Memorias de un escuálido en decadencia

Independencia

¡American way of life! Celebramos ayer nuestra independencia y hoy salimos a protestar contra la dictadura para ver si conseguimos nuestra verdadera dependencia con Estados Unidos, así de simple, eso es lo único que queremos: formar parte de los estados que conforman a nuestro queridísimo Estados Unidos de América Latina unida, para ver si de una vez salimos de este peo. Lo único malo es que ayer no sabíamos dónde ir a celebrar, porque ya no contamos con la sede de nuestra embajada para festejar nuestra heroica independencia. Antes era muy fácil, uno se llegaba hasta la embajada y allí estaba de primero en la cola Espoleta Allup, ahora no sabíamos dónde buscar a los compañeros, pero cada uno de nosotros hizo en su casa un brindis personal por esa independencia que nos tiene amando cada día más a nuestro terruño gringo go gome.

La verdad es que eso de la independencia no está muy claro todavía, nuestros medios de comunicación decían antes, mucho antes, que eran medios independientes, yo te aviso, y cuando vieron que la cosa se les puso color de hormiga atómica, dijeron: "independencia un carajo, nosotros somos capitalistas y más nada, y al carajo los enfermos de independencia". Lo que quiere decir que hay que hablar claro de una vez, salir y decir que a nosotros no nos interesa esa independencia, nos interesa ser dependientes de Estados Unidos que es un país que nos quiere ayudar humanitariamente siempre, y por eso, hoy, 5 de julio, firmamos todos el acta de la dependencia de los Estados Unidos y listo. De eso se trata, de asumirnos como país dependiente, y boto tierrita y no juego más.

También es verdad que la tristeza es general descontento, porque antes, con solo estar allí al lado de todos esos compañeros en la embajada, uno se sentía patriota. Ver a Andrés –Acero cincuenta- Velásquez, levantar su copa y brindar por todos los héroes de nuestra independencia, aunque no sepamos un carajo de quiénes fueron, aquello era la gloria eterna, en cambio ahora solo nos van quedando los recuerdos tristes de un pasado alegre. Hoy, para nosotros, el 5 de julio es otra fecha más en el calendario de gobierno que tiene el presidente interino, si hubiese repartido algunos dólares de los que se cogió Rossana la de Cúcuta, de repente había más gente hoy atacando la dictadura, pero ya muchos de nosotros que fuimos tan sinceros, hemos perdido el sueño americano de volver, volver, volver con ese diputado al poder.

El papá de Margot estaba viendo Globovisión, y de repente apareció Wladimir Villegas invitando a la gente a comer cochino frito, y se puso de pie y dijo: "No me jodan, si estos son los que están haciendo publicidad ahora, se acabó lo que se daba. Y justo en el día de la firma de la independencia". Y se fue al cuarto y le metió aquel coñazo tan duro a la puerta que en Los Próceres todo el mundo se volvió para ver de dónde venía aquel ruido tan grande.

-En mi calvario, llevando mi cruz.- Me canta Margot.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2288 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a280151.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO