Parlamento

La oposición

Esta es la oposición que queda, la oposición que queda. Venezuela siente vergüenza que en su tierra hayan nacido seres como el exdiputado rastrojo Juan Guaidó, el psicópata Leopoldo López y otras figuras de la derecha, capaces de aliarse con narcoparamilitares y terroristas para agredir a la nación que los vio nacer y al pueblo venezolano. Los Rastrojos es una organización narcoparamilitares. Si de algo ha dado muestra la ultraderecha nacional en los últimos años, es que no le importa aliarse con los sectores más peligrosos y criminales para tratar de derrocar a la Revolución Bolivariana e incluso para atentar contra la vida no solo del jefe de Estado Nicolás Maduro Moros, sino también de venezolanos y venezolanas inocentes.

La oposición contra el Chavismo, contra el Presidente Nicolás Madura, es bastante difícil, identificarla, definirla porque, es diversa, pero debemos saber que la oposición al Chavismo es el fascismo que se dirige desde la Casa Blanca. Los venezolanos que llevamos 22 años sufriendo agresiones y bloqueo, no nos extrañó, cuando La madrugada del domingo 3 de mayo de 2020, Venezuela y el mundo fueron testigos de un hecho aberrante. Mercenarios y terroristas entrenados en los campamentos colombianos y exsoldados estadounidenses intentaron realizar una incursión vía marítima por las costas de La Guaira. El plan formaba parte de las acciones del exdiputado rastrojo Juan Guaidó y la ultraderecha nacional, y los regímenes de Colombia y EEUU contra el país. El prófugo Juan José Rendón, entonces responsable del Comité de Estrategia del exdiputado rastrojo Juan Guaidó, admitió que firmó un contrato y pagó 50.000 dólares a la contratista Silvecoop USA, una agencia de mercenarios que organizó y llevó a cabo el intento de invasión en costa venezolana. La revelación la hizo a CNN, sin inmutarse, sin importarle para nada los muertos, el fin justifica los medios, recordando al secretario de los Medicis Nicolás Maquiavelo.

La oposición domestica que tenemos en Venezuela, es un aliado más de la Casa Blanca, que es donde se planifican y se ordena las ejecuciones de agresiones y bloqueo en contra de los venezolanos. El nuevo secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, es el mismo gringo que el secretario de Estado anterior, la única diferencia es la forma como se peina su cabellera. El nuevo secretario de Estado de EE.UU, en menos de dos meses de gobierno de Joe Binde, supero al anterior de Donald Trump, un animal que odia al gobierno y los venezolanos sus razones las desconozca. Este personaje ha dicho que EE.UU, volverá al CDH, de la ONU, para denunciar violaciones DDHH, en contra de Venezuela, alguien pudiera pensar que va al CDH, para trabajar por los derechos humanos en el mundo, pero no, la vaina es contra Venezuela, es derrocar al Presidente Nicolás Maduro que fue electo con votos.

Hemos señalado en muchas oportunidades que la política exterior es la misma para el partido demócrata y el republicano, ya el nuevo secretario de Estados, sostuvo un encuentro con el canciller colombiano, Claudia Blum, donde el único tema fue Venezuela, Según el comunicado oficial ofrecido por el Departamento de Estado, es prioridad para ambas naciones, el restablecimiento de la democracia y la estabilidad económica en Venezuela, este asedio, esta intervención y agresión de la patria, por el gobierno Colombiano y la Casa Blanca, con el apoyo de: la Unión Europea, la OEA, grupo de contacta para Venezuela, cartel de lima, la Conferencia episcopal de Venezuela, el cura Ugalde y la oposición terrorista venezolana que por ahora ha quedado sin dirección. No es un efecto adicional de la crisis, representa el eje principal de la crisis que sufre los venezolanos



Esta nota ha sido leída aproximadamente 691 veces.



Francisco Medina

Abogado. Dirigente político. Exdiputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar

 medinafranr@gmail.com

Visite el perfil de Francisco Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Francisco Medina

Francisco Medina

Más artículos de este autor