¿Qué les pasa con el presidente Nicolás Maduro?

Pareciera que tanto “revolucionarios” como opositores, se han dado de manos en el país, para echarle vaina al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros. Todo el mundo quiere decirle al jefe de la nación, como es que tiene que hacer las cosas, ante tamaña responsabilidad de manejar un país, con tantos millones de habitantes, con un Estado tan activo, un poder popular en la calle, con la activación de un marco legal de garantías y derechos sociales, como nunca jamás gobierno alguno ha tenido.

Existe una marcada red, grupos, infiltrados, disfrazados, asociaciones, ongs, cuyo único interés es  hacer ver, que lo del proceso revolucionario del Siglo XXI, creado por el presidente Hugo Rafael Chávez Frías, es más de lo mismo o peor que las pasadas administraciones de la Cuarta república, porque lo único que interesa es darle punto final, a este sueño bolivariano.

Por esta razón, no le han dado un minuto de paz al presidente Maduro, en los pocos meses que tiene de gobierno. Los opositores apátridas, orientados por el imperialismo internacional, lo asedian con golpes mediáticos, con crisis eléctricas, con golpes económicos, con desabastecimiento, escasez, especulación, con crisis diplomáticas, atentados, mercenarios, etc, etc.

Pero lo que  verdaderamente da tristeza y dolor, es ver como desde el lado de las filas de la revolución,  los y que “revolucionarios”, intelectuales, criticadores, opinadores, entre otros, obedecen al mismo patrón de desgaste usado por la oposición y lo acusan de ser él, Maduro, el patrocinador de cuanta mala vaina hacen, los intermediarios, que hasta a veces, por querer reivindicar la democracia, hay muchos camaleones en cargos claves, que a la hora de la verdad, no les interesa el proceso revolucionario y se lavan las manos como Pilatos, porque ya se han engavetado su media tajá.

No se trata, de que a mí no me dieron, o no me pusieron donde hay, o que si fulanito está robando, yo también quiero hacerlo, o simple y llanamente, como yo no estoy en la manguanga, más nadie tiene derecho y entonces , carcomido por el germen de la envidia codiciosa, me dedico a averiguar y hasta de ponerle un poquito de más a las cosas que suceden, para vengarme de quien supuestamente me hace sentir mal por eso, y es entonces donde sale a bailar , el pendejo, Maduro, quien, aparte de su responsabilidad de ser presidente, tiene que saber de los atajaperros que se tejen en todas las latitudes del gobierno nacional

Allí está el Papa, por dar un ejemplo fehaciente  él es el jefe del gobierno católico cristiano en el mundo, jefe en el Estado de Vaticano  y cuántas irregularidades se ventilan sobre las redes de corrupción, de delitos sexuales, de delitos financieros, intriga, política y otros? Y entonces, me pregunto yo ¿Quién acusa al Papa, que acaba de instalarse, de todo lo malo que está sucediendo en el Vaticano? ¿Quién o quiénes  critican al Papa o van a decirle  qué es lo que tiene que hacer? Ah, pero ese es el Papa. Y entonces, me pregunto yo  ¿Quién C… es Maduro, ah, el hijo de la panadera? ¿O es un presidente digno, honorable, que está gobernando un país? ¿Por qué no lo dejan gobernar?

Ah, pero aquí la culpa es de Maduro, que lo está haciendo mal, porque no responde a mis requerimientos, a mis inquietudes, porque Maduro tiene que venir a poner orden en mi casa, o a resolverme el problema, porque yo me acostumbré a que mis responsabilidades, se las dejo a los otros, yo no tengo nada que ver, porque solamente critico, porque los otros son los que tienen la culpa, yo no.

 Entonces al pendejo lo critican porque y que es colombiano, porque en su gestión ha tratado de ser democrático y participativo, es decir, estar y tratar en paz con todos los sectores, como presidente que es. Lo critican porque la gente está raspando las tarjetas y los dólares,  porque hay colas, porque no ha cambiado el modelo de gobierno y porque me parece que tiene que cambiar el gabinete. Lo critican porque están descontentos con las cosas que pasan,  ¿Qué tal?

Saben una cosa, Carlos Andrés, CAP, sí era colombiano, bueno él mandó dos períodos electorales y él no tuvo que comparecer ante el pueblo para mostrar su partida de nacimiento (¡faltas de respeto!) .AH, no, ahora los adecos tienen para decir, que CAP fue lo máximo y Maduro es una mierda,  porque antes y que no había colas y nada de inseguridad. Ante esto, nadie les dice sus cuatro cosas, porque ahora la gente, la mayoría, hasta la oposición compra en Mercal y en Pdval,  y que además, las ratas de los mercaderes de alimentos, Fedecámaras, son los que encarecen la comida, ellos son los culpables.

¡Señores! , el presidente Maduro está cumpliendo con coraje la misión que le encomendó el amado presidente Chávez. Él está haciendo su trabajo y a ustedes, les digo, que hagan el suyo, que  no es el de  llenarse  la boca con críticas y críticas. Para eso, está la contraloría social del poder popular, porque si esto se ejerciera como es, no existiera especulación, ni golpe económico, ni mediático, ni de nada.

Estamos en una encrucijada electoral en la que necesitamos la fuerza de todos los que inicialmente  acompañamos al presidente con esta propuesta de gobierno. El legado de Chávez, está en peligro, con tanto ataque y tanto asedio, de parte y parte. Basta ya, pónganse a pensar por un momento y reflexionen sobre lo que significa  UNIDAD, LUCHA, BATALLA Y VICTORIA. Y  hasta aquí, bien corto, porque de verdad, me da dolor de barriga referirme a  la tremenda injusticia que se comete contra el legado del presidente Chávez.

 

moracra@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4232 veces.



Morayma Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: