Cobardía filmada, gavilleros atacan

Para “SALVAR LA DEMOCRACIA EN EL CONTINENTE, VICTIMA DEL AUTORITARSMO Y LA CORRUPCION”, la maltrecha derecha venezolana e internacional, apuntala opositores que incendian transportes e instalaciones públicas. Un autobús donde iban en funciones de trabajo un Juez y 5 Fiscales del Ministerio Público, fue interceptado por violentistas que portando botellas y piedras incendiaron la unidad oficial.  El Gobernador carabobeño Saúl Ameliach instó a la dirigencia opositora a pronunciarse acerca de los actos salvajes, ocurridos en menos 17 municipios de los 335 de la nación, considerando que se incita a violencia terrorista con fines políticos.

En el ataque en Carabobo los terroristas intentaron quemar vivos dentro del bus al Juez y los Fiscales   Tal desesperación la sufren descarados que protestan y culpabilizan al gobierno, pero no critican a los empresarios que desaparecen alimentos, pañales, toallas sanitarias, crema dental, medicinas, hojillas, etc., productos que reaparecen “a precios dolarizados”, como pedía un dirigente opositor antes del 6-D 2015. La excusa es: “SALVAR LA DEMOCRACIA EN EL CONTINENTE, VICTIMA DEL EJEMPLO AUTORITARISTA VENEZOLANO.

El celestinaje de prensa opositora, igual al 11-A  2002, apoya “manifestantes pacíficos” ocultando o manipulando  los ataques a mujeres policías y guardias bolivarianas, acorraladas por “hombres machos…”. Informan con detalles confusos ciertas palizas que opositores le propinan a su propia gente, si alguien les pide frenar la destrucción. Al exterior van imágenes que  convengan a la llamada represión policial y militar,  a fin de pedir la intervención extranjera en Venezuela, argumentando ayuda humanitaria. Con razón el analista y articulista de prensa, periodista Roberto Malaver, con cierto tono de humor insiste en que los factores adversarios al chavismo comentan entre si,  –cito- diciendo, “tanta ayuda, tantos dólares, tanta habladera de gamelote…, y el dictador ahí como si la vaina no fuera con él, porque sale a entregar viviendas, hablar del 100% de la semilla del arroz,  y nosotros locos de bola poniendo a los chamos de otros a irrespetar, incendiar, destruir y nada”.

Conclusión lógica es la siguiente, “lo peor es que los chamos y no tan chamos hijos de nuestros dirigentes opositores, esperan en el exterior vacacionando y confiando que les hagamos el trabajo”. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 983 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Sánchez Ibarra

Luis Sánchez Ibarra

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a244083.htmlCd0NV CAC = Y co = US