Asumamos la responsabilidad patriótica de proteger el país de nuestros descendientes

El feroz ataque al que nos tiene sometidos la canalla opositora bajo el mando y dirección del imperio y sus acólitos, y que muchos insensatos venezolanos no están enfrentando, con la más firme decisión para derrotarlo, es, sin ninguna duda, causada por la derecha antipatria bajo la dirección y apoyo del imperio, pero también, facilitada, por la falta de interés en internalizar el objetivo de la revolución bolivariana, y la tergiversación que hemos hecho del inmenso esfuerzo pedagógico del Comandante Chávez, quien le dio generosamente su vida y su esfuerzo al pueblo venezolano, para proveerle de la mayor suma de felicidad posible.

Para que esta aseveración no sea fácilmente rebatida por personas que se dejan manejar por los apátridas, vale la pena, dar una mirada a nuestra historia. De todos es sabido, que antes del inicio de la explotación petrolera, Venezuela era un autosuficiente productor agrícola y exportaba productos del campo, que nos daban una importante renta, y ello no era producto de una moda o boom como se acostumbró a decir la oligarquía ilustrada. Ello sucedió así, porque desde la colonia, esta tierras fértiles y gratuitas –por el robo- ocupadas por los barbaros conquistadores, además se apropiaron de la mano de obra, arte y ciencia de los pueblos originarios. Sí a ello sumamos, la capacidad mercantil, de los invasores, porque lograron poseer los dos elemento indispensables para producir renta, como lo eran, para ese momento, controlar la producción sin gastar nada y tener asegurados los consumidores en sus propios predios y en ultramar, logró hacer de estos territorios bajo su ocupación: una potencia económica.

Pero como dijimos antes, al aparecer el petróleo como fuente de riquezas para el país, sencillamente se abandonó la explotación agrícola, llegando al colmo, de, ni siquiera producir suficiente para satisfacer el consumo interno, desde ese momento comenzamos a ser un país dependiente de la venta del petróleo. Ello en sí, no hubiera sido un problema si hubiéramos diversificado nuestra clientela y no hubiéramos abandonado la producción agropecuaria e industrial y la educación e instrucción para la producción del pueblo. Pero nuestros gobiernos antes de la revolución bolivariana, si se pueden llamar así, se dedicaron a entregar nuestra riqueza petrolera y nuestra soberanía al único consumidor de nuestro petróleo los –yanquis- que también se convirtieron por ello, en nuestros asesinos proveedores de toda clase de alimentos y/o corotos necesarios o no, con tanto éxito, que se puede decir ciertamente que quedamos, en sus manos como una nueva colonia, esta vez, más por engañados, que, por obligados a la fuerza

Decíamos, que hoy, soportar prácticamente con estoicismo el ataque económico a nuestro pueblo, es culpa o causado por nuestro desinterés, lo decimos, porque la revolución ha promovido pedagógicamente, con un gran esfuerzo, misiones y programas para enseñar, educar e informar al pueblo para que tome el control de su destino. Pero, cuando creímos que podríamos decir con seguridad que nada ni nadie podría poner en peligro la vigencia de la revolución, lastimosamente, casi perdimos el Gobierno Nacional en las pasadas elecciones de 14-A, no porque Nicolás Maduro fuera un mal candidato, no, precisamente él, era el mejor candidato, como hoy, ciertamente, es el mejor Presidente.

Esa tragedia pudo haber ocurrido. Porque la conciencia de una importante cantidad de electores venezolanos, se dejó convencer con los cantos de mentiras de la oposición, lo triste, es que esos cantos y mensajes no soportaban ninguna inspección elemental de su esencia pura y verdadera. Eran, definitivamente un bodrio. ¿Cómo, estos hermanos se dejaron engañar?, Esa, en consecuencia, es la pregunta que debemos responder, para corregir y volver a la senda de la revolución bolivariana y el socialismo. ¿Qué debemos hacer, para blindar la revolución bolivariana y asegurar el socialismo, que es la mejor forma de vida para el pueblo? Bien, debemos entonces, hacer introspección, asumir que nos hemos equivocado y urgentemente acudir a la fuente de información adecuada que son los órganos informativos del estado venezolano, el PSUV, el polo patriótico, los medios de comunicación oficiales y alternativos revolucionarios, y conocer de esa fuente, cómo funciona el estado, qué obras ha hecho el gobierno, qué programas sociales ha hecho el gobierno, cuál criterio ha usado el gobierno, para acometer su obra, qué es y cómo se desarrolla el gobierno de eficiencia en la calle, internalizar la Constitución Nacional y el plan de la Patria 2013-2019, legado del Comandante Supremo Hugo Chávez.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOBERANA Y SOCIALISTA!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

¡VOLVAMOS A NUESTRA FUENTE ORIGINARIA!

¡CHÁVEZ VIVE!

¡LA PATRIA SIGUE!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1366 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a175464.htmlCd0NV CAC = Y co = US