Con las Espuelas Puestas

Rosales en Margarita

En toda mi trayectoria política jamás había sentido tanta vergüenza como ahora. Usted podrá estar pensando a lo mejor en que milito con las ideas de Rosales, no señor eso no puede ser, porque yo no soy burusero como lo es el señor Rosales. Mi vergüenza, ajena por si acaso, esta dada por el hecho cierto de la poca formación política de uno de los candidatos de la oposición en nuestro país y crece más hoy cuando el señor Manuel “migaja y Burusa” Rosales se encuentra de visita en mi querida Isla de Margarita. A este señor le preguntan acerca del Puente sobre el Caribe y él habla de los muelles de crucero, pero en fin ese no sería el problema de fondo. Para mí el gran problema de fondo que tenemos los venezolanos es que con un candidato como este la política como elemento de crecimiento de los pueblos sufre un escandaloso atraso, puesto que desvirtúa el carácter científico y participativo de las actividades formativas en el hombre. Para todo político es necesario esbozar un plan de acción, una conducta cónsona con su ideología y en el caso concreto de un candidato a cualquier cargo de elección popular un perfil propio ante los electores. Ahora bien el señor Rosales ha basado su campaña electoral en una copia, muy mala por cierto, de las intenciones sociales de nuestro presidente, el comandante Hugo Rafael Chávez Frías y ello es una demostración clara y terminante de los efectos positivos que han tenido en los desposeídos de Venezuela la acción gubernamental de la Revolución Bolivariana. Se tiene que ser muy tonto para no darse cuenta que Rosales no tiene fundamentos ideológicos ni de fondo en su campaña, lo cual debe llevarnos a la reflexión acerca de la verdadera intención de su candidatura y el papel que en ella, sin duda alguna, está jugando el genocida George Bush.

Aquí en tierra margariteña Rosales puede contar con muchas adhesiones producto del manejo de la gobernación por parte de la oposición al presidente Chávez, pero estamos seguros que si el comando Miranda y todos los factores que conformamos el Chavismo unimos esfuerzos y apartamos la criminal mezquindad y falta de visión política pudiéramos lograr, con toda seguridad, un éxito rotundo. La presencia de Rosales en Margarita debe ser un elemento de reflexión para nuestros dirigentes políticos en el sentido de no creer que la oposición se va a dejar quitar con facilidad el poder político en el Estado Nueva Esparta. Por supuesto que el llamado es también para los integrantes del comando Miranda nacional para que miren a nuestro Estado como un elemento estratégico en el contexto geopolítico internacional y no solo como una entidad con poco efecto cuantitativo en el proceso electoral.

Haciendo acopio de las palabras utilizadas por Manuel Rosales para ofender el gentilicio venezolano y en defensa de nuestra identidad propia le queremos decir a este señor que algunas de la burusas y migajas que el presidente le ha dado a los venezolanos son: más de un millón y medio de alfabetizados, más de un millón de venezolanos en el curso de obtener su certificado de sexto grado, misión Robinsón I y II, más de medio millón de jóvenes y no tan jóvenes en la búsqueda de su título de bachiller, misión Rivas, cuatrocientos mil venezolanos cursando estudios en la Universidad Bolivariana de Venezuela a través de la Misión Sucre, bueno sin hablar de las demás misiones. Tan solo esto señor Rosales demuestra el amor de nuestro Presidente al pueblo y revela su poca capacidad creativa. Por ser tan pequeño de cerebro y por ser tan burusero y migajoso, estoy seguro al tacarigüero Rómulo González no le faltará razón si le dice: “Usted es un temigoso señor Rosales”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3715 veces.



César González “El Culi”


Visite el perfil de César González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a26188.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO