Carta del diablo a Laureano

Tenías que ser tu Laureano, quien más. Tú eres único, cómico y como cómico dando la cómica te destacas, para eso te compre el alma. Orgulloso de ti pana tengo que sentirme aquí en mis aposentos de azufre. Aunque tengo mis reservas por esa estrategia que sin consultarme te has lanzado sobre el Maduro ese. Así de sopetón, te presentas de la noche a la mañana en la tierra con eso de ser emisario de Dios cuando ya todo el mundo sabe de 15 años para acá que te presentes como amigo de Dios ni en el cielo ni en la tierra por aquello de la juntilla que tienes de diablo nuestro y señor mío –o tuyo, no sé- quizás de los dos. Y esto último, Lauro no me gusto nadita. Nada con ese señor, ni con el Maduro tampoco, nada con el amor, ni con la ternura. No te olvides nunca de esto, es que acaso no te has dado cuenta que eso es lo que los mantiene a ellos. Pese a todo el arsenal de conjuros que les hemos lanzado.

Yo pudiera decirte que por ser Diablo estoy en todas partes, pero tú sabes que no es así, ok, ok, ok te entiendo, tenemos que confundir y en ello debemos ser cuidadosos. Por ejemplo, cuando el carajo ese habla en su memoria y cuenta de Dios proveerá, olvidas que en verdad tanto se le ha dado. Se le ha dado un pueblo y todavía hoy pueblo es el que le sobra, pese a nuestras diabluras, guarimbas y guayas atravesadas. Se le ha dado petróleo, y petróleo es lo que les sobra.

Entiéndeme Lauro –criatura del diablo- debemos ser cuidadosos, no vaya a ser que se den cuenta que aquella vez cuando le criticamos a ellos que estaban cambiando la palabra del fulano dios, por el bendito credo aquel, te acuerdas.(y tú te presentas con esa carta de Dios a Maduro) Mira que allí la gente está llena de Dios y te va a decir que lo que es bueno pa el pavo, también debe serlo para la pava, porque mírate en este espejo diablito lindo, te estás presentando como amigo de Dios, o por lo menos como el carajo que trajo esa carta a la tierra, y allí estamos raspaos. Aprende de Claudio el come huevos, fue más sincero que tu y escribió aquella carta del diablo. No olvides que ni tú, ni yo comulgamos con la sinceridad. Que no te descubran, ya estoy hasta aquí de ustedes por lo que hacen, mira que nos han descubiertos a nuestra gente de mi corte satánica infiltrada en la iglesia, a veces pienso que es mejor que ni Baltazar, ni Diego, ni Luckert hablen, ya me los descubrieron.

Como se te ocurre mencionar a Dios, TU ERES OMNIPENDEJO. Te tengo para que hagas el mal y me consigo que mal que haces el mal como debe hacerse, como se los he enseñado. Estás confundido, lo estás haciendo mal, Lauro. Aquí abajo estamos preocupadísimos. A quien se le ocurre, sino a ti, meterte a criticar la memoria y cuenta, no me hagas reír. A los otros pendejos les dije que alborotaran las colas, que rompieran vidrieras para que jodieran viejitas y se dejan descubrir. Cuando tiempo he perdido haciéndolos caer en mis tentaciones y ustedes, ¡nada!, nadita de nada. A veces pienso (por tenerlo a ustedes en mis huestes) que será verdad que Dios es la verdad y que ella hará libre a ese país de mierda que cada vez se nos pone más lejos. Y se nos pone más lejos la faja, y se nos pone más lejos el mal, y toda la riqueza que Dios les ha dado a ellos ¡y que seguirá dándoles!

Para qué diablos les di la MUD, sino para que nos libren del bien. Le he puesto bombita la infiltración a la iglesia de Dios, y ustedes nada. Les he ofrecido todo el oro del mundo por arrancarle la cabeza a media Venezuela, y ustedes, nada. ¿Será que no se me explicar, muchacho del demonio?. Creo que has desviado el camino, has caído en un asunto de vanidad y terminas casi convencido en creer que dar la cómica es ser humorista.

No te voy a decir más nada Lauro, y sabes que es en serio – o acaso no te acuerdas que soy dueño de tu alma-. Si ustedes no se ponen de acuerdo y encuentran la SALIDA, entonces ya será tarde y a nosotros nos llevará DIOS hecho pueblo y entonces el bien se impondrá sobre el mal, no nos quedará más nada a nosotros los malucos que refugiarnos en nuestra sucursal de mayami, y ni siquiera por los siglos de los siglos, sino por un ratico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5755 veces.



Nelson España

Miembro del Frente Antiimperialista de la Zona Sur - Anzoátegui

 espanel7@gmail.com

Visite el perfil de Nelson España para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson España

Nelson España

Más artículos de este autor