España lo espera

No me perdí el "Mazo especial" de anoche. Lo vi completico por "You Tube". Y le puse mucha atención a las palabras de Diosdado Cabello, el conductor del programa visto por chavistas y opositores, sobre algo que está sobre la mesa. El presidente de la ANC no se extendió, pero para buen hablador, buen entendedor… La cosa es que parece que Juanito Alimaña, como dice Diosdado, ya empacó y envió a una embajada un pocotón de maletas. ¿Con que intención? No basta ser un genio con 170 de coeficiente intelectual, para saber que la intención del pelele es meterse en "una embajada europea" y , de paso, reunirse con su jefe político.

Vayamos al grano: esa embajada no es otra que la de España. No lo dijo Diosdado Cabello, lo digo yo. Ahora bien, he aquí unas interrogantes: ¿Será posible que este traidor, después de haberle hecho tanto daño al país, coja sus maletas full de dólares, se meta en una embajada, así como si nada? ¿Será posible que el gobierno de Nicolás Maduro, después de informar, en varias oportunidades, a los venezolanos sobre las "travesuras" de este personaje de mente gris y cobardona, lo vaya a dejar ir con la cabuya en la "pata"? ¿Eso es posible, Dios mío? Nadie, absolutamente, nadie lo puede creer.

Todo pareciera conducir a ese escenario. El señor de marras aparece firmando un contrato para la incursión de mercenarios en nuestro suelo patrio, junto a otras "joyas", y todo bajo las directrices de quienes habitan en la Casa Blanca. En otras palabras, todo con el aval del sicópata Donald Trump. En efecto, el gobierno aborta la intentona de un grupo de contratados para entrar y desestabilizar al gobierno legítimo que Venezuela se dio, a través del voto popular, con actos terroristas, y no le pasa nada al "intocable". A pesar de las contundentes pruebas en contra no sólo del señor diputado, sino del gobierno de Estados Unidos y el gobierno del señor Duque.

Pero, aun así, con ese montón de pruebas, bobolongo dos, sigue libre, y se alista para exiliarse en una embajada, después que ha puesto la c…, y que, además, sus jefes de la Casa Blanca consideran que ya no les sirve para nada. Y los gringos no perdonan. Este señor, Juan Guaido, podría estar corriendo grave peligro. Él lo sabe. Y por eso su decisión de preservar su vida, metiéndose en la embajada de España.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1948 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor