¡Mi gallo zambo ganó!

Se destapó lo olla de candidaturas en la derecha. Estaba más claro que el agua del jagüey. Henry Ramos Allup, no perdió tiempo durante su gestión al frente de la Asamblea Nacional. Incluso, su señora esposa practicó cómo hacer y trabajar con los niños, tarea de las primeras damas, en la IV. La candidatura de Leopoldo López se veía venir, aunque por su situación no tiene vida. ¿Y Capriles? Este señor está lanzado desde hace tiempo. Le cogió el gustico a ser candidato perdedor. No tardará en lanzarse el señor del estado Lara: es decir, el ex chavista, Henry Falcón. El listado puede ser engrosado por otros aspirantes, aunque sea para hacer bulto. Siempre ha sido así, en los eventos electorales presidenciales. María Bolívar, podría estar pensando lanzarse otra vez.

¿Y el PSUV? ¿Quién será el candidato del chavismo? Para mí está de anteojitos, mi gallo, y no lo tiene tapado. A ese lo tienen afeitaíto y le dan buchitos de aguardiente, para mantenerlo con la cabeza alta y altanera. A ese me juego todos, toditos, mis churupitos que tengo en una lata enterrada en el patio de mi casa. Ese gallito, es de origen portorriqueño. De donde salen campeones de verdad, verdad. Aunque nació en Venezuela, pero tiene la casta de los buenos gallos de la isla del Borinquén. Su dueño, un conocedor de antaño en eso de los gallos ganadores, lo ha paseado por varias galleras del país, y no ha dejado parado a ningún contrincante. Todos caen con un solo espuelazo mortal, que los deja boqueando sobre la tierra ensangrentada, y el grito que revienta la gallera: “¡Agarra tu gallo muerto!”. Que conste que no se trata del gallo pinto de Alí Primera, ni el de “Un solo Pueblo”. Se trata nada más y nada menos que del Gallo zambo de Miguel Otero Silva. Galerón que popularizó Benito Quiroz. Nada que ver. Este zambo era mejor que el pinto, pues, el zambo ganaba antes de pelear.

La primera estrofa del galerón habla por sí sola:

A pelear m gallo zambo salta

al centro de la gallera,

firme la cola altanera

y la cabeza bien alta.

Un jirón de sol esmalta

el plumaje del costado

y al mirarle allí plantado

mi grito fanfarronea:

¡Sin comenzar la pelea

mi gallo zambo ha ganado!

El lector, sabe más que yo en eso de gallos. Ya sabe de qué candidato estoy hablando. ¿Usted está de acuerdo conmigo? ¿Usted piensa que mi gallo zambo no perderá con los patarucos de la derecha? Está bien. No le demos más vuelta al asunto. Asumamos la responsabilidad de dar el nombre del hombre que será el próximo presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Este hombre tiene el comportamiento valiente de un Felizzola, pero no es del llano. Tiene las bolas bien puestas, pero no tiene sangre de un Semprún, por lo tanto no es zuliano. No es del centro, tampoco, porque me lo dio Tareck. ¿Será de oriente, entonces? ¿Del oriente margariteño? Pareciera que no porque no sabe nadar. Si lo tiran al agua, se abomba. ¿Y qué me dicen de los Andes? A los andinos les gusta el poder, si es militar con mucha más razón. Pero por el acento no es gocho… ¡Carajo! Me agarró el final. Ya no me queda más espacio. Aporrea me llamó la atención por esos artículos muy largos, que no hacen sino cansar al lector. Así que llegué a decir el nombre del candidato del PSUV, pero ustedes no son pendejos, ni cogidos a lazos… El candidato es ese mismito… El que está imaginando… Todo a mi gallo zambo, que ya el coro de los galleros, retumba en los cuatro vientos: ¡Mi Gallo zambo ganó!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1916 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a243130.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO