La caperucita porno, con desabastecimiento programado

No solo los hijos del Chama lo percibimos, porque hasta las piedras lo saben. Está andando una insurrección y no será a sombrerazos, ya que la derecha -que es fascistas por naturaleza- quiere "La Salida" del Presidente obrero, Nicolás Maduro.

Esta es una pelea de gente grande, en la que estorban los cusurros de la Mesa de la Ultra Derecha (MUD). Tampoco caben las histéricas auri-naranja, menos aún, los motolitos de los partidos de la IV República, que están jugando duro, para ser tomados en cuenta en " La Restauración".

Se trata de la rancia oligarquía criolla, la burguesía nucleada en Fedecámaras-Venamcham, contra el Pueblo y su Gobierno revolucionario que preside el obrero Nicolás Maduro.

En una enumeración caótica, la derecha insurreccional ha aplicado: Desabastecimiento Programado, ralentización y acaparamiento disfrazado de escasez, cuyos resultados, nisiquiera fueron alcanzados por la algarabía del Paro golpista petrolero y el boicot del 2002, contra el Comandante Chávez.

A esto se suma el gran guiso con el Dollar paralelo del mercado negro, que manejan y controlan desde la plataforma de Dólar Today, que se impuso, con ayuda de los medios, las redes electrónicas y su asunción como referente cambiario, que han impuesto, con mucho éxito, a costa del desangre del Estado, pero, además, con fabulosas ganancias para los pillos de Fedecámaras-Venamcham, quienes son los que recogen todo el dinero comprado a los lambucios "raspacupos viajeros y raspa cupos electrónicos", con una envidiable pirámide de pirañas, que revenden en el mercado negro ese Dollar, que genera la inflación más alta, jamás imaginada en la Venezuela revolucionaria, con la estúpida alegría del oposicionismo político que no se percata de que está escupiendo para arriba.

La gente (es más cómodo decirlo así porque suena a chisme y uno no se compromete) está, más que irritada, arrecha. La gente (o sea, el Pueblo), que está ligada a esta revolución, fundamentalmente, de manera afectiva y hasta agradecida, pero aún no está plenamente ideologizada, en términos de lo que significa la revolución "Bolivariana, Socialista y Chavista", sino que, todo lo contrario, por asimilación y formalmente, desde la escuela hasta la universidad, viene formada con los fetiches, antivalores y resabios del capitalismo, que pone como panacea, eso que dan en llamar "clase media", pero que no se percatan de que como "Pueblo", fue emancipada y sacada de la pobreza, gracias a las misiones, programas e inversión social (que la derecha llama "gasto social"), desde el Comandante Hugo Chávez, hasta el Presidente Nicolás Maduro.

Pero, en esa gente existe un grueso de la población, mayoritaria, la de la clase trabajadora, que está consciente de lo que está sucediendo en esta "Guerra Económica", que algunos intentan banalizar. El Pueblo, que es gente, en su mayoría se ha percatado de estas maniobras de la derecha y exige, reclama y grita que, no sigamos jugando al libreto de la Caperucita Porno, en la que ella le dice: Lobo!!!!! Fedecámaras-Venamcham) Me quiere comer!!!!!! Dale, pues. Y se pone.

Por dar un modesto ejemplo, que se repite en todo el país, estamos haciendo el papelito de la Caperucita Porno. Podemos, por ejemplo, narrar que en la bucólica ciudad de Mérida, en donde funcionará un nuevo Mall, llamado el "Rodeo Plaza" (Nada que ver con algún toponímico), , acababa de abrir cierto comercio, que recién firmó acuerdos con Miraflores, con privilegios en la adquisición de divisas y trámites aduaneros. Ellos abrirían con sobreprecio y especulación. Pero, algún patriota cooperante los pajió (delató) y un equipo multi et pluri disciplinario les cayó y les reguló precios, quedando, justos, muy baratos y asequibles al pueblo, que es trabajador. Pues no. No fue así. Enseguida, viernes, sábado y domingo, el sifrinaje que adorna a nuestra hermosa ciudad asumió las riendas de las colas y listas, con más listas y con la oferta de que comprarían solo ciento cincuenta mortales por día, llegaron a doscientos cincuenta. Cuando se estaba formando una especie de "Fuenteovejuna" y la rebelión del sifrinaje, antes de que la sangre llegara al Albarregas, desde Las Américas, en Inparques, aparecieron desde el pasado domingo, al mediodía, funcionarios de nuestra Guardia de Pueblo (GNB), los mismos que en las guarimbas fueron agredidos por esos sifrinos y pavosaurios que ahora quieren comprar LCD, neveras y cocinas, entre otros electrodomésticos, a precios justos, baratos.

Pues bien, nuestra FANB fue puesta para imponer el orden entre esa masa amorfa de vivoscriollos y sobre todo, para proteger el comercio de los dueños del comercio en cuestión. El caso es que venderán, con largas colas bajo sol y agua, en donde la pobresía cogerá uno que otro mendrugo, pero los dueños del comercio, con la sola ganancia del treinta por ciento, que es la Ley, venderá todo en menos de una semana, protegido por el Estado y así seguirá la vagabundería, mientras el sifrinaje, eufórico, seguirá insultando al Presidente Nicolás Maduro y a este régimen, a los que consideran culpables de las colas, que ellos promueven (día y noche), pero ni se molestan en cuestionar la venta con sobreprecio que pretendían hacerles.

Además, en todo el Estado, hay colas, para comprar, curiosamente los productos de primera necesidad diaria, incluso, hasta las tarjetas telefónicas Digitel y Movistar están desabastecidas, lo que genera más vicios, sin mencionar que los llamados teléfonos de última generación, no hay, en ningún comercio, pero el sifrinaje que paga soborno, si los tiene, al igual que tiene carros y camionetas Chery y de Venirauto. Es decir, nos convertimos en la Caperucita Porno.

Y el Lobo se sigue saliendo con las suyas, mientras que un sector le reclama al Estado, que confisque las cadenas, comercios y servicios de estos parásitos que nos tienen ahogados con su Guerra Económica. Es decir, que les parta el rabo. Además, que atosigue el mercado, con todos los productos importados que sean necesarios inmediatamente, emulando lo que una vez le hizo el Comandante Chávez a Fedenaga y la de los productores de leche: llenó el mercado de carne brasileña y argentina, con leche del Uruguay y Ecuador. Eso los obligó a recular de su chantaje y se enderezaron.

Ahora, la derecha, que es fascista, vuelve con lo mismo, para tumbar a Nicolás Maduro. A esta maniobra y Guerra económica, ya no le cabe más diagnóstico. A la derecha hay que darle donde les duela y ajustados a derecho. Estrangúlenla sin dólares, tomen las empresas y pónganlas en manos de los trabajadores e importen hasta que nos estabilicemos de este boicot. Hagan que los beneficios vayan al Pueblo. Acaben con las colas y ríos de gente, que se inmolan bajo sol, agua, calor y frío.

El momentos es propicio para profundizar y radicalizar la revolución, contra estos parásitos, nos referimos a Fedecámaras-Venamcham. No sigamos haciendo el papelito de la Caperucita Porno.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3644 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a199484.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO