Nuevas guarimbas se planean en Venezuela

Supuestos dirigentes del grupos estudiantiles venezolanos han programado realizar una nueva marcha de protesta para el venidero 24 de junio, en Caracas.

Denominada como la “Marcha por la Independencia”, la convocatoria pretende usar como bandera el 193 aniversario de la Batalla de Carabobo.

El llamamiento se imbrica dentro del mismo discurso político de la derecha radical extremista, cuyo propósito es deslegitimizar a los poderes venezolanos, como el Consejo Nacional Electoral, el Tribunal Supremo de Justicia y la Asamblea Nacional. El supuesto "compromiso" de estos entes con el gobierno de Maduro es un pretexto para su desconocimiento y la búsqueda de su renovación forzosa. A la par, reclaman la liberación de aquellos guarimberos que han desestabilizado a la nación, provocando una violencia desenfranada, cuyo costo fueron decenas de fallecidos.

Existen fuertes evidencias de que esta marcha responde a indicaciones provenientes de la embajada norteamericana, grupos extremistas radicados en el exterior y los dirigentes fascistas de Voluntad Popular y Primero Justicia, entre otros.

De acuerdo con el complot, la manipulación persigue sumar a diversos grupos integrados a sindicatos, partidos políticos y organizaciones civiles de diversas tendencias, empleando para ello una presunta unión en torno al color vino tinto del equipo de fútbol venezolano, teniendo en cuenta la realización por esta fecha del Mundial Brasil 2014.

La aprente "despolitización de la marcha" tiene como objetivo captar a sectores más amplios de la población, incluyendo a las bases chavistas y a ciudadanos en general, en torno a la matriz “Une a Venezuela”. Armar brechas es el tenebroso propósito de desunión entre las fuerzas de izquierda, las que necesitan hoy -más que nunca-, mostrar unidad ante los complots del enemigo.

Los complotados tienen como objetivo revivir las manifestaciones violentas de meses pasados para crear un ambiente de caos, violencia fascista y generar climas fabricados que venderán a la opinión pública mundial como legítima expresión de la voluntad ciudadana.

Esta nueva provocación, cuyos hilos son manejados desde Washington y grupos de ultraderecha, tienen concebido contar con el financiamiento y apoyo de la derecha interna y externa, ejerciendo nuevas presiones para derrocar al gobierno constitucional de Nicolás Maduro.

El nuevo complot tiene también la finalidad de generar respuestas de la GNB y las FANB ante las provocaciones violentas que pretenden instrumentar, satanizándolas y buscando generar reacciones contra el gobierno contra las mismas.

Sobra decir que varios altos dirigentes de los partidos de la MUD, quienes hipócritamente han pretendido apostar por el diálogo y la paz en Venezuela, tienen conocimiento de esta nueva provocación, bendiciéndola con su silencio.

Tengo plena confianza de que el pueblo venezolano, amante de la paz y la justicia social, sabrá honrar este nuevo Aniversario de la Batalla de Carabobo, deslegitimizando a los provocadores de manera oportuna.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1584 veces.



Percy Francisco Alvarado Godoy


Visite el perfil de Percy Francisco Alvarado Godoy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: