¿Para qué va Capriles a visitar al Papa?

Han anunciado que Henrique Capriles Radonski, se reunirá con el Papa. ¿Cuánto costó ese lobby para que se lograra tal encuentro? Téngalo por seguro: un bojote de dólares. Pero eso no importa, porque la derecha internacional tiene bastante dinero dispone para ponerlo al servicio de estas acciones del líder de la oposición, entre ellos se encuentra el banquero cinco estrellas: Oscar García Mendoza, ex presidente del Banco Venezolano de Descuento. Como decía, esas cositas pierden importancia, ante lo que le va a pedir Capriles al Papa Francisco. Veamos:

“Papa Francisco, gracias, muchas gracias por recibirme. Yo soy el primer hombre de importancia en Venezuela, porque ese que se hace pasar por presidente, es un impostor. Yo gané, Papa Francisco, y el malo, maloso, de Nicolás Maduro me robo las elecciones, tal como lo hacía antes Acción Democrática, un partido que llegó a ser el más grande de Venezuela, y no dejaba nada para los demás, que no fueran migajas. Le repito, a pesar de que soy gobernador del estado más importante del país, también soy el “macalacachimba” de la oposición. Es decir, el más capaz, el más honesto y el de mayor experiencia política para desplazar a los chavistas malosos del poder”.

El Papa Francisco, le pide a Capriles, que por favor le aclare lo que significa el término “macalacachimba”. Y Capriles, con los ojos puyaos, viéndole la cara al Papa, le suelta: “primero en inglés y después en español”. “Her hips were a knockout” y más amplio: “ Her hisps were like bada bim bada bam”. El Papa, se quedó como loco, pero siempre con una sonrisa a flor de labio. Le preguntó, ¿y en español? Yo soy argentino, y habló mi idioma original. Y Capriles, un poco nervioso, dice: “Esta palabra se refiere a la biografía de un boxeador panameño, y es parte de la descripción de su novia. Ella era espectacular. Era simpática, color canela, de estatura alta y delgada, como una miss, y tenía tremenda cadera. Era pues, era una “macalacachimba”. ¿Me entiendo Papa Francisco? “Claro, hijo mío, pero ya es tarde, ¿a qué viniste a mí?

“Hay, Papa Francisco, si usted supiera. Allá en mi país Venezuela, hay un señor que se dice venezolano, pero es colombiano. Ese al que usted recibió primero que a mí (cosa que me dolió mucho). Ese maloso que llaman Nicolás Maduro. Es quien nos gobierna. Aunque a mí no porque yo no lo reconozco como un presidente legítimo. Ese impostor nos robó las elecciones presidenciales que yo gané. Porque sabe usted, Papa Francisco, yo todo me lo he ganado en buena lid. No he perdido ninguna elección. Soy un fenómeno”

El Papa Francisco, aunque exhibía su sonrisa, por dentro estaba desesperado. Le inquirió de nuevo: “Hijo, ¿cuál es el verdadero motivo de tu visita?” Ya el tiempo estipulado ha concluido. Por favor, aproveche estos últimos segundos y dígame, para que vino a mí”. Capriles, rápido, le dijo: “Vine para tomarme una foto con usted y para que me firme un autógrafo”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1878 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a175267.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO