¡Despierta escuálido!

 

Siempre amigo escuálido,  ustedes asombran mi capacidad de asombro…….

¿Quién iba a imaginar que te iba a encontrar en un CDI, quien diría que tú, un crítico de la revolución, un soñador a volver a los tiempos de la cuarta, te rebajes yendo a un CDI?

Nunca pensé en encontrarte en la necesidad de que acudieras a que te atendieran los médicos cubanos. ¿A ti? Una víctima más de la dictadura castro-comunista.

Pero aunque creí que soñaba cuando te vi. Era cierto ahí estabas.

Ahí estabas esperando que te atendieran, además de vomitar tu odio hacia “los chavistas; como tú mismo decías.

Otra vez; hombrecito; me diste asco. Pero pensando decirte varias cosas para que dejaras de desbordar ese odio que te caracteriza en contra de todo lo que significa “gobierno”, pero sentí lastima por ti; pequeña cosita.

Lástima debido a tu gran estupidez y podredumbre humana. No era la primera vez que te veía. Una vez te vi con tu misma perorata, buscando lentes y que te arreglaran los dientes, pero como siempre con tu odio a cuestas.

La compasión hacia ti me embargó, tu estupidez raya en la inocencia. Seguro que crees que si llega tu gente podrás estar gozando de lo que gozas. A la clínica, pobre hombrecito o a morirte de mengua como lo hizo mucha gente en tus gobiernitos a la entrada de los centros asistenciales.

No muchachito…..que equivocado estas. Tu a ellos no les sirves sino para llevarte a que los elijas en su democracia representativa.

Te he visto tanto. Te he encontrado en tu mediano cargo público cuando críticas con dureza a la mano que te da de comer. Te he visto cuando en tu toldito buscas firmas para sacar a Maduro y liberar a Leopoldo, molestándote cuando  la gente no te hace caso y te pones violento, haciendo pensar como sería el país si volvieran.

Me aburre verte en cuanta cola de MERCAL hay, me molesta verte en la participación del Poder Popular cuando lo que pregonas va en contra de todo lo que significa.

Es incomodo verte con tus orejas de Mickey y tu banderita yanqui ponderando a lo bien que se vive en Los Estados Unidos. Bochornosa es la palabra de como criticas el “régimen” y con cuanta sabiduría hablas.

Te recomiendo que te calles ya que si llega tu gente, se te acabaran todos los beneficios que gozas y de los cuales eres tan fanático. ¡Despierta escuálido!

Sácate el pollo de Mercal de la boca y piensa, aunque eso sea un gran esfuerzo para ti y una fábula que lo hagas.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1273 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: