Mensaje sublime de Álvaro Uribe Vélez a la primera combatiente de la confusión- María Corina Machado

Apreciadísima honorable, María Corina Machado, representante de las
causas injustas que, hoy invaden a su país y, que la doblegan de
intranquilidad inverosímil en la retaguardia de su angustia al no
poder calzar a su medida el espacio político que, una líder de otro
mundo como usted lo es debería de estar disfrutando de la gratitud
inmune que recompensa el esfuerzo “ocioso” de luchar con apego al
trasluz de su pensamiento, tal cual, yo en Colombia después de
triunfar con lealtad y justicia por demás, al haberla sacado de la
barbarie del “paramilitarismo” a que querían subyugarla mis
detractores politizados de odio que, jamás pensaron que yo era el
“Nerón” soñador que al despertar de la ira invernal -mas no universal-
uniría mi país de franqueza absoluta y, lo puse con acierto al nivel y
respeto internacional que sin la lupa de los gringos se nos mira como
un ejemplo de mímica paz.

Con toda la hospitalidad de mi alma de luchador incansable por imponer
la ley y el orden comome enseñaron los gringos en el infortunio que,
una vez en el pasado invadió a Colombia y, yo como su hijo leal me
tatué de paciencia nada egoísta y reuní a los mejores hombres y
mujeres que en conjunción de desprendimiento compartida inventamos sin
errar la mejor manera de llevar políticamente a Colombia por los
senderos del progreso de la que hoy goza sin ataduras injustas y, que
actualmente somos un modelo sincero extraordinario, para hoy
expresarle a los venezolanos a través de tu voz en “Contigo” que la
hora de su cambio de rumbo de “dictadura” se está acercando en que
todo mi patrimonio moral se los presto con la única finalidad que se
espabilen de liberales y se enrumben a la verdadera “democracia” sin
retazos de régimen “revolucionario” engañoso.

Mi amable y creativa joven, María Corina, a lo mejor estoy pecando con
mi lenguaje pegajoso de astucia sincera de cursi, pero no, y no, el
momento me envalentona con legítima pulidez de darle a ustedes
-opisición como gobierno- un baño de esperanza que en vez de seguir la
Cuba decadente de Fidel Castro deban, seguir la Colombia atascada de
sonrisas y de un brebaje límpido de conformidades en que navegamos con
las velas del entendimiento que todo es posible cuando la voluntad
abunda y, Álvaro Uribe, como su servidor no nace todos los día en un
parto de luz de la que Colombia se jacta de contar con mi respiración
de halagüeña personalidad que, orienta los mares de la jactancia donde
de nuevo navegarán las carabelas de Colón con el soplo de mi aliento
democrático que atrapa convivencias y rige un destino común de
progreso y amor.

La Colombia pacificada por mí con todos sus matices de rencores
endemoniados de gente perversa acá como allá no me sustrae el consuelo
de verlos nuevamente por el buen camino de la dialéctica que les
enfatice el verbo amable de sumar voluntades y amaos los unos a los
otros como acá es el pan nuestro de cada día y ojala, cesen también,
los asesinatos, las amenazas, el fraude montado que se pervierte en
rumores que los estatiza en querer acabar con el capital privado que
en nosotros reina a las mil maravillas sin oposición de nuestro
gobierno y, ojala su país vuelva a ser el río donde corra la alegría
sin imposiciones de dificultades y el aire que respiran se lleve la
terquedad del gobierno de Maduro de seguir gobernando con todas las
dificultades a que lo hemos sometido por ser hijo de Chávez a quien
combatí con las armas de la erudicción yanqui de sus bases de
expansión libertarias. Y como su amigo ferviente orientador, la
bendigo de ánimos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1149 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a218241.htmlCd0NV CAC = Y co = US