Cochiola, Capriles y Escarano son Barrabás

Al observar las imágenes del recibimiento al empresario de la construcción Miguel Cochhiola (diputado por la MUD y dueño de IMECA), acompañado de Capriles Radonsky Gobernador de Miranda e hijo de empresarios dueños de múltiples negocios en Venezuela), Enzo Scarano (Alcalde de San Diego, Carabobo y empresario de la construcción) y Alejandro Feo (Alcalde de Naguanagua y empresario familia de los Salas Feo), me generó una enorme desazón, pero a la vez la comprensión de que a nuestro pueblo aún le falta mucha conciencia. Hemos avanzado sin duda, en estos últimos 22 años, con el aparecimiento de Chávez en la escena pública venezolana. Sin embargo, se debe seguir profundizando la formación teórico-política del pueblo para que este reconozca sus verdaderos intereses de clase.

Esto lo digo, puesto que la burguesía en Venezuela ha venido usando diferentes estrategias para un mismo fin: mantener su dominación hacia el resto de clases sociales, estratos o grupos diversos en la nación.

Durante la IV República la burguesía usó a los partidos AD y COPEI para controlar al pueblo a través de la democracia bipartidista, pero donde el poder real estaba en manos de la gran burguesía representada en FEDECAMARAS. Una vez aparece el Comandante Hugo Chávez con sus políticas dirigidas a la transformación económico-social, la burguesía decidió tomar el poder directamente., sin intermediarios. De allí que en el 2.002, cuando derrocaron por 3 días al Comandante-Presidente Hugo Chávez, colocaran al dictador Pedro Carmona, Presidente de FEDECAMARAS. Derrotado el golpe burgués por el pueblo venezolano y la Fuerza Armada patriótica, continúa la burguesía con el apoyo del imperialismo norteamericano, tratando de salir de la manera que sea de la Revolución bolivariana que avanza.

Es así como han probado con candidatos con liderazgos regionales como Manuel Rosales exgobernador del Zulia (hoy prófugo por corrupción administrativa), hasta que decidieron formar dirigentes de la propia burguesía camuflados de liderazgo joven emergente y lanzan a Capriles Radonsky, María Corina Machado y Leopoldo López (todos de familias acaudaladas, es decir, de la burguesía caraqueña), para contraponerlos con una enorme ofensiva mediática y el apoyo de enormes recursos económicos de Venezuela y del imperio, contra el proceso bolivariano, antes representado en Hugo Chávez (militar venido del pueblo campesino de Barinas) y ahora con Nicolás Maduro (obrero, venido de los barrios caraqueños).

La ofensiva desatada estos 2 últimos años ha sido brutal contra la nación venezolana. Sin escrúpulos, sin ética, sin moral, han desatado una guerra económica a través del ataque inclemente a la moneda venezolana, el acaparamiento, el desabastecimiento y la escasez conjugados con la especulación sanguinaria, para devastar la economía venezolana y generar un estado de enfrentamiento del pueblo contra el gobierno. Estando a punto de lograrlo, el gobierno responde en el mismo terreno y con las mismas armas de enemigo burgués. De allí que el gobierno ha intervenido en establecimientos comerciales que se creían inexpugnables y plenos de impunidad. Las redes comerciales de alimentos, de artefactos electrodomésticos, electrónicos, de construcción, de ropa, calzados y otros rubros donde la especulación y la usura saqueaban los recursos del pueblo y sobre todo la clase media, son objeto de intervención por parte de os poderes públicos del estado para proteger al pueblo.

Allí surge el caso emblemático de Cocchiola. Dueño de IMECA, una red de comercialización de productos ferreteros, de construcción, maderas, etc, donde la usura y la especulación hacían presa fácil de los compradores, A esta empresa le llega la supervisión del gobierno y encuentran sobreprecios, usura, especulación, violaciones de leyes del comercio venezolano. Cocchiola huye temporalmente mientras los abogados, la MUD, y Capriles se movían para defenderlo de lo indefendible. Regresa Cocchiola a Venezuela y es recibido por parte de los oposicionistas como un héroe, mientras la gran prensa pretende responsabilizar a Maduro de los problemas que pudiesen generarse con las medidas protectoras del pueblo. Y allí los vemos en la imagen. 4 representantes de la burguesía venezolana, nadando en la impunidad que les da un estado de derecho aún débil para sancionar como se debe estas conductas delictivas, unos medios de comunicación cómplices de la situación y una oposición presa de su inconciencia defendiendo a quienes lo agreden.

Por ello recordaba la imagen donde los habitantes de una isla colonia del imperio británico cargaban a los príncipes de Inglaterra, quienes los esclavizan y explotan. O la historia de Barrabás y Jesús Cristo que. Mientras el pueblo inconsciente gritaba ¡!Barrabás, Barrabás!, pedían la crucifixión de quien venía a salvarlos. Es allí donde la ideología dominante se impone y hay que luchar para generar la conciencia del pueblo.

Sólo la conciencia del pueblo es quien podrá salvarlo de la explotación y la dominación.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2719 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: