A María Machado la espera un cuartico de dos por dos

1
Quien lo iba a pensar, María Machado tan cerca del imperio y tan lejos del pueblo venezolano. Quiso hacer una gracia, en su afán de desplazar a Leopoldo del liderazgo radical, y lo que hizo fue una morisqueta. El tiro le salió por la culata. Y hoy está cerca de que le pongan los hierros en sus muñequitas, delicadas y burguesitas. Hace horas que expresó que seguiría en la calle, hasta que todo cambie. Es decir, hasta que se vaya el tirano. Está enceguecida esta burguesita. El odio no le permite ver las cosas como son. Ese odio visceral contra Nicolás Maduro y lo que él representa, la mantiene sumida en una pesadilla de terror. No duerme. No respira. No ingiere alimentos. No toma agua. No hace lo que hace todo ser humano, sin que la imagen de Maduro la perturbe.
2
María Machado, sufre. Sufre mucho. Está intoxicada de odio, desde el gobierno que presidió el Gigante Hugo Chávez. Una vez, en la Asamblea Nacional le faltó el respeto al Presidente Chávez, cuando dijo que expropiar era robar. Lo que significaba que Chávez era ladrón. El Presidente aguantó la ofensa, como un respeto a una “dama”. Ahora bien, a esta señora, nacida en cuna de oro y representante de la derecha más rancia del país, siempre se le ha visto un rostro enjuto, que corresponde a una persona atormentada por la avaricia del poder. Ella pensará que nació para ser presidenta. Y ese afán, lógicamente, enferma la mente de un ser humano, y la transforma, en el caso de la fémina, en un monstruo, capaz de los peores actos, con el fin de desestabilizar un gobierno, tal y como lo está haciendo ella contra Nicolás Maduro, para ver se trepa hasta Miraflores. Esta actitud la va a llevar a un cuartico de 2X2 en la cárcel militar de Ramo Verde. No queda otra, o sea.
3
Hace horas apenas dijo que no dejaría la calle y que la transición era irreversible. Hay, mijita, estás olorosa a hierro. El odio te va a llevar a la tumba. Dice Ramiro Calle, autor de terapia emocional, que la misma energía poderosa
y constructiva que hay en el amor, la hay en el odio, pero con este caso es destructiva. “El odio es una forma extrema de aversión, un modo exacerbado de antipatía y rechazo. Está en la mente y en las emociones y se expresa a través de palabras y actos…”. En efecto, el odio ha sido el camino que ha escogido María Machado y sus mercenarios, para expresar su rechazo al gobierno revolucionario, liderado por un chófer de autobús. En otras palabras, por un obrero.
4
Falta poco para que los chicos y chicas de Voluntad Popular comiencen a negarle apoyo a María Machado, ya que ella está tratando de quitarle el liderazgo al fundador de VP. He consultado mi bola de cristal, y he aquí lo que le espera a la susodicha ex parlamentaria: la soledad le ajigoneará su mentecita, hasta volverla más loca de lo que está. Como tiene dinero y el imperio todavía la apoya, viajará mucho para mal poner la dictadura de Maduro. Pero entrará muchos oídos sordos, en América Latina y el Caribe. Entonces, está destinada a que su amargura y su arrechera la consuman poco a poco. Y como si fuera poco, la MUD está contenta. Se han quitado un tremendo pegoste de encima. En fin, la niña bonita de Súmate, la del capitalismo popular, la barbie querida del imperio, está condenada a una soledad tormentosa. ¡Qué le aproveche! ¡Volveré!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1419 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a185673.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO