Henry Ramos Allup “con” lechuguinos y petimetres; ¡nefasta restauración del puntofijismo!

Sin duda que el accionar político opositor indica la activación y ejecución de macabros y devastadores planes contra la República Bolivariana de Venezuela, su institucionalidad, su vida democrática, la libertad y la soberanía. Contra los conceptos de Patria, de Patria Grande, Unión Latinoamericana, de CELAC, UNASUR, MERCOSUR, ALBA, PETRO CARIBE. Por la restauración del Ministerio de Colonias y su patio trasero. Planes en los que, ¡el pacto de punto fijo y sus consecuencias se quedan “pendejos”!

En lo internacional, las fuerzas imperiales, desde el Departamento de Estado, actúan sobre Argentina, Brasil, Bolivia y Ecuador. A Colombia y Guyana la azuzan, nada ingenuo ni santo, para que reactiven los diferendos limítrofes contra Venezuela, ¡hay que presentarla como un invasor y trasgresor del derecho internacional!. Hacia el Caribe, el Comando Sur, los acusa de ser los intermediarios venezolanos para que la “coca llegue a Estados Unidos” ¡Venezuela narco estado!… En fin, ¡ya no hay pa donde agarrar! Y como dijo Nicolás, en Panamá, “las páginas del manual de golpe de estado se acabaron”

A lo interno, lechuguinos y petimetres corren a New York a buscar sanciones contra Nicolás, Diosdado y el gobierno, instrucciones y dólares para la campaña. ¡El 6D son las elecciones parlamentarias! y todo indica que la oposición está caminando sobre dos aguas. La electoral y la subversiva.

Al no tener excusas por la fecha, ahora atacan directa y abiertamente al CNE. A la cabeza de esta maniobra, el eterno secretario general de AD, Henry Ramos Allup. ¡Cosa rara!, pero no imposible. Él sabe, es un viejo zorro y sólo se suma cuando está seguro de ganar. ¡Ni de vaina si fracasa el golpe! O cuando está contra la pared. ¡Probablemente un ultimátum del Departamento de Estado!

Lo cierto es que; a la cabeza de las listas para diputado a la AN, es muy, pero muy creíble que Henry logre llegar por enésima vez al parlamento. A él se le ha ofrecido la presidencia. ¡Oh caramba! ¿Es tal vez el chantaje?,  No, Allup no es chantajeable, en el fondo él tiene su juego. Llegado el momento, esta nueva asamblea, “con la mayoría opositora y Allup presidente” destituirá a Nicolás Maduro y a todo el tren ministerial. Constitucionalmente asume la presidencia, ¿?, el presidente de la AN, “papaíto”, Henry Ramos Allup… En ese escenario ¿hay alguna Constitución que valga?

Lo que parece no evaluar es que, ¡entramos en un caos!, dónde sólo los marines y fuerzas paramilitares leales a lechuguinos y petimetres tendrán la última palabra. Allup, no tiene ejército, AD ya no es el partido del pueblo y mucho menos tiene pueblo. ¿Cómo se sostiene? ¡Mal cálculo! ¿En qué está pensando?

Imagino, que en ese gobierno “de transición democrática y unidad nacional” Julio Borges, Leopoldo López y Enrique Capriles, lechuguinos mayores, tienen sus aspiraciones. ¿y María Machado, dónde queda?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2862 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas