Reflexiones sobre el documento Malole

 "Llamado a los Venezolanos a un acuerdo nacional para la transición", el programa a desarrollar después del golpe

Llama la atención, antes que otra reflexión, que el documento sólo lo firman Machado, López y Ledezma (MALOLE). ¿qué pasó con el resto de la MUD, por qué no quisieron firmarlo? ¿en nombre de quién habla MALOLE?

Los y la ultraderechistas opositores y apátridas Machado, López y Ledezma (MALOLE) hicieron público un documento que pretendía servir de contexto al intento de golpe de estado develado por los órganos de seguridad venezolanos. Los demás opositores pretenden hacer creer que el documento no tiene nada de conspirador llegando a decir que ¡es constitucional todo lo que se dice en el mismo! por eso de la libertad de expresión y del pensamiento. Analicémoslo.

1. Lo primero en lo que insisten es en hablar en nombre del "pueblo de Venezuela", asumiendo una representatividad de la que no gozan, o a lo sumo del minoritario sector de la burguesía parasitaria de donde provienen. Califican las actuales circunstancias como "las más difíciles" de la historia de la patria, olvidando que para el momento en el que Chávez gana por primera vez la presidencia, por sólo indicar algunos indicadores

* La tasa promedio de crecimiento del Producto Interno Bruto, per cápita, en la década de los 80 fue de -3,6%, y del -2% para el PIB per cápita no petrolero.

* la pobreza general rondaba el 60,8% (INE, 1996) de los hogares venezolanos, y la pobreza extrema alcanzaba el 25,5% (INE, 1997), mientras que el desempleo se ubicaba cerca del 20% de la población económicamente activa, carente, además, de servicios básicos suficientes. Hoy la pobreza general es inferior al 25%, la extrema del 7% y el desempleo es inferior al 5,6%; antes de Chávez sólo 387.000 recibieron pensiones. Hoy la cifra ronda los 3 millones de personas

* el 21% de la población estaba desnutrida; el 7,7% de la población infantil en 1990 estaba desnutrida. Hoy tan sólo la desnutrición abarca al 5% de la población, mientras que la infantil es de 2,9%; la mortalidad infantil era de 25 por 1.000 (1990); hoy es inferior a 13 por 1.000;

* Los gobiernos anteriores construyeron 5.081 clínicas a lo largo de cuatro décadas, mientras que en tan sólo 13 años el Gobierno Bolivariano construyó 13.721 (aumento del 169,6%);

* En 1998, había 18 médicos por 10.000 habitantes, hoy hay 58

* 1,5 millones de personas no sabían leer ni escribir; que para casi igual número le había estado prohibido ingresar a la educación media y otra cifra importante nunca pudo estudiar en una universidad;

* más de 2 millones carecían de vivienda digna y así por el estilo, entonces cómo es eso de que son las circunstancias más difíciles, sin con ello reconocer que lo son. El Índice de Desarrollo Humano en 1980 era 0,639 (medio); para el 2013 0,764 (alto).

2. De igual manera se empeñan en tratar de engañar a la gente con el cuento del modelo fracasado. El socialismo es un sistema económico, político y social opuesto a otro sistema económico, político y social que es el capitalismo. El primero, el socialismo, se desarrollará como una necesidad histórica, como consecuencia de las propias contradicciones entre el capital y el trabajo que dentro del capitalismo se producen. Así, en sus épocas, producto del desarrollo de nuevas fuerzas productivas generadas por los avances científicos y tecnológicos, fue necesario que existiera fuerza de trabajo para mover las máquinas y eso no era posible en una sociedad feudal en donde el dueño de la fuerza de trabajo (el ser humano) estuviese atado a la tierra y cuya productividad, y por ende la ganancia que generaba a los dueños del capital (la tierra), era inferior a la que generaban las máquinas; por lo tanto el capitalismo significó una revolución que destruyó las bases del feudalismo. Lo mismo había hecho el feudalismo respecto a su etapa histórica precedente, el esclavismo; es decir, llegó el momento en el que la productividad de la tierra se elevó por encima de la productividad de la fuerza de trabajo esclava, también como resultado del surgimiento y aplicación de nuevas fuerzas productivas; era más caro mantener a un esclavo que hacerlo trabajar la tierra. Al esclavo se le dio un pedazo de tierra para que lo trabajara (claro, después de trabajar las tierras del señor feudal) y mantuviera a su familia. De esa manera el feudalismo fue revolucionario respecto al esclavismo.

Igual sucederá con el socialismo. Surgirán nuevas fuerzas productivas que minarán las bases por las cuales se sustenta el capitalismo. Sólo que hoy es más encarnizada la batalla. El capitalismo ha desarrollado, por una parte, toda una base material superflua de bienes de consumo, producto más del desarrollo de tecnología que de ciencia, que ha convertido al humano en prisionero de una espiral consumista e inútil sin precedente que crece de forma exponencial por encima de la capacidad de resiliencia del planeta, al punto de poner el peligro toda forma de vida en la tierra, o sea, más allá del humano, es a toda forma de vida; y por otra hoy, contrario a las etapas históricas precedentes, el desarrollo de las comunicaciones convirtió al planeta en "una aldea". El comercio electrónico eliminó las distancias, la Internet y la telefonía permite que las personas, por muy distantes que vivan, comunicarse viéndose como si estuvieran a escasos metros. Cada día, a una velocidad increíble, la confabulación tecnología-medios hace que muchos productos se vuelvan obsoletos aún siendo útiles y servibles. Y todo ello presiona los ya escasos y no renovables recursos naturales.

Bajo esas circunstancias no es el sistema socialista el que ha fracasado, porque apenas, como dice el Comandante Chávez en el plan de la Patria, asoma su propia dinámica; pero de lo que no hay duda alguna, es del fracaso del sistema capitalista, tanto que hoy se encuentra en su fase decadente, aceptado por los estudiosos del propio sistema; tan sólo se debate si el imperialismo, como expresión más desarrollada del capitalismo, caerá de forma estrepitosa en unos 25 o 30 años, o si aterrizará suavemente en 40 años. Pero ya entró en su fase terminal, lo cual como lo evidencian las circunstancias, se ha vuelto más peligroso, cual animal acorralado, sólo que en este caso el "acorralador" es el mismo sistema. Se trata, pues, de luchar para evitar ser arrastrados.

3. Califica este trío de apátridas al pueblo de grupos violentos y a los militares, que también son pueblo, de cúpulas corruptas. ¿Cómo quieren hacerse del poder tan ignorantes adefesios humanos? No tienen pueblo ni fuerzas armadas y encima los califican de esa manera. Aquí es donde comienza a vérseles el bojote. Su único interés es crear condiciones para la intervención de sus amos. Hablan de que a través de esos grupos violentos se pretende "controlar a la sociedad". ¿De cuál sociedad hablan? El pueblo es la sociedad. Ellos pretenden emular el concepto de sociedad al de los minoritarios grupos de privilegiados que por 500 años sometieron al pueblo a las más increíbles carencias. Acusan a este proceso político de poner en peligro al país al borde de una "emergencia humanitaria". Emergencia es la que aquí había antes de 1999 y que estalló en 1989; emergencia es la que hay en África producto del saqueo que por cientos de años hizo el imperio europeo y el norteamericano, tanto que para algunos voceros de las naciones unidas África es hoy un asunto de la Cruz Roja; emergencia es la que tiene Europa y propio pueblo pobre de Estados Unidos. Pero de ello los adefesios humanos Ledezma, López y Machado no dicen absolutamente nada.

4. Hablan los firmantes de "el ineludible derrumbe del régimen". ¿Cómo es eso? Es cierto que hay problemas, algunos de ellos muy difíciles, pero ninguno es evidencia o tendencia que explique un derrumbe. Entonces ¿qué hará posible un derrumbe? De nuevo se le vio el bojote. Están en la preparación de condiciones para la intervención yanqui en suelo patrio, el derrumbe sería la consecuencia de la aplicación de su plan terrorista abortado por los órganos de seguridad y las fuerzas militares.

5. Luego mencionan una fulana "transición" a la que definen como "el paso del sistema superado a uno nuevo lleno de esperanzas". Bueno. ¿En dónde está esa figura en la constitución o en una ley que garantizará "la paz y la constitucionalidad"? ¿Quiénes serán los responsables de la transición? ¿Quién los designará? ¿Cómo es eso que la transición se producirá "de la mano de la mayoría de los venezolanos"? Vuelven, sin la menor vergüenza, a asimilar la noción de "mayoría" a su clase política burguesa" Para ellos el pueblo, que si es la mayoría, no cuenta. Desdeñan, aún a sabiendas, que el pueblo venezolano se transformó bajo la guía del Comandante Infinito; que ese pueblo está dispuesto a defender sus conquistas al costo que sea, que ese pueblo se hizo revolucionario, ellos saben que es así y también saben que no están en capacidad de contener al huracán que están jurungando. Por eso insistimos en que su objetivo no es hacerse del poder por sí mismos, sino crear las condiciones para la intervención; en el supuesto negado que lo lograrán simplemente, cual ratas asustadas del barco que se hunde, se irán del país a disfrutar del pago por sus servicios. Y rematan la idea diciendo que por esa vía se recuperará "el espíritu y el orden democrático" ¿De cuál espíritu y orden hablan? Del que les permitió acumular sus grandes fortunas y privilegios durante la IV República, hablan de orden que imponen las cúpulas, se refieren a la representatividad como forma negadora de la participación y el protagonismo del pueblo en la construcción de su historia. Hablan, en síntesis, del espíritu burgués.

6. A partir de su diagnóstico proponen, "sin distingos políticos y trascendiendo las diferencias...un Acuerdo Nacional para la Transición". Hagamos un difícil ejercicio de imaginación. Supongamos que un ingenuo venezolano acepta la propuesta; preguntas: ¿Dejarán que las comunas y los consejos comunales participen? ¿No son ellos quienes niegan estas formas de organización de la gente y del territorio bajo el negado argumento de que no están en la Constitución? ¿Pretenden que el Comité de Víctimas se siente al lado del monstruo de Ramo Verde o del desquiciado gobernador que no gobierna? ¿O con la exdiputada, una especie de engendro entre Bush (padre) y la Dama de Hierro, la Thatcher de Inglaterra? ¿Será posible algún tipo de acuerdo entre las visiones de la cúpula eclesiástica, comprometida con el fallido golpe de Pedro "El Breve" y con la actual intención? ¿Creen en verdad que los militares patriotas y chavistas participarán de semejante farsa? ¿Le garantizarán al pueblo la continuidad de las misiones sociales? ¿Mantendrían al país en las nuevas formas de integración internacional que surgieron después de la Revolución Bolivariana? ¿Seguirá TELESUR? ¿Seguirán desarrollando la política destinada a contribuir con la conformación de un mundo multipolar? ¿Qué pasará con las relaciones establecidas con la China y otras naciones?

Es verdad: estos idiotas nos creen idiotas. Pero son tan malos en su análisis que aceptan, en concordancia con su concepto de "espíritu y el orden democrático", que esa transición será un proceso "que experimentará riesgos, turbulencias y asechanzas de diverso orden" ¡¡Claro que si, MALOLE!! Y tengan la seguridad que saldrán bien mal, "no se vale pedir perdón", no hay segunda oportunidad.

7. Proponen estas tres lumbreras igual número de agendas de acciones. La primera una agenda política-institucional "destinada a restituir las libertades conculcadas, la soberanía, la paz social y el Estado de derecho". Según MALOLE tal propósito se alcanzará restableciendo la vigencia plena de las instituciones democráticas y los derechos humanos, liberando a los asesinos, "facilitando" el retorno de los prófugos ladrones y asesinos que huyeron del país (para ellos exiliados); creando mayor libertinaje comunicacional; permitiendo que la burguesía vuelva a designar a los directivos de los órganos del Estado, el acuerdo de cúpulas (ellos lo llaman "rehabilitación de la pluralidad política"); realizando nuevas elecciones presidenciales y despolarizando políticamente a la población, como si nunca lo hubiere estado. ¿Quién en su sano juicio puede entender esta agenda política-institucional? Es tan grotesca la intención que el pueblo, ese que ahora lee y tiene capacidad analítica y crítica, se burla científicamente de esa primera agenda, suerte de trapo amarillo que no distrae a nadie. Por eso más nadie quiso firmar ese documento.

La segunda agenda es para atender la emergencia social. Señalan que se logrará restableciendo a cortísimo plazo el abastecimiento normal de alimentos y medicinas (Es evidente que esto si lo podrían lograr ya que son quienes tienen acaparados los productos); garantizando cubrir las necesidades de salud (imaginamos que a través de las clínicas privadas y eliminando los CDI y centros de diagnóstico); suplir el déficit de personal de salud de distintos niveles ¿Cómo? ¿Con los médicos que nunca quisieron ir a un barrio? ¿O lo harán con los médicos revolucionarios formados en esta revolución?

Y por último la agenda económica "enfocada en estabilizar la economía, recuperar el ingreso familiar y generar confianza en el país". Bien las acciones que proponen ejecutar se orientan a incrementar la producción petrolera (hay que ver su ignorancia geopolítica y su aventurerismo); eliminar los acuerdos con países bajo el concepto de cooperación; designar una nueva meritocracia en PDVSA; volver a someternos al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial bajo las mismas condiciones que explican el caracazo; liberar al dólar; entregar al BCV a la burguesía financiera; quitarle las tierras a los campesinos y a las campesinas y regresárselas a los improductivos terratenientes; liberar a la economía de todo tipo de control (volver al despiadado mecanismo del libre mercado).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1300 veces.



César Alejandro González Castellano

Diputado del PSUV a la Asamblea Nacional por el estado Portuguesa.

 lamdogsa@gmail.com

Visite el perfil de César Alejandro González Castellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: