Las trochas de Manuel

Como creer en los cambios que a propósito de las elecciones, plantea el candidato presidencial de un sector de la oposición, Manuel Rosales, sí una cosa dice y otra ha hecho durante su gestión como gobernador del Zulia.

Rosales se conoce bien en esta región. Habla de una Venezuela del futuro, pero al revisar sus obras nos damos cuenta que es un gobernante retrógrado, atornillado a la IV República.

En consecuencia, sus proyectos quedan reducidos a pañitos de agua caliente, a salir del paso, a un “para que la gente crea”, como es el caso de la vía Lara – Zulia.

Esta carretera, como ustedes bien saben, se ha hecho conocida más que por su importancia como una arteria que comunica al Zulia con el resto de los estados occidentales, por la estela de sangre dejada en choques, vuelcos y arrollamientos.

Y un elemento a considerar es el crecimiento y desarrollo de las regiones. A medida que los estados y ciudades crecen en esa misa proporción se incrementa el tránsito automotor y eso ocurrió con la Lara – Zulia. Con el paso del tiempo se convirtió en una trilla.

Además, fue construida sin isla central, lo que agrava las penas, porque en esa vía la mayoría de los accidentes se producen cuando un vehículo adelanta a otro, ocupándole la derecha al que viene en sentido contrario.

Y he aquí el punto al que quiero llegar. Ciertamente la Gobernación construye una carretera paralela, con el objetivo de que unos vehículos vayan por un lado y regresen por otro, de manera tal, que no haya posibilidad de que al querer rebasar el auto que va delante, se encuentren de frente. Eso es meritorio.

Lo criticable –y he aquí donde asoman la cicatriz imborrable cuarta republicana -- es que si construyen otra calzada, tengan la visión futurista de un país que camina a pasos de gigantes.

Si la Lara – Zulia ya resulta angosta, adiciónenle otra avenida amplia que, por lo menos los hijos de nuestros nietos todavía alcancen a conducir sus gandolas sin contratiempos por lo que podría ser una autopista modelo.

No hagan una trocha. El canal de anexo que construye el Ejecutivo regional es más reducido que la actual Lara – Zulia. Se sabe que funcionará, pero mi pregunta es ¿Hasta cuándo?

Más bien pienso que aún quedando la carretera vieja como conducto de un sólo sentido, en algunas partes deberían ampliarlo, en tanto el nuevo tramo requiere sino mucho más, el mismo ancho de la actual vía. No creo exagerar si opino que merecemos una monumental autopista con cinco canales para ir y cinco para venir.

A simple vista la nueva avenida puede lucir extensa, pero no pensemos en un Volkswagen ni en su vehículo ni en el mío, sino en la caravana de gandolas de las denominadas anchilargas que por allí circulan, y que en un momento determinado, por la misma dinámica del tránsito automotor, se adelantan unas a otras.

Pero a esos políticos importan más las acciones efectistas, que el beneficio en si de la obra. Quiera Dios que unos remiendos de conformación y compactación de tierra que repentinamente comenzaron a realizar a un lado de la carretera nueva, por cierto, ya asfaltada, sea producto de una reconsideración, para concluir un proyecto verdadero orgullo del occidente del país.

Aunque los políticos de la cuarta no aprenden. Lo mismo ocurre con la vía de Perijá : es otra trilla y no creo que tengan muchas intenciones de hacer algo plausible. Al pasar la alcabala de la Guardia Nacional en el Km 40, se observa que van limpiando a los lados, y aquí si es verdad que ni siquiera dejan dudas. Según la demarcación, esa carretera sólo será una trocha ensanchada.

Igualmente advierto desde ya, que otro caso similar ocurre con la Circunvalación Tres, una de las avenidas que ha dado más de que hablar y sigue siendo una callejuela llena de cráteres.

En aquellos tiempos, había espacio de sobra, pero comenzaron los políticos con su habladera, no hicieron nada y a la fecha, hay invasiones de casas y buhoneros por todas partes.

Ojalá logren construir una avenida siquiera con las dimensiones de la Circunvalación Dos, que ya es angosta. Y es que en Maracaibo no se justifica una autopista de menor proporción que la Circunvalación Uno, aunque esta también nos quedó pequeña.

albemor60@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3727 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a26712.htmlCd0NV CAC = Y co = US