Chávez no necesita un fraude para ganar una elección popular

Sin pretender ser adivino socialista, ¿qué pasará en los días por venir?

En un típico estilo reaccionario, anticipando la elección presidencial venezolana
del próximo 3 de diciembre, allanó el camino hacia la violencia fascista de la
siguiente manera_ "No es estrictamente un asunto de terrorismo, sino que Chávez
tiene una estrecha alianza con Irán, le ha estado suministrando a las FARC un
refugio seguro, y ha sido una fuente general de inestabilidad para la región - de
manera que es meritorio observar cuidadosamente."
http://counterterrorismblog.org/2006/12/previewing_venezuelas
_election.php

Uno de los candidatos presidenciales racistas en Venezuela, Manuel Rosales, le echó
más leña al ya ardiente fuego terrorista:

Quedando muy atrás en las encuestas, Rosales, él mismo una víctima del Holocausto
Mental de Bush, en una entrevista afirmó que Chávez le está lavando el cerebro a los
inocentes niños venezolanos, a los que él llama "parásitos", y que si él ganara ...
lo cual para él es un hecho ... entonces él "lubricaría" los delicados cerebros de
los jóvenes, y los haría aptos para la moderna democracia anti-dictatorial.

"MR: Tenemos una cantidad de propuestas: en educación, salud, y más importante, cómo
distribuir una porción de nuestra riqueza petrolera, de manera que la clase media y
los sectores más pobres puedan levantarse a sí mismos, empezar sus propios negocios.
Tenemos que crear una atmósfera de confianza, restablecer la autonomía de varias
instituciones estatales, mejorar la seguridad pública, respetar la propiedad privada
- todo para lograr el retorno del capital y la inversión. Y con el fin de crear
empleos, traigamos de vuelta a todas las compañías que han sido cerradas."

http://www.tcgnews.com/santiagotimes/index.php?nav=story&story_id=
12366&topic_id=15

¡En otras palabras, el programa es traer de vuelta el capitalismo neo-liberal a
Venezuela!

Ahora, sin pretender ser adivino socialista, ¿qué pasará en los días por venir?

A unas cuantas horas de los resultados finales estimados de las elecciones
presidenciales del 3 de diciembre de 2006 en Venezuela, aun todos tenemos una
siniestra premonición acerca del futuro inmediato e inminente; el ciudadano común
espera que algo trágico pueda ocurrir, pero nadie parece saber con certeza
científica lo que ocurrirá exactamente.

Algunas de las ratas ya están abandonando su barco del Estado que se hunde. Algunos
se van vía Maiquetía, otros están calentando los motores de sus aviones privados, ya
están en camino a Miami.

Sin embargo, no será mucho lo que las urnas revelarán, es un secreto a voces, está
muy claro. Bajo condiciones electorales democráticas normales libres de fraude,
sabotaje y conspiraciones, aun los enemigos de Venezuela en la Casa Blanca deben
saber que el Presidente Chávez, el ídolo político de los millones de masas
empobrecidas latinoamericanas y del mundo entero, ganará con más del 60% de los
votos emitidos.

Cualquier proceso transhistórico puede tener un sinfín de formas aparentes, pero
ellas no afectan su realidad esencial. Se puede cambiar el color de la gorra de un
adeco o copeyano, pero esto no cambia su naturaleza rapaz inherente. Además, no
deberíamos decir que un árbol individual es un bosque, o identificar a la Selva
Negra con la jungla de la Gestapo Nazi, o con la Amazonia. Asimismo, para saber lo
que pasará no necesitamos una bola de cristal, la varita mágica de nuestra hada
madrina o los asombrosos huesos de nuestros adivinos africanos, para entender lo que
ha estado sucediendo diariamente en Venezuela en las últimas décadas, especialmente
desde 1998.

En cuanto a la Revolución Bolivariana, en los últimos tres años en 150 comentarios
he explicado la naturaleza explotadora, la existencia parasitaria, las
contradicciones sociales, el modus operandi terrorista, la crueldad racista y la
alienación barbárica del capitalismo imperialista, del imperialismo capitalista, del
fascismo global y de la globalización fascista en Venezuela y en todas partes del
sistema solar.

En cuanto a lo mencionado arriba, nada nuevo está pasando.

Lo que ocurrió, lo que todavía está ocurriendo y lo que ocurrirá mientras Venezuela
exista está tan claro como el día. Ya lo dije hace mucho, en el capitalismo ...
especialmente en sus etapas imperialistas, corporativistas, globalizadas finales ...
la guerra es el gran negocio y el negocio es la gran guerra. Este sangriento camino
podemos seguirlo desde el descubrimiento europeo, hasta la cristianización, la
ocupación militar y la pacificación de los "nativos", hasta el colonialismo, el
imperialismo, la "petro-dolarización", el saqueo económico, la dominación política y
la privatización de todos nuestras fuentes y recursos naturales y humanos. En
valientes batallas resistimos, fuimos masacrados por millones por todos lados, en el
Congo, Indonesia, Vietnam, Irak, Chile, en el Medio Oriente y en todas partes,
caímos como moscas, y esta lucha continúa hoy en día en Venezuela; el 3 de
diciembre, continuará mañana y durará más allá del 2030.

Quien apoye, cultive y alimente al capitalismo en Venezuela está firmando nuestra
sentencia de muerte como pueblo, como especie. Lo que ocurre hoy aquí en Venezuela
es una lucha de clases, una guerra de clases contra el fascismo global. Ya el hecho
que tengamos elecciones políticas democráticas, descubiertas y desarrolladas por los
politólogos burgueses , indica nuestro dilema verdadero: el sueño diurno de tratar
desesperadamente de abolir la esclavitud asalariada dentro del contexto de la
propiedad privada de los medios de producción y reproducción, dentro del sistema
capitalista de barbarie eterna, dentro del mercado mundial fascista, utilizando sus
propias instituciones políticas, reglas de juego de la acumulación del capital, sus
instrumentos de opresión legal, sistemas de partidos políticos, el Estado, etc.

El poder político, la lucha por el poder político en una sociedad de clases es un
asunto sucio, corrupto, fraudulento, se hace en los intereses de los negocios de
clase. Nunca fue no-violenta, los oligarcas nunca se bajaron en paz de sus
opulentos tronos de oro negro. Si se nos han olvidado estas realidades, hoy en día
es pertinente recordar las pasadas dictaduras en América Latina y en todas partes.
Manuel Rosales está allí para recordarnos a carniceros como Idi Amin, Verwoerd,
Mobutu, Tshombe, Pinochet, Salazar, Batista, Somoza, Stroessner, Videla, Trujillo,
Duvalier, y por último pero no menos importante, ¡Bush!

Chávez no necesita ningún fraude para ganar una elección popular en Venezuela, y en
cualquier parte, si vamos al caso; él es la expresión viva de los billones de masas
defraudadas en el capitalismo global. Quienes urgentemente necesitan fraude,
corrupción, sabotaje, conspiración, asesinato y golpes de estado son la "oposición"
y sus amos como Bush o Blair.

Mientras más pronto aprendamos y sepamos lo que pasa diariamente en Venezuela mejor
será para nuestra defensa emancipatoria, para nuestra emancipación humana.

Lo que está ocurriendo hoy en día es lo mismo que está pasando alrededor del
planeta, es la ardua, sangrienta e inmisericorde batalla contra el capitalismo, que
está floreciendo en Venezuela, que corrompe a los mejores de nosotros, que es la
peor de las corrupciones en el mundo. Nunca estaremos a salvo en diciembre, cada
elección por venir será más brutal, cada sabotaje petrolero perforará el mismísimo
corazón de la economía venezolana.

Por lo tanto, camaradas, ahora sabemos lo que está pasando hoy en día, lo que vendrá
mañana, hasta el 2030: la revolución mundial permanente contra el capitalismo
fascista global.

--- Franz J. T. Lee, nacido en Sudáfrica, es un luchador conocido contra el Apartheid y todas formas del fascismo racista. Es autor de muchos libros en Alemán, Castellano e inglés, y es columnista de VHeadline.com. Ya desde 1979 es profesor de filosofía y ciencia política de la Universidad de Los Anges, Mérida, Venezuela, conoce la situación actual muy bien y apoya a la Revolución Bolivariana em América Latina en práxis y teoría. Su dirección y página web: admin@franzlee.org -- http://www.franz-lee.org/venezuela00001.html
franz@aktionspotenzial.de


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5038 veces.



Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franz J. T. Lee

Franz J. T. Lee

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /oposicion/a27835.htmlCd0NV CAC = Y co = US