Henrique Capriles: “La cárcel es como la virginidad: se pierde una sola vez”

1. A Capriles se le pegó el arranque

“La cárcel es como la virginidad: se pierde una sola vez”. Caray, por más que le doy vueltas y vueltas a lo que tengo dentro de la cabeza, no alcanzó a descifrar lo que quiso decir Henrique Capriles Radonski con esta afirmación. Me supongo que mucha gente, dentro de sus seguidores y en el campo “enemigo”, estará desvaneciéndose la cabeza para encontrar la solución a este acertijo. No sé si es un acertijo, pero a mí me parece. Resulta curiosa la actitud asumida por este líder de la oposición en estos últimos días. Pareciera que no encuentra como ganar el terreno perdido dentro de la extrema derecha y el resto de la MUD. Pero lo cierto es que el “autobús del progreso” se le pegó el arranque. Necesita una grúa. Y se perdió el show.

Tal vez perdió otra cosa. Por ejemplo la ruta. Hace tiempo, en su primera confrontación electoral contra Hugo Chávez, invitó a la gente a encaramarse, como se dice en criollo, al “Autobús del Progreso”, cuyo conductor era el mismo, y ya ustedes saben que pasó. Se le pegó el arranque y no arrancó nunca. La ruta se quedó esperándolo. Ahora, cuando piensa que la mesa está servida para que él se salga a recorrer el país en su autobús, gracias a los errores del gobierno de Maduro, gracias a la guerra económica y gracias a la baja de los precios del petróleo, está dando muestras de un agotamiento psicológico, lo cual lo catapulta hacia el abismo, una vez más. Ese agotamiento se refleja en sus declaraciones a cada momento y por cualquier cosa. Perdió, Capriles, la sindéresis.

2. ¿Y la virginidad?

Está muy confusa esa afirmación del gobernador perdedor. Se las repito: “La cárcel es como la virginidad: se pierde una sola vez”. Yo no voy a tratar de desenrollar este trompo. Mejor dejo esa vaina así, para que el lector saque sus propias conclusiones. De pronto tienen mejor suerte que yo. Pero no quiero dejar pasar esta oportunidad para decir que Capriles anda de disparate en disparate. Por ejemplo, hace poco declaró que el gobierno de Maduro “está en fase terminal”. Y agregó: “Esto se acabó. Olvídense los chavistas de este gobierno. Los llamo a la reflexión. No más. Hasta aquí llegó. Se acabó, se acabó”.

Mire señor Capriles, usted está mal asesorado. Usted vive en otro país. Usted le está creyendo a los mofletudos obispos de la Conferencia Episcopal de Venezuela, quienes creen que con esos sermones y ese “gamelote” que lanzan a través de los medios contra el gobierno revolucionario, van a tumbar a Nicolás Maduro. Estos obispos buscan emular al Arzobispo Rafael Arias Blanco, cuando hizo público su Carta Pastoral en 1957, leída en todas las iglesias del país, cuando Marcos Pérez Jiménez ya estaba tumbado, prácticamente. Pero lo cierto es que la Carta Pastoral se unió al trabajo eficiente de la Junta Patriótica, que lideraba Fabricio Ojeda, por lo que se hizo “famosa”, luego que cayó la dictadura. Eran otros tiempos, señor Obispo Diego Padrón. Ahora estamos en la época del chavismo, ¿usted comprende verdad?

3. Señor Capriles, se equivoca de nuevo

Tengo la impresión que una vez más se ha equivocado. Mire señor Capriles, Hugo Chávez antes de morir dejó sembrado en el corazón de los chavistas su legado. Hugo Chávez antes de morir creó un poderoso partido, como el PSUV. Hugo Chávez antes de morir dejó un sólido lazo entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariano y el pueblo. Ese binomio, señor Capriles, es muy fuerte. Pienso que usted está engañado, o lo están engañando, lo que viene a ser la misma cosa. Fíjese, usted cree que le llegó su hora. Se lo han hecho creer. Y ese falso positivo lo ha está llevando por el camino de una nueva derrota. ¿Qué va hacer usted, señor Capriles, después de las elecciones parlamentarias? Porque el chavismo se apresta a darles una nueva paliza. ¿Usted no lo cree? Mire, el chavismo está resteado con esta revolución. Chávez se encargó de meterla en los huesos de cada hombre, de cada mujer y de cada joven una gran dosis de revolución, de amor por la patria y de conciencia, de lucha y de victoria. Y si usted es el candidato presidencial para el 2018, será barrido por un chavista. ¡Volveré!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2743 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a201269.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO