Síndrome Honduras-Paraguay

Contrabando y elecciones 2015

Ciertamente es muy lamentable que muchos Venezolanos y algunos residentes no tengan un mínimo de sentido de la lógica política, para entender que cuando se esta siendo atacado, el agredido por razones de obvias tiene que defenderse, y eso es lo que exactamente ha estado haciendo el gobierno nacional, al salirle al paso a una agresión previamente planificada y puesta en marcha por sectores internos que orquestados con vínculos exógenos tienen como meta salir por cualquier vía del gobierno legítimamente designado por el pueblo de Venezuela.

Ahora bien, ¿que pretende la derecha que el gobierno, que el pueblo mayoritario no se defienda, que nos quedemos de brazos cruzados para que los carteles del contrabando sigan desangrando la economía Venezolana?.

Creo, que el sector privado y el propio gobierno pudieran hacer llegar hasta el 50% de todo lo que se produce y se importa en Venezuela, hasta las entidades federales de frontera,- que de nada serviría,- ya que igualmente, como una hemorragia de nuestra economía se irían por los caminos verdes (léase trochas) y por las propias alcabalas, ya que el bachaquerismo grande o pequeño, no es un asunto espontáneo, sino bien organizado y puesto en marcha dentro de un plan desestabilizador, que tiene como fin último sacar el gobierno chavista, a mediano o largo plazo, por vía de facto o por el sistema burgués.

Por eso, las vocerías de derecha manifiestan estar totalmente de acuerdo con que la comida, y todo tipo de productos que son para los venezolanos, se sustraigan y se conviertan en contrabando, creando desabastecimiento interno en nuestro país, porque según ese criterio, con está práctica antinacional, los venezolanos al no contar con productos de la dieta diaria, al tener que hacer colas y no encontrar productos que requiere, ardería de rabia y eso, según sus cálculos, haría cambiar la correlación de fuerzas en la venideras elecciones para la Asamblea Nacional y así aplicar el síndrome de Honduras o Paraguay al Presidente Constitucional Nicolás Maduro., y de no ser así, entonces ir creando un estado de ebullición social que les justifique accionar golpe de estado con apoyo de fuerzas foráneas, como lo tienen previsto en el manual del intervencionismo imperial.

Como se puede entender, detrás del contrabando atroz que deja sin productos comestibles,o carentes de todo tipo de repuestos, lubricantes y medicinas al pueblo venezolano en la frontera, están nada más y nada menos que la injerencia del Tío Sam, en alianza con factores derechistas de aquí y de la Nueva Granada en la tendencia ideológica del Uribismos y como si fuera poco varios Carteles vinculados al delito, lo que indica que no es cualquier cosa lo que estamos enfrentando los Venezolanos que amamos de verdad La Patria de Bolívar.

Se equivoca quien considere que este asunto del contrabando, es una acción espontánea, e inocente de los llamados bachaqueros, éllos, son una especie de ejército contratado que estánhaciendo su trabajo de ablandamiento de la conciencia de muchos sectores que históricamente han estado del lado de la revolución chavista, bajo el argumento que ahora todo se ha convertido en una cola interminable, que el sistema propuesto por el Presidente Chávez, ha fracasado bajo la conducción del Presidente Nicolás Maduro; y por esta vía esconden la verdad verdadera, que esos mismos monjes predicadores del desastre están detrás de esas redes interminable de bachaqueros y contrabandistas que se han estado llevando fuera del país, mas del 40 % de la producción de los alimentos, muchos de ellos subsidiados, que son para la población que vive en Venezuela.

Bueno, solo queda recordar aquel decir constate del Presidente Chávez:-"Quien tenga ojos... y quien tenga oídos que ..."





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1201 veces.



Macario Sandoval

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor