"Este país se jodió"

El “dictador”, ese autobusero maluco y perverso ha transformado al nicho de oro que era Venezuela, en la IV República, en un infierno, donde ni siquiera el diablo puede vivir. En la boca sucia de los “líderes” de la derecha se oye un clamor, transformado en un eco infectado, que revienta los oídos del nuevo paladín de la libertad y de la dignidad en la Venezuela de Maduro, o dicho con mayor exactitud, en lo poco que queda de aquel próspero y atrayente país que destruyó lo que han dado en llamar la revolución del Siglo XXI. O sea, la bolivariana. O sea, la chavista, pues. O sea, el país que se jodiò, el inexistente, pero obsesivamente apetecido por Trump y su banda de lacayos en América Latina, anidados en los 12 de Lima, y buena parte de la arrastrada Europa. ¿Saben quién es el nuevo héroe de la decencia, la honestidad y dignidad de nuevo cuño? Nada más y nada menos que el otrora “chavista” Henry Falcón. Sí, señor…, ese mismo que usted vio y oyó desde el CNE leyendo una chuleta donde pone condiciones al órgano electoral para continuar en su carrera por la silla de Miraflores, y así como lo verá y lo oirá de ahora en adelante hasta que aplaste en las próximas elecciones presidenciales, al omnipotente y todo poderoso Nicolás Maduro Moros, el llamado hijo de Chávez, aclamado por sus “jalas bolas”, como el presidente obrero, mejor cocido en los rincones de Venezuela, como el invencible.

¡Carajo!, si tenemos un país gobernado por un chofer de autobús, transformado en déspota, en un dictador despiadado, al estilo de Pinochet. Un cobardón e ignorante, presidente obrero, donde la gente se está muriendo en cada esquina, sea por hambre o por falta de medicamentos. Si no tenemos comida. Si nadie produce. Si PDVSA no vale medio. Si todos los funcionarios, o casi todos, son corruptos. Si los pranes son los que mandan. Si los niños se están muriendo de mengua en los hospitales. Si los obreros están en reposo en sus casas, donde medio comen una vez al día. Si sucede todo eso, y mucho más, en la patria de Bolívar y de Chávez, entonces, porque son tan cobardes. Porque no actúan. Me refiero a Henry Ramos Allup, Enrique Capriles, Henry Falcón, Julio Borges (el más traidor de la pandilla) y el resto de la dirigencia de la MUD. Ustedes ganaron ampliamente las elecciones parlamentarias del 2015 con este mismo CNE. Aplastaron al chavismo en condiciones diferentes a las existentes hoy día. En la actualidad el país se cae a pedazos, según lo venden ustedes mismos no tan solo en Venezuela sino en el exterior. Pregunto: si ustedes vociferan sus “verdades” a los cuatro vientos, ¿por qué no se enfrentan al “dictador”?

Saben porque no se enfrentan a Nicolás Maduro, sin tantas exigencias, porque ustedes (me refiero a la dirigencia) son unos bates quebrados. No han podido ni podrán con el hijo de Chávez. No tienen bolas suficientes para acabar con él y su liderazgo. Ustedes carecen del poder de convocatoria necesario. No tienen como convocar al pueblo opositor para cerrar una calle, menos la tienen para unas elecciones presidenciales. Por eso sus amigos del exterior han decidido tomar al toro por los cachos, y apartarlos a un lado. Quedaron para ejecutar las órdenes desde la Casa Blanca, la OEA o la Unión Europea. Ellos no creen en ustedes, por ser tan balurdos, mentirosos y cobardes. Son guapos en el exterior. Desde allí llaman a invadirnos, pero ustedes tienen a sus hijos y familiares, fuera del país. Ustedes viajan, de un lado a otro, despilfarrando los dólares que les da el imperio, pero a la hora de las chiquitas se quedarán bien lejos y resguardados, mientras los marines violarían, como lo hacen en Colombia, a nuestras mujeres y se cogerían el país. ¿Es eso lo que ustedes quieren?

Como decía el Chapulín Colorado: “No contaban con mi astucia”. Claro, terminantemente claro y contundente, el chavismo está provisto de un arma poderosa: la conciencia. Por eso ustedes no comprenden o no quieren comprender como un pueblo hambriento, víctima de la superinflación inducida por la derecha nacional e internacional, se mantiene en pie, como un roble, listos para ganar las presidenciales sean el 22 de abril o cuando sean. Conciencia, conciencia y más conciencia. Esa es la herencia de Chávez. Él creó un partido integrado por gente arrecha. Gente que no arruga ante la adversidad. Gente lista para defender a la Patria y dar la vida, si fuera necesario, por defender el legado de Hugo Chávez. Allí está el por qué señores… El chavismo no es extraterrestre. Es un pueblo cargado de conciencia, para el cual no existe el hambre ni la escasez de esto o lo otro. Todo puede escasear, menos la conciencia. Por eso y por mucho más, este país no se ha jodido, sino que esta rodilla en tierra para darle su merecido a los cobardes. Este país se jodiò para ustedes. No para los patriotas.

Agregado:

Henry Falcón es miedoso. Bajo cierta presión aceptó postularse después de dar más vueltas que un trompo. Le tiene más miedo a sus compinches de la MUD y al imperio, que al propio Maduro. No tiene los suficientes cojones para asumir un compromiso y enfrentarse sin condiciones al “candidato del hambre”, como él ha calificado a Maduro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4661 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a259981.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO