Polar. El Gobierno, arrodilla a 30 millones de venezolanos, ante un empresario oligarca innecesario

Se cumplirán pronto dos años, que publique en Aporrea, un artículo referente al tema, amistad y colaboración con la Oligarquía, Polar, Mendoza, y la actitud del Presidente Maduro, en relación a ese tema.

Como se han ido agravando, las consecuencias de tal colaboración, quisiera pedirle disculpas a los que me leen, y publicar el artículo al que me refiero, tal cual SIN TOCAR UNA COMA. No hace falta. Gracias por vuestra paciencia

Mendoza es un oficial del ejército enemigo

Con todo respeto Señor Presidente, Con Polar no se debe conversar, solo actuar

 Martes, 14/05/2013 08:43 AM 

Me atrevo a escribir esta nota motivado una vez más por la casualidad .Nuestra vida toda, es una casualidad.

Era el año 1990 y viajaba yo en un vuelo de Lufthansa desde Frankfurt a Caracas.

Si bien había adquirido mi pasaje en clase económica como siempre, debido al hecho de haber llegado a último momento al aeropuerto, sin reserva, que el avión venía muy ocupado y al no haber lugar en Económica, me colocaron en primera clase, como ocurría, por ser yo viajero frecuente de Lufthansa, hacía muchos años.

Me tocó sentarme al lado de una señora, que ocupaba el asiento de la ventanilla .A poco de despegar, se inició entre nosotros en español, una clásica conversación de avión.

Se trataba por lo que puedo recordar, sobre Alemania, país que yo conozco bien, he trabajado en Alemania, en cuyo idioma me expreso pasablemente y como me presenté como argentino, a ella le interesó saber, que opinaba sobre los alemanes. Y hablando de Alemania naturalmente pasamos a la cerveza.

Allí la señora en cuestión, me contó que ella y su familia, fabricaban cerveza desde hacía muchos años en Venezuela, bajo la marca Polar, le conteste que recordaba la marca por haberla bebido y que además la recordaba como una buena cerveza.

Luego pasó la conversación al tema Venezuela, por lo que puedo recordar de ese encuentro y del cambio de ideas, me quedó una impresión, de que esa señora parecía más una ama de casa, que una empresaria enérgica, como teóricamente debería serlo, para estar a cargo de una empresa de tamaño importante.

Pero por otra parte, recuerdo que me dejó la impresión clásica, que los oligarcas de Latinoamérica suelen trasmitir. Sensación que trasunta, ese pensamiento patriarcal y feudal , de un desprecio visible por el pueblo humilde de su país, al que explotan, del que viven como reyes, y en este caso de la clase trabajadora venezolana, sin duda el mejor cliente de su empresa .

Quizás la señora pensó, que podía explayarse así, ante un “compañero de Primera Clase de avión”, sin saber que era un colado de Económica.

Y a mí, seamos sinceros, no me interesaba perder el tiempo, con esta señora de la élite, para discutir con ella políticamente.

Cuando en estos días, me enteré que el compañero Presidente, había invitado al presidente de Empresas Polar y que este había aceptado la invitación, a presentarse en la Casa de Gobierno, me vino a la memoria, el encuentro con esta señora y busqué una tarjeta entre las que conservo de mis viajes .Esta señora se llama Leonor Giménez de Mendoza y es la madre del invitado del Presidente.

De inmediato entre a Google, para ver que es de la vida de esta señora, me entero que dejo la presidencia a su Hijo y está a cargo de la Fundación Empresas Polar, siguiendo la demagógica costumbre, de las mujeres del patriciado latinoamericano, de dar dadivas de caridad a los pobres, para disimular el hecho, que explotan la fuerza de trabajo de los otros, para enriquecerse.

Así fue que decidí escribir esta nota, para el compañero Presidente Maduro, porque pensé que la señora Leonor, que dirigió ocasionalmente la empresa, cuando quedo viuda de uno de sus principales ejecutivos, y también lógicamente influyó, en la carrera empresarial de su hijo, a quien envió a USA, a terminar de educarse “política e intelectualmente ” , la Sra. Leonor , con sus conceptos despectivos, sobre el pueblo trabajador venezolano, que me expuso, debe haber creado en su hijo, un prototípico espécimen del empresario capitalista .

Y de inmediato me interesó saber, que representa la empresa Polar, hoy en día para Venezuela, además de socia de la Pepsi Cola.

Es evidente que lo que fabrica o distribuye la empresa Polar, son productos muy necesarios, pero muy simples.

Polar es solo una simple empresa comercial, no hay en su actividad nada muy complejo, que los haga indispensables a sus propietarios, los Mendoza.

Su éxito se debe, como el de muchos empresarios, a aquella ley del Capitalismo que dice que, “el que pega primero pega dos veces “.

Por otra parte Polar es una empresa fácilmente operable, por sus obreros y técnicos y si fuera necesario, en el UNASUR, Venezuela puede encontrar, que países como Argentina y Brasil, disponen multitud de ingenieros a sueldo, muy capaces, especializados en la industria de la alimentación.

No se trata de extraer petróleo, como lo hace PDVSA, ni manejar la ciencia nuclear.

Incluso lo que la enriqueció primitivamente, fue la explotación comercial parasitaria, con la apropiación privada para la familia Mendoza, de los beneficios de dos productos, de los que, ni siquiera les pertenece la creación.

La Cerveza la desarrolló, un joven cervecero checoslovaco de origen judío, de apellido Roubicek, que escapo de los Nazis a Venezuela .La harina Pan, un ingeniero venezolano Luis Caballero Mejías, a quien le compraron la patente.

Por lo demás la empresa Polar, ha utilizado la publicidad durante muchos años, para vender una fábula de empresa, consubstanciada con el país y sus trabajadores. Cuento que ha obtenido el apoyo, que siempre presta la Clase Media, a toda empresa capitalista exitosa.

La realidad es, que cuando el Comandante Chávez, accede a la Presidencia en el año 99, se encontró a una compañía muy rica…. la Polar, en un país muy pobre…. Venezuela, y eso no es casualidad.

No es casualidad, Polar ha crecido con la explotación capitalista de sus obreros, y le fue indiferente la suerte del país, siempre que obtuviera sus ganancias.

El “caracazo del 89”, que encontró una Polar de casi 5O años de existencia, demuestra que los beneficios de los Mendoza, como los de los demás patrones capitalistas venezolanos, no fueron a parar al pueblo trabajador.

Pero quiero aclarar que no creo, que lo expuesto por mi hasta ahora, sean los motivos por los cuales no habría que conversar con el Sr Mendoza.

Lo que expuse hasta ahora, es para explicar el origen de esta nota, y lo que pienso de la empresa Polar, en lo que se refiere, a que no es tan importante, para imponerle nada a la República Bolivariana.

Las razones por las que me parece, lo que expreso en el título, son que el compañero Maduro, está a la cabeza de un país, Venezuela, que hoy está en el frente de la batalla por el socialismo.

Y es una batalla de una guerra declarada, pero no por Venezuela y su pueblo. La guerra la declaró el Imperio y sus lacayos, desde el día que el Comandante Chávez, explicitó su deseo de llevar a Venezuela al Socialismo.

El sr. Mendoza es un oficial del ejército enemigo, lo ha demostrado participando en las acciones del desabastecimiento y la lucha permanente contra el gobierno bolivariano.

Ahora si el compañero Maduro lo ha citado, para que se rinda y entregue sus armas, la empresa, al pueblo venezolano, su natural dueño, esta nota carece de importancia.

Si en cambio es para pedirle, que prometa no atacar, que sea bueno y comprensivo. No obtendrá, le aseguro compañero, nada bueno para Venezuela.

Si el Imperio y sus lacayos en Venezuela, no reconocen al compañero Maduro como presidente legítimo, pese a que fue elegido por la mayoría del pueblo, en elecciones indiscutibles por su limpieza. Si ese triunfo repite lo que fueron 15 de 16 elecciones, consecutivas en las que el Chavismo triunfó.

Propongo al compañero Maduro que confisque la empresa Polar que maneja gran parte de la alimentación del pueblo venezolano, para sacar esa arma, de la mano de sus enemigos. 

La ponga en manos de sus trabajadores, que son los verdaderos artífices de sus resultados y le demuestre, al Imperio que la verdadera democracia, por la que tanto lloran, se ejerce no solo en la política de comités, sino en las empresas donde los dueños, son el pueblo todo y la gestionan sus obreros y no un hijo heredero de patrones y un grupito de ejecutivos.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4451 veces.



Hersh Zakheim

Lic. en organización de Empresas Industriales. Politólogo graduado en la ex URSS

 HZ.virtud@gmail.com

Visite el perfil de Hersh Zakheim para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a206678.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO