Auditórium

Guaidó el politigato, líder de una plomería podrida, falsaria, y prostibularia

"Cuando uno se complace en el acto de la figuración épica, la verdad es percibida como lenguaje falsario de los traidores". Albert Boadella

El líder opositor, Juan Guaidó, no logra encender a las desanimadas huestes, a un año y medio después de su autoproclamación en la que Donald Trump prometió "aplastar" la "tiranía" de Nicolás Maduro.

La hiperinflación, colas para comprar gasolina subsidiada, y en $ la locura del siglo en un país petrolero, sin agua, electricidad, gas domestico, pdvsa en la ruina etc. será la suerte del politigato Guaidó, que desde hace un año, y medio es reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países, pero que en su país perdió la popularidad conquistada cuando prometió un gobierno de transición, y llamar a elecciones libres y democráticas.

Decenas de miles de personas acompañaron sus movilizaciones después de que en su carácter de jefe del Parlamento se proclamara presidente encargado en enero de 2019 por considerar fraudulentas las elecciones que renovaron el segundo mandato de Maduro.

Su impulso dentro de Venezuela se fue atenuando al no vislumbrarse que la promesa de nuevas elecciones puedan concretase. A largo de 2019, la popularidad de Guaidó cayó en más de un 40%, Hay una enorme desilusión, cuando no se logró sacar rápidamente a Maduro. La gente no se anima, porque se les prometió un cambió rápido, y no se consiguió, este politigato va de fracaso en fracaso, y de corrupción en corrupción con los fondos que han recabado, y además él, y su gente traicionan a Trump con Biden, es el comentario en los corrillos políticos del estado norteamericano de la Florida.

No acompaña tampoco a Guaidó la relativamente poca visibilidad como líder de masas, lo comentan muchos analistas políticos.

Convocatorias opositoras como la llegada de la gasolina iraní, se realizan fundamentalmente por redes sociales, y no tienen receptividad en la población que sufre en esas horribles colas, para surtir sus carros de gasolina.

Las voces opositoras en Venezuela son casi nulas, para ver qué opinan los opositores hay que recurrir, a canales de YouTube en un país donde las fallas de internet, y los apagones son el plato del día. La mayoría de los medios digitales opositores o independientes están bloqueados en Venezuela. Incluida www.aporrea.org .

No hay más que esperar. Es momento de la acción, exclama la gente en la calle por el despelote en la venta de gasolina, y la brutal cuarentena totalitaria. En Venezuela, está una mayoría construida descontenta. Pero esa mayoría hay que consolidarla para enfrentar al totalitarismo estalinista que hoy solo domina aplicando el terror, el pueblo hambriento en la calle dixit.

Guaidó dice que todos deben salir a la calle para "liberar a Venezuela", pero la gente se ríe, porque lo consideran un plomero politiquero, además de falsario, y prostibulario, y no tiene tabaco en la vejiga.

Guaidó, se va en bosta ante los actos violentos de los simpatizantes del oficialismo, no vamos a permitir que elementos irregulares quieran arremeter contra los ciudadanos. Y a los ciudadanos les caen a coñazo limpio y no hace nada, dice la gente en la calle.

El gobierno de Maduro se burla de Guaidó, y de su ya menguado poder de convocatoria. Los principales líderes del gobierno lo acusan de generar miedo, e incluso planificar ataques, para victimarse, y ganar notoriedad, pero se sabe que Guaidó no asusta ni a una cucaracha.

Según el presidente Nicolás Maduro, bajo cuya gestión Venezuela cayó en la peor crisis de su historia contemporánea, Guaidó es un "traidor a la patria" y un servidor de Donald Trump, quien ha impuesto sanciones sobre el petróleo, fuente de más del 90 % de los ingresos.

En febrero de este año 2020, Guaidó regresó de una gira por ocho países durante la cual fue recibido por líderes como Trump, el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro británico, Boris Johnson. Donde Donald Trump lo invitó especialmente a su discurso anual ante el Congreso, y allí dijo que: "el dominio de la tiranía de Maduro será aplastada". "Tenemos el respaldo del mundo a la democracia, y la libertad de Venezuela", dijo Guaidó, pero lo que no sabe es que muchos de esos mandatarios están viendo que este politigato como político es un verdadero fiasco. Queremos elecciones libres, es lo que se lo pasa pidiendo, mientras la otra oposición falsaria, y prostibularia negocia las legislativas a la AN con el gobierno para finales de este año 2020.

Maduro aceita desde ya su maquinaria para conseguir la mayoría de los escaños, hoy en manos de la oposición de Guaidó, y de los mujiquitas arrastrados de Luis Parra, Ramos Allup, Claudio Fermín, y sus secuaces en la AN.

Quieren todos los venezolanos que se resuelva esta grave crisis socioeconómica. Venezuela está asfixiada por la hiperinflación, y una caída incesante de su economía. La moneda nacional está en virtual extinción, ante la dolarización de facto de la economía. Donde el sufrido pueblo gana en bolívares, y compra en dólares, ahí la verdadera traición a la patria.

¿Para qué tantos politigatos, falsarios, y prostibularios? El pueblo venezolano pide a gritos, que esto se resuelva de una vez. Quiere que termine esta locura de tener dos presidentes, tres Asambleas, dos TSJ, la gasolina, alimentos, y medicinas dolarizadas ¿Cómo puede funcionar un país de esa forma? Quieren los venezolanos que haya certezas. No importa si es por parte de un gobierno de izquierda o de derecha. Debe haber un rumbo y una determinación muy clara, no es tiempo de comiquitas, y de estar jugando carritos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 738 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: