Gradiente

La MUD: entre el Minotauro y Babel

La dirigencia de la MUD ha logrado un milagro académico y sociológico. Pudieron desarrollar una conducta que concentra dos fuentes fundamentales del que hacer histórico de la humanidad: la mitología griega y el viejo testamento. Específicamente en lo referente a la construcción infructuosa en Babel de una torre que llegara hasta los dominios celestiales por un lado y por otro la muy entretenida historia del laberinto construido por Dédalos para encerrar al Minotauro.

En la oposición al igual que en la fatídica torre luego del castigo divino, cada quien habla un lenguaje distinto. No es castellano sino “torre-babélico” el idioma oficial de la dirigencia opositora: unos hablan de “La Salida”, otros de “La Renuncia”; mas allá vociferan “Las Parlamentarias” y otros más acá con cierta fruición fantasean con un golpe parlamentario. Al fondo se escuchan rumores de constituyente y hasta recogen firmas sin ningún soporte legal, no faltan además en este concierto los que quieren poner bombas en discotecas y licorerías, incendiar sedes del CNE y otras dependencias públicas.

Hace poco el nuevo vocero de la oposición ha dicho que están dispuestos a ir al diálogo, solicitando extrañamente que éste no se convierta en una farsa (es raro porque ellos en los últimos quince años han flotado en una farsa total), pero acto seguido, en la misma nota de prensa del Últimas Noticias del martes 14 de octubre, aparecen unas declaraciones de Alianza Bravo Pueblo, espetando que no hay condiciones para el diálogo... Luego, el mismo Chuo Torrealba sale en las redes exaltando que tuvieron un triunfo (?) en la escogencia del Comité de Postulaciones para rectores del CNE, y Proyecto Venezuela se abstiene de votar por dicha propuesta en la Asamblea Nacional… más babeliano imposible.

La estructura de acción política de la MUD es definitivamente laberíntica. Aunque en honor a la mitología griega es necesario acotar que la historia de la oposición es más truculenta y nada divertida en comparación con el mito del Minutauro y su laberinto.

Recientemente lograron echarle a alguien el muerto que dejó Ramón Guillermo Aveledo, a quien habrá que recordar más que como político, como un gran y paciente psiquiatra, toreador de los caracteres y las pretensiones más retorcidas de la política venezolana. En paralelo unos montan la vía del Congreso Popular Ciudadano, otros montan pre campaña para las parlamentarias y Capriles se va por el país promoviendo su candidatura para el 2019, mientras los alcaldes opositores andan cada quien por su lado, dando vueltas y vueltas en el laberinto.

Otros más osados andan acariciando la idea de convertir las parlamentarias en un plebiscito en contra del presidente Maduro, sin escarmentar de lo ocurrido en las municipales. Afortunadamente no las tiene fácil el imperialismo norteamericano que no logra darle un mínimo de coherencia a eso que llaman MUD.

Dicho esto también es necesario alertar que una cosa es esta pseudos dirigencia opositora y otra cosa muy distinta son los electores que votan en contra de la revolución. En ese sector es fundamental que sigamos trabajando y dando respuestas. Si votaron por Rosales y Capriles entonces tenemos una idea de la magnitud del trabajo que hay por delante. Para ello nuestra unidad interna es uno de los aspectos fundamentales y otro, es el que continuemos la senda de seguir profundizando el accionar de ser eficientes en la resolución de los problemas de las comunidades.

polopatrioticobolivar@gmail.com

@joseramonrivero


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1214 veces.



José Ramón Rivero

Viceministro para el Sistema Integrado de Inspección Laboral y de la Seguridad Social. Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo

 mejansen.sppp@gmail.com      @joseramonrivero

Visite el perfil de José Ramón Rivero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: