La paz se conquista derrotando el golpismo

Lo imaginábamos, la derecha fascista organizaba un movimiento conspirativo de amplia cobertura, pero no teníamos el día exacto del despliegue de sus fechorías. Eligieron el sagrado 12 de febrero, fecha de la conmemoración del Bicentenario de la Batalla de la Victoria, día cuando la juventud dejó todo lo que hacía por la Patria. Pero, esta derecha fascista utilizó al estudiantado para manchar ese día. Un buen anticipo para interpretar esta canallada nos legó Allende, cuando dijo: Un joven que no sea revolucionario es una aberración; ¿qué diría Allende ahora? cuando no solo se comportan como reaccionarios al gobierno de Maduro, sino como fascistas al mando del capital nacional e internacional.

Ya todo está develado, se trata de un golpe suave, pero al fin un golpe. Una pared se puede derrumbar a mandarria o con las pinzas de las cejas, pero se tumba. Creyeron que podían poco a poco desarrollar esa estrategia hasta llegar a la deslegitimación y el caos. Pensaron que las circunstancias coyunturales que atraviesa el país eran el caldo de cultivo adecuado para una crisis sin retorno, que llevaría a defenestrar al camarada Maduro del gobierno y jefatura del Estado. Creyeron muchas cosas, porque en sus cálculos subvaloran el Poder Popular; además, si algo caracteriza a los fascistas es que creen ser imagen y semejanza de sus líderes, cada una se cree una María Corina o cada uno ve en sí mismo un Leopoldo, o el presidente de Fedecámaras, o el Cardenal Urosa. Es ahora que saben que no es así, que en Venezuela existe un Pueblo armado de conciencia y de valor para enfrentarlos, para detener cualquier pretensión de usurpar lo que en derecho el Pueblo Soberano le otorgó a Maduro y a la revolución. Y también saben que el Pueblo se respeta, o no lo saben porque la campaña de descrédito contra los colectivos sociales raya en la maldad, son espinas de odio las que utilizan cuando los califican o los valoran.

Al respecto de los colectivos sociales, la derecha fascista nunca podrá entender que la organización social que se usaba en la IV República se venció, se ha innovado, se ha inventado y se ha escuchado al mismo Pueblo motivando su propia organización. Los colectivos campesinos, estudiantiles, de pescadores, del barrio, de las comunas, todos tienen una razón de existir, algún proyecto cobijan en su organización, muchas esperanzas los unifican, y un gran compromiso los convierte en defensa de la revolución. Los fascistas no harán examen de constricción de corazón, nunca dejaran de tratar al Pueblo como escoria, lumpen, violentos, esbirros del régimen y otros tantos adjetivos que he leído, en esta crisis.

Sin embargo, en este ambiente de tensión, un sondeo reciente permite estimar que más del 60 % de la población respalda al presidente Maduro y una cantidad similar opina que es necesario que los tribunales sometan a juicio por los cargos que se le imputan al “percudido” o como también le dicen el “blanco sucio”. De manera, que estamos en una cresta que comenzó a descender, pero no nos confiemos. El gobierno ha develado que a la joven muerta en Valencia, la mató la bala asesina de alguien que estaba detrás y cerca. Eso significa que un plan para desestabilizar con la estrategia de la muerte programada pudiera estar en marcha, buscarán (no se desea) algún blanco fácil pero de reconocida trayectoria. Total, el tramo que han perdido en esta crisis, lo quieren recuperar en alianza con la muerte.

También, en la estrategia general, otros liderazgos de la oposición van a tratar de sacar partido de esta situación. Se van a movilizar este sábado, y se anticipa que ellos mismo le caerán a plomo a su gente, igual que lo hicieron en el 2002. Ese es su canto de muerte.

Nosotros seguimos con nuestros cantos de vida, y para mayor evidencia, en medio de esta situación en la cual la derecha golpista embaucó al país, en la UBV coincidió el recuerdo de Alí Primera y la partida de Simón Díaz, dos visiones del mundo, pero una sola visión sobre la Paz.

La paz se conquista derrotando el golpismo

mmora170@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1158 veces.



Miguel Mora Alviárez

Profesor Titular Jubilado de la UNESR, Asesor Agrícola, ex-asesor de la UBV. Durante más de 15 años estuvo encargado de la Cátedra de Geopolítica Alimentaria, en la UNESR.

 mmora170@yahoo.com

Visite el perfil de Miguel Mora Alviárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: