La necesidad de salir de Maduro o reafirmar la revolución bolivariana

La semana pasada estuvo Eduardo Fernández "El Tigre" en Barquisimeto (auditorio del Colegio de Abogados del estado Lara y Salón Simón Bolívar de la Universidad Yacambú, Cabudare). Allí señaló que "Salir de Maduro" era una tarea "importante" y "necesaria" (pero no de cualquier manera). Además, claro está, de buscar para los fragmentos de la oposición "democrática" un "candidato unitario". Por eso abordó la unidad, trabajar por la recuperación la democracia liberal-representativa (suponemos que tenía como referencia las experiencias de los gobiernos de Rafael Caldera y Luis Herrera Campins); pontificó como él sabe hacerlo, tipo clase magistral, sobre la importancia de la educación en general y la educación universitaria en particular, la economía (de mercado y capitalista, suponemos también) y todos esos lugres comunes que suele repetir ese ya legendario político que siempre "Tira la piedra y esconde la mano". Es decir, sugiere una amplia organización y movilización electoral con fines de defenestrar democráticamente a la actual "coalición de poder" de la silla de Miraflores. ¿Podrá hacerlo? ¿Será El Tigre en 2024 "el hombre"? ¿Podrán articular un proyecto político que supere con creces las circunstancias del presente? La duda ofende, pero no lo creemos.

Según referencias periodísticas (Diario la Prensa, El Impulso) Fernández logró reunir partidos de oposición siempre minúsculos y hambrientos de poder en individualidades, hombres y mujeres adultos, mayores y jóvenes, que fue lo más llamativo. ¿Qué buscará esa juventud en semejantes organizaciones políticas tradicionales, cuyos jefes nunca les dan oportunidad? Igualmente, contamos con el testimonio de un conocido, quien dizque al oír la disertación del El Tigre sobre la necesidad de salir de Maduro, pero que lo más importante venía a ser la tarea de unir los varios fragmentos de la oposición, dijo para sus adentros: "Perro huevero, ni que le quemen el hocico" o no sé si fue: "Perro que come manteca, mete la lengua en tapara", ¿por qué lo diría si Eduardo Fernández nunca ha sido golpista, ni ha convalidado todas esas acciones tarambanas de ciertos sectores violentos y terroristas? ¿Será porque nunca se ha deslindado claramente de tales grupos? ¿O sí lo ha hecho y "regañado" a los verdaderos tirapiedras de esas filas?

Además, nos contó que ahí estaba otro amigo guaro quien no se pierde eventos de este tipo y gusta tomarse fotos con autoridades de gobierno: alcalde, gobernación, el poder electoral nacional, cuando hay ocasión, o políticos de cualquier pelaje, con fines de coleccionar y documentar tales actuaciones de figuras públicas. Es una persona muy divertida e inteligente y registra esas cosas como un historiador de la cotidianidad moral de todos, sus opciones existenciales y los discursos que propalan como líderes, pensadores y transformadores sociales. Por ejemplo, cuando recientemente estuvo por estos lares el Dr. Pedro Calzadilla, presidente del CNE en el auditorio Julio Pérez Rojas de la gobernación del estado Lara, en ocasión de crear formalmente el Centro de Estudios Simón Bolívar, ese guaro se fotografió con tal autoridad; luego en el auditorio del Colegio de Abogados del estado Lara también aprovechó la oportunidad y se fotografió, nada menos que con Dr. Eduardo Fernández "El Tigre" y también con el Sargento de Nirgua, abogado y ex gobernación de Lara, Henri Falcón, también llamado "El Avispado" y las subió a su estado de WhatsApp y muro de Facebook. ¡Lo que realmente ya es un descaro! Pero él disfruta de esas cosas y tiene, además, buenos temas de conversación, anécdotas simpatiquísimas y otros motivos "para hablar mal del prójimo", aunque jura que odia la maledicencia.

Por cierto, para é El Tigre es un "Estadista", hombre preparao" y de mucha "academia". Otra cosa es que nunca ha tenido éxitos políticamente (parlamento o ejecutivo) y que contó con el aforo completo del Colegio de Abogados del estado Lara estaba e "infectado" de minúsculos partidos de "izquierda", esos que primero se arrimaron a Chávez y luego entraron en contradicciones con el chavismo y se han retirado porque dizque el PSUV arropa todo. Esto es, que no los incorpora a los ministerios, según las quincallas ideológicas que aún mantienen como justificación de su nueva anexión a los tradicionales partidos adecos y copeyanos, que antes los perseguía, no les daba trabajo a los profesionales de izquierda y hasta masacraba. ¡Qué vergüenza! En realidad, no son sino una punta de traidores y corruptos moralmente, así como también hay funcionarios corruptos, muchos de los cuales viven en el exterior, aunque ya fueron expulsados, pero falta que sean juzgados (de hecho, el PSUV va trabajando en ese sentido y hay varios presos).

Comprendemos que individualidades y organizaciones se reúnan a deliberar sobre el futuro electoral en el 2024 para sus decaídos grupos ultra opositores ("Los mochos se juntan ara rascarse"), lo que nos resulta curioso y sorprendente viene a ser el hecho que una cuerda de tarambanas "revolucionarios" acompañen semejantes aquelarres e incluso jóvenes que siguen estudios (pregrado y postgrado) en universidades creadas por la Revolución Bolivariana (UNEFA, UPTSEB, UNEARTE, Misión Sucre) que con toda la problemática del país creada tanto por los corruptos del gobierno como por la sanciones pedidas por Julio Borges y otros miserables; en fin, son universidades de nuevo tipo que sin mezquindad da cupos a todos los jóvenes, sólo por ser venezolanos, ¿serán tan desagradecidos que luego de estudiar en "universidades chavistas", luego piden que eliminen el proyecto histórico-pedagógico del que se beneficiaron y que si no fuera por eso nunca en su vida hubieran podido realizar estudios profesionales, será que no se fijan en las experiencias de Chile y Colombia donde solo estudian los que tienen plata?; lo que da rabia al amigo de la observación participante es que ahora se reúnan con fines de planificar cómo sacar a Maduro de Miraflores, en vez de trabajar por fortalecer la revolución bolivariana. Inclusive, algún viejo "cantante revolucionario" que cuando fue alcalde de Palavecino fue un desastre, ¿pensará que saliendo de Maduro y con él de la revolución bolivariana, mejorará la calidad de vida del venezolano?

El Tigre y que habló de la educación citando encíclicas papales, claro, él estudió en universidades de la élite administradas por jesuitas, UCAB, Washington, Países Bajos, ¿qué hizo este personaje cuando en los años de 1970, 80 y 90 había tanta población de bachillerato flotante o sin cupos en las pocas universidades que había? Pensamos que Eduardo Fernández "El Tigre" ya es uno de los poco pensadores de la generación de la democracia representativa vivo y reflexiona constantemente sobre lo que significa este sistema para los pueblos de América Latina y el caribe, de hecho, en los últimos años ha actuado como una especie de "mediador" entre las facciones políticas en pugna: sectores opositores violentos y el gobierno legítimo representado por Nicolás Maduro, de quien dice se debe confrontar pero por métodos democráticos. Recuerdo que no hace mucho tiempo VTV pasaba un video suyo donde Eduardo Fernández ironizó sobre la ineficacia y nulidad que es el conocido "Presidente Interino", decía eso de que si alguien llamara a Miraflores quien contestaba era Nicolás Maduro, más claro no se puede ser.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 866 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: