Venezolanos en Miami

Son muchos los que al marcharse a los Estados Unidos, buscan en principio ganarse la vida con programas televisivos analizando la crisis venezolana. En su mayoría periodistas, inundan canales dirigidos principalmente a la audiencia latina. Una de las pioneras es Patricia Poleo, en un canal con miles de visualizaciones, por momentos parece una agente de los chavista. Sus reiteradas críticas a la oposición criolla han hecho bajar su popularidad, la utilización de un viejo sistema de descredito, atacando primero al equipo del personaje en cuestión y posteriormente al propio protagonista, en este caso Guaidó. Ella poco o nada sabe de política, conoce de periodismo es lo que ha practicado toda la vida, a los extremos que pareciera que los dedos de las manos le han crecido exageradamente de tanto darle a las teclas. Ella está consciente de sus limitaciones y de la merma de su programa, de allí que casi todos los días invita a señores para que analicen distintos temas, destacándose uno que reside en Alemania. La contrapartida, afortunadamente está conformada por Carla Angola, periodista preclara, muy objetiva que no cae en errores ni mucho menos en inocentes casquillos. Otro excelente periodista es Leopoldo Castillo, que a veces uno lo ve más para apreciar la belleza y sencillez de la compañera en el programa, pero él como tal tiene un estilo fuera de lógica en relación al sonido de su voz, primero pega un grito ensordecedor y posteriormente termina la frase con palabras en tan bajo volumen que uno no las escucha, pareciera que estuviera murmurándole algo en el oído a la dama a su lado. Cesar Miguel Rondón a pesar de ser uno de los nuevos en Miami, poco a poco aumenta audiencia. Ausente de la radio venezolana por según sus palabras, aplicación de censura. Todavía como si le faltara dinamismo, mucho hace la esposa en tratar de ser asistente general. O no sé porque no nos acostumbramos a esa imagen casual en televisión, siempre no los imaginamos en flux y corbata como aparece en las cuñas. Detalles, simplemente. Franceschi, podría ser el más preparado, debido a su experiencia política al lado de Salas Romer, el ex gobernador de Carabobo. Nosotros lo conocimos en los días que Calderón Berti se lanza a gobernador del estado Anzoátegui y este señor le cargaba el maletín. Aunque a veces se le olvidan nombres de personas y lugares, hay que admirarle el hecho de estar más de una hora hablando sin pasar cuñas, ni entrevistar a nadie. Como todo, nadie es perfecto, critica al equipo de Guaido, calificándolos de la oposición pirata, aconsejándole o sugiriéndole al presidente de La Asamblea Nacional, que lo busque a él que tiene un equipo de gente con mucha experiencia. Por favor. Napoleón se ve con menos fuerzas, ya no es aquel periodista que le hacia bulling a quien le viniera en gana, al igual que La Poleo trae muchos invitados para oxigenar el programa, por cierto que también invita al señor que vive en Alemania, que confunde analizar con decir chismes. George Harris el comediante y periodista que todos los jueves llena el Teatro Flamingo, con más de 400 personas, es fenomenal. Cuando crítica al gobierno en medio de chistes la gente se ríe, y listo, de allí se dedica al guión centrado en temas netamente cómicos. Chataing, es completamente vacío, podría estar haciendo su show en Venezuela compitiendo con el Conde del Guacharo, de no haberse puesto a realizar giras con la esposa de un político.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1020 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a279564.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO