Se busca un líder

1

La oposición se desmorona. Está enferma. Muy enferma. No levanta cabeza. Se debate entre dos corrientes: La que representa Henrique Capriles Radonski que, dicho sea de paso, está devaluado. Se vino a pique. Nadie lo quiere. Perdió todo. Botó el caudal de votos que logró en la elección presidencial. Ahora, por donde mete la cabeza, lo rechazan. Ni siquiera Teodoro ha salido a defenderlo. A penas, unos cadáveres políticos de la MUD hablan a medias del liderazgo de Capriles, ya que no tienen otra alternativa. Se ven obligado a hacerlo. Pero no lo pasan. Y la otra corriente está representada por Leopoldo López, quien medita y reflexiona entre rejas. Este personaje es el líder de las guarimbas. Responsable de la violencia generalizada, los francotiradores y de los degollados.

2
Así está la oposición: sin un líder que agrupe a todos los oposicionistas a Nicolás Maduro, al gobierno y al proceso revolucionario. Mientras tanto, María Corina Machado y el anacrónico Antonio Ledezma, se han dejado arrastrar por la locura del hijo putativo de Uribe, y se encuentran entrampados, tratando de sobrevivir dentro de esta jauría. Esta situación no le conviene al país. ¿Por qué? Porque dentro de este despelote puede surgir un loco y tomar las riendas del oposicionismo radical, con objetivos precisos de hacer el mayor daño al proceso revolucionario. Eso incluye: destrucción, asesinatos selectivos, guarimbas de alto riesgo y desestabilización generalizada, en la búsqueda de una intervención.

3
Hoy en día la OEA es otra. Ya no obedece a los designios de los Estados Unidos. Dejó de ser su patio trasero. Y en esa transformación tuvo mucho que ver el Gigante Hugo Chávez. Él impulsó la creación de Petro Caribe, El Alba, UNASUR y la CELAC. Y resulta lógico que los integrantes de la OEA, con la excepción de Canadá y Estados Unidos, que son miembros también de estos organismos, piensen y actúen alineados con la integración de Latinoamérica y el Caribe, tal como lo pensó Hugo Chávez Frías. Por eso fue posible esta victoria histórica reciente, donde La OEA voto 29 a tres (Estados Unidos, Canadá y Panamá) a favor de un documento en apoyo a Venezuela.

4
¿Qué van hacer ahora los violentos? ¿A dónde van a acudir con sus mentiras? Se están quedando solos, solitos. Ya los habitantes de las urbanizaciones donde operan la guarimbas, están molestos y cansados, pues les impiden ir al trabajo, que sus hijos vayan a estudiar, asistir a conferencias, ser asistidos en un hospital o una clínica, transitar por sus calles y avenidas, sin sobresaltos, entre otros. Se avecina un derrumbe total de los “guerreros” de Leopoldo López y María Corina Machado. Mientras tanto, el gobierno espera a la MUD en las Conferencias de Paz y Convivencia. No les queda otra. Salvo que quieran perder lo poco que les queda. El gobierno tiene la gran misión ahora de trabajar para derrotar la escasez de alimentos. Ese aspecto es más serio y peligroso que las guarimbas. ¡Volveré!
¡Chávez vive, la lucha sigue!
 

Puerto Ordaz, 9 de marzo de 2014



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1407 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a183887.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO