Monseñor Diego Padrón, tiene al diablo metido en su cabeza

Con todo respeto Monseñor Diego Padrón, le digo que le está haciendo un flaco servicio a la iglesia que usted representa y a su país. Últimamente como el diablo se le ha metido en la cabeza y ha dicho cosas que lo convierten en “tira piedras” contra los esfuerzos que hace el gobierno revolucionario y algunos sectores de la oposición, por la paz, la tolerancia, la seguridad y la convivencia de los venezolanos. Usted es un dignatario de la iglesia venezolana, pero está obrando como un auténtico líder de la oposición, con lo cual está contraviniendo las prédicas que vienen desde el Vaticano.

En efecto, el presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela, Monseñor Diego Padrón ha venido “tirando piedras” desde los días previos a las elecciones del 8 de diciembre. Lean estas cosas: “hago un llamado a la conciencia de todos los venezolanos a ejercer el derecho de votar para sentir que con su voto está construyendo una sociedad justa, libre y democrática”. Es decir, este obispo vive en una sociedad injusta, que no es libre ni democrática. En otras palabras, el vive en una dictadura. Es lo que significan sus palabras.

Como ustedes pueden ver, ya para ese entonces opinaba como cualquier dirigente de la derecha amarilla. Después de la victoria del chavismo el 8 de diciembre, siguió actuando como el más recalcitrante de la derecha incubada en la CEV. Después que la Asamblea Nacional hizo ley el Plan de la Patria, el obispo volvió a la carga. “El gobierno quiere imponer el Plan de la Patria a todos los ciudadanos”. Y añadió: “El socialismo es una palabra ambigua. Este sistema ha fracasado en todos los países en los que se ha aplicado (…), este objetivo está al margen de la Constitución”, dijo el prelado.

Fue así como el diputado Pedro Carreño le respondió con firmeza: “La Conferencia Episcopal de Venezuela, debería pasar por el CNE e inscribirse como partido político, integrado por la derecha más recalcitrante que se conozca en Venezuela”. Pero Diego Padrón no hay modo de que deje de meter sus narices en la política venezolana. En una nueva declaración a los diarios de derecha, dijo: “La reconciliación en Venezuela no es fácil, y mucho menos en el contexto político como el actual”. No pierde una oportunidad para declarar abiertamente contra el gobierno y el proceso revolucionario que está en marcha.

El máximo jefe de la CEV se le dificulta tener la lengua quieta. Pero nada que ver con las prédicas del Papa Francisco. Mientras él máximo jefe de la iglesia a nivel mundial, habla de reconciliación, de combatir la pobreza y entablar un diálogo fructífero entre los gobernantes y sus pueblos, y entre las personas entre sí. Mientras el Papa Francisco declara contra el imperialismo salvaje, y contra toda dominación global, este tira piedras venezolano, hace todo lo contrario. En sus últimas declaraciones a la prensa ha dejado claro que está contra este gobierno y que no concibe ni cree en un diálogo como el que se está tratando de realizar entre gobierno y oposición. Que conste que no estoy inventando nada en contra de Monseñor Padrón. Sus palabras están escritas con tinta en papel periódico. Es fácil constatarlo. Por favor, Dios, todo poderoso, sácale al diablo de la cabeza a tu pastor Diego Padrón, para que se enmiende, y piense en su país. ¡Se cansa uno! ¡Volveré!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1788 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a180632.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO