Laureano el habilitador

La palabra inhabilitados se puede usar por distintos motivos. En cualquiera comunidad se encuentra alguna “estrella” con estas características, son los llamados “mala gente”, nadie se les quiere acercar. Los otros son los parecidos al personaje de la meladía “Juanito alimaña” del cantautor panameño Rubén Blades, llegan con pistola en mano, y si usted se resiste ¡Pum! perdió la vida. En los partidos políticos encontramos invalidados por montones, pero esperan el momento para enchufarse con tal que los coloquen, como decía el fallecido comediante José Díaz (Joselo) en sus famosos programas televisivos: “Yo no quiero un empleo; lo que quiero es que me pongan donde hay”.

Los abolidos aparecen y desaparecen, como la noche y el día. En todas las actividades de la vida, se encuentran estos personajes, participando descaradamente con algunos de su misma especie; son unos verdaderos caraduras, se creen los intocables, lanzan sus dardos envenenados con su rostro inmutable; su tarea es presentarse lo más serio posible, pero a la vez sentirse golpeado, llegando a gritar a todo pulmón en el momento más oportuno ¡Me están pisoteando mis derechos! Nunca llegan a reconocer sus deberes, para darse a conocer como buenos ciudadanos.

Ninguno de estos nuevos desautorizados, se atreven echarle un vistazo al pasado, para buscar la verdadera causa de su choque con la justicia; quieren seguir lanzando gritos en cualquier esquina, incitando al odio, al guarimbeo sin importarles por nada los heridos, muertos, daño a la propiedad privada y a los bienes del estado, para luego tratar de presentarse como unos angelitos, antes los millares de mal informados, atrapados por las llamadas redes sociales, el nuevo refugio de tantos ofuscados políticos, quienes van y vienen, como los bachaqueros en busca de mercancía nueva.

Todos estos irresponsables, siempre consiguen un litigante haciendo uso de sus estudios para defender lo indefendible, creyéndose el blanco de todas las miradas, y además dueño de la verdad, queriendo presentar a las recientes descalificados, como auténticos niños de pecho. En este distinguido grupo se encuentra el señor LAUREANO MARQUEZ, a quien estoy habilitando o sencillamente recordando; él se ha venido inhabilitando, algo muy parecido al cuento de chacumbele, ¡el mismito se mató!; ni siquiera los más acérrimos enemigos del gobierno, lo leen últimamente; la causa: nadie puede utilizar el engaño y la mentira para hacer humorismo; esto le viene pasando a don Laureano, el mismo de los editoriales de (Tal cual); periódico de ayer, porque en estos momentos se encuentra prácticamente desaparecido, más no inhabilitado. Este diario nació para hacerle oposición al gobierno del fallecido Comandante Chávez, pasando al olvido sin esperanza alguna, por muchas razones; algunas objetivas, entre ellas la grave situación económica del país; otras las subjetivas, el gran dilema de la oposición venezolana; no entienden, que ningún gobierno lo mandan a la tumba, lo tumban o se desinfla, si antes no están dadas las condiciones en la consciencia del pueblo.

A pesar de todo esto, sigo leyendo con mucha paciencia y dedicación a este señor; lamentablemente todos sus escritos se parecen o están preparados con el mismo ingrediente: hacerle frente al gobierno, sin importarle nada. Parece mentira, que una persona con su título en ciencias políticas, y algo de Teología- la cara lo ayuda- se vaya degradando de manera tan sencilla, al extremo de querer hacer humorismo con unos adefesios, que no hacen reír a nadie; pongo como ejemplo su último editorial (ley orgánica de la inhabilitación) del periódico que hace poco llamaban “Tal cual”, ahora podemos llamarlo “Menos mal” ; copio textualmente: “Esta ley, pues, tiene como objeto inhabilitar a quien tenga la habilidad -sea por capacidad o por popularidad entre los electores- de ejercer como funcionario público”.

Esta mala humorada, parece haber sido escrita para las 14 personas, que dejaron su comentario en la página web de este comediante ¿Quién puede creer, que estos señores fueron inhabilitados por su capacidad y popularidad? Si eso es así, las leyes venezolanas fueron creadas en su totalidad en un circo por los payasos, para hacer reír a los integrantes de la MUD. Estimado Laureano, no siga creyendo que los venezolanos somos gafos o tarados mentales; usted sabe las causas por la cuales, tomaron esas medidas; en cualquier parte del mundo, los mandan directo a la cárcel; no se puede seguir alimentando la impunidad; no niego que tengan popularidad, pero capacidad, dudo, así como dudo que sus escritos en estos momentos, despierten alguna interés de sus fieles admiradores. Los inhabilitaron por haber violado las leyes venezolanas, contribuyendo a este estado de anarquía, que nos pude devorar a todos, si no ponemos los correctivos a tiempo. De mi parte sigue habilitado, pero espero leer algo, propio de una persona inteligente, como usted, de lo contrario se va a convertir en un verdadero farsante de la escritura.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1229 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a211604.htmlCd0NV CAC = Y co = US