De la represión "santa" al sometimiento terrorista

Según un estudio publicado por el profesor de Historia Robert Davis, de la Ohio StateUniversity de Estados Unidos, ha revelado que, en el pasado, la esclavitud estuvo a menudo más basada en la religión que en la raza, a lo que él ha denominado "esclavitud por fe", la cual afectó a millones de cristianos y musulmanes de la época, pero ha sido obviada por la historia desde siempre. Pudiéramos hacer una larga lista de episodios en distintas partes del mundo de cómo la religión ha sido y es el más efectivo sistema de sometimiento y esclavitud contra la humanidad, pero la misma sería interminable. Si nos enfocamos en el cristianismo vemos cómo éste se ha manchado de sangre y de miseria hasta los actuales días con la inmensa cantidad de curas pederastas, pedófilos y los escándalos de corrupción de El Vaticano. Se creen los representantes de su Dios y en su nombre lanzan sus inquisiciones y cacerías cada vez que se ven afectados sus intereses. Son acérrimos opositores de los gobiernos progresistas, los señalan de dictadores, pero no existe en este plano un sistema de gobierno más antidemocrático que aquel que usa a un Dios como su protagonista y lo presenta como un ser cruel, que castiga y discrimina. Su jefe de gobierno es un hombre que resulta elegido hasta que fenezca, salvo casos excepcionales que amerite desplazarlo, por una cantidad de representantes que no alcanza ni la cuarta parte de la población católica, pero esto es válido para ellos porque es la democracia de los "elegidos de Dios".

A pesar de que la elección del papa número 265 (Joseph Ratzinger), así como su renuncia fue dudosa, el cardenalato de Venezuela ataca al presidente Maduro, desde su investidura como mandatario hasta nuestros días, llamando a defender su democracia, a expresarse en las calles, a defender a sus presos criminales y a desatender el llamado del papa Francisco de abogar por la paz y de apostar por el diálogo. Son autores de cadenas de oraciones en las redes sociales para que en Venezuela se derrame la "sangre de cristo" para lavarla de los seguidores del régimen, como si Dios es un ser divino que juzga, sentencia, discrimina, califica, mata a unos y premia a otros; éste es el único país donde los sotanás hablan en nombre de Dios para derrocar a un gobierno y el régimen se los permite. Si este sistema antihumano lo apoyan los millones de creyentes entonces están sumergidos en esa esclavitud en nombre de la fe.

De esta represión "santa" los venezolanos estamos pasando al sometimiento terrorista de la derecha, pero no porque la primera dejó de existir o sus autores se cansaran, sino porque se fusionó con la segunda, con la derecha que representa a una sociedad sectaria, hegemonista, homogeneizadora, monocromática, racista, proimperialista y antipatriota. Para estos dos sectores peligrosos del país, este gobierno revolucionario se transformó en dictadura desde el momento en que cruzó el umbral de no compartir su modo de producción con estas élites y la distribuyó entre la clase social que una vez fue invisibilizada; más no es así en los gobiernos de Macri, Temer o Santos. El silencio de la iglesia y de la derecha ensordece ante la indiferencia que siempre manifestó la OEA contra los países que vivieron una dictadura como Chile con Pinochet, la guerra en Nicaragua, la guerra civil en Colombia y ahora la postura intervencionista contra Venezuela. La iglesia católica junto a la derecha venezolana se ha opuesto durante toda su historia a la democracia, a que se gobierne para el pueblo, por el pueblo y darle poder al pueblo. Por esta razón siempre apoyaron de manera silenciosa y descarada a los gobiernos del puntofijismo. La verdadera democracia en la que el pueblo aprende a razonar, discutir, opinar, criticar, no les interesa porque se les acabaría su dominio, una vez que lo pierdan terminan refugiándose los guarimberos, violadores y criminales en el nuncio apostólico. Ambos sectores se resisten a convivir en un gobierno con tendencia socialista, que ha logrado grandes avances en materia social para los que en realidad nunca tuvieron la oportunidad de reivindicárseles como humanos. En la sociedad "democrática" que ellos replantean y guarimbean para conquistarla no tendría cabida los que piensan distinto a ellos; no obstante, Chávez y Maduro han sido garantes de que con esta sociedad ellos tienen acogida, que han vivido en un país con exceso de democracia, que los derechos humanos están garantizados; incluso que pueden conspirar contra el gobierno que les da garantías plenas y no les pasa nada (cosa que en ningún país pueden hacer); que pueden usar las redes sociales para generar caos en la población y tampoco pasa nada; hasta desde sus púlpitos pueden ofender a los chavistas marginales y tampoco pasa nada; tumban gobiernos democráticos en nombre de la libertad y de Dios y tampoco pasa nada.

Es necesario hoy más que nunca que despertemos de ese letargo que nos impusieron en nombre de la fe, usando a un Dios que solo existe a imagen y semejanza de ellos, a través de X religión para dominarnos; que tengamos consciencia del cordón umbilical que une a la iglesia y a la derecha y que no podrá ser cortada nunca, porque los mueve intereses comunes (dinero, poder y continuidad del dogma); que no es suficiente reivindicar al ciudadano si no se le concientiza sobre estos aspectos; que el gobierno no debe seguir utilizando la religión como un instrumento cultural, o como medio de liberación, porque colide con la concepción del socialismo. No existe socialismo cristiano, porque no se puede usar a un hombre que fue crucificado a causa de estas mismas corrientes y que hoy los representan de manera perfecta, un término inventado (cristo) por los cristianos, cuando en todo caso la corriente debería ser Jesuíta y no cristiano; existe un socialismo humanista, pleno, popular, que concibe al hombre como la máxima prioridad de una sociedad, sin ataduras, ni controles de ningún tipo. Cuando hayamos alcanzado esto habremos alcanzado la máxima libertad. La verdad nos hará libres.

(*)esmeraldagarcia2309@yahoo.com

Licenciada en Administración



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1035 veces.



Esmeralda García Ramírez

Licenciada en Administración Articulista

 esmeraldagarcia2309@gmail.com

Visite el perfil de Esmeralda García Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: