentiras y no salen del mismo cuento, esperando los aplausos, como en la picada de una torta de cumpleaños.

Por momentos tocar el comportamiento de esta dama en los medios, pero vino a colación otro comunicador de mucho éxito en la televisión venezolana: Renny Ottolina, quien siempre utilizaba un slogan muy llamativo para presentar un cigarrillo, como si está ofreciendo la cura contra el cáncer de pulmón ¡Distancia y categoría! Así, más o menos se presenta la Angola; tan engolada, que, si hacemos la comparación entre la conocida años atrás en un canal nacional y la de ahora en su nueva cuna, terminamos convencidos, el por qué, el imperialismo va de mal en peor. El presidente con serios problemas por la edad y la incapacidad y sus títeres haciendo muy mal el papel de payasitos, como dicen por ahí ¡Ni fu, ni fa!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 777 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: