Acaparador de ideas

La tarde está llorando de la risa en los ojos de Cynthia. Se ríe de una manera tan contagiosa que hasta el mesonero, que siempre nos atiende, aprovecha y suelta su carcajada.

—Se enriquecieron acaparando. Especulando. Boicoteando. Y ahora están asustados. Van a mi casa y mi padre los escucha y ellos casi lloran. Durante toda la democracia adecopeyana acapararon desde huevos hasta alfileres para después venderlos carísimos, y ahora viene este, tu Presidente, y aprueba esa ley que los va a poner en la cárcel, y lo peor, les va a quitar los frigoríficos y los mataderos y los superabastos y los silos y verlos allí casi llorando me mata de la risa.

Cynthia Machado Zuloaga conoce el poder económico desde la cuna, precisamente porque nació en cuna de oro. Es licenciada en Estudios Internacionales y habla tres idiomas: inglés, francés y español. Y en los tres idiomas está buenísima. A veces la beso en inglés y ella me saluda en francés. Y ha conocido a todos los empresarios venezolanos porque su familia forma parte de ellos.

—Se enriquecieron antes con los créditos que les daba el Ministro de Hacienda que era familiar de todos ellos, y además, especulaban con todo y ahora quieren hacer lo mismo pero para salir de ese, tu Presidente. Rechazo desde arriba hasta abajo esta dictadura democrática, pero te confieso Roberto, que ver a estos empresarios preocupados, me da un fresquito, sobre todo porque siempre fueron prepotentes y te veían por encima del hombro. Siempre fueron Gobierno. Siempre mandaron. Y ahora también mandan, pero con cierto temor.

Toma agua de su botellita Evian y llama al mesonero, quien prácticamente vuela a servirle. El hombre no dice nada, se la queda mirando, y ella sonríe y pide.

—¿Tiene una idea?

—¿Cuántas quiere?

—Muchas

—Tengo todas las ideas que usted quiera.

—Y eso ¿por qué?

—Porque yo soy un acaparador de ideas.

Cynthia me ve con alegría. Le sonríe al mesonero y le dice que por favor le traiga otra botellita de agua y yo pido un café. Cuando el hombre se marcha, ella dice.

—A ese hombre hay que hacerlo preso o someterlo por la fuerza para que lance todas esas ideas al mercado. Las ideas, y justo ahora, no pueden acapararse, amigo. Mejor le presento este hombre a la gente de la oposición para que les dé una idea y de repente así, y solo así, salimos de este, tu Presidente.

Cuando el acaparador de ideas se enteró de que Cynthia lo quería llevar con la gente de oposición, se negó a dar una sola idea. “Prefiero seguir con ellas acaparadas”, dijo el hombre, y se marchó.

robertomalaver@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3385 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: