Pildoritas 151 (año VI)

A ese señor hay que darle un escarmiento

Julio Borges se llama, su fama le viene de ser el beneficiario de los cheques de PDVSA que sirvieron para convertir una secta maléfica como es Tradición, Familia y Propiedad en un partido que a lo largo de los días ha demostrado ser de la derecha más ultra y un vivo ejemplo del más puro fascismo.

Al hombre, tal vez para mantenerse vigente, le ha dado por destacarse como buhonero parlamentario, se inicia por los cochinos, recordemos cuando llevó uno de esos animalitos tan cotizado por los gourmets y que compite con el pavo sobre todo en las festividades navideñas, para llamar la atención, ante su casi nula capacidad de hacerlo por la vía de un parlamentarismo de altura; después confundiendo el atún con las sardinas, nos quiso convencer que el alza del los precios en los productos de la cesta básica es culpa de la revolución y no de comerciantes inescrupulosos que buscan de cualquier manera especular con los precios, sacó papas, tomates, cebolla y demás aliños que bien pudieron haber servido para adobar el cochinito que le dio fama de mercader, ahora la ha cogido con las casas de Misión Vivienda, miente descaradamente cada semana afirmando como lo hizo la semana pasada cuando pretendió convencer, será a sus seguidores, pues está tan desprestigiado y descontinuado que los venezolanos ni le paran, su ultima perla fue decir que el ultimo jueves de vivienda se habían entregado sólo 22 casas cuando en realidad fueron más de mil en todo el país.

Decirle mentirosos a un gobierno y a sus funcionarios, escudándose en su condición de inmunidad por ser parlamentario, es muy fácil, pero lo que extraña es que no sólo los agraviado, sino también los miles de beneficiaseis que ya pasan de 400 mil, no reaccionen y busquen la manera de poner en su sitio a este sujeto que maneja un partido que por sus orígenes, características, antecedentes y actuaciones, reñidas con la moral y las buenas costumbres no es merecedor de formar parte del abanico de alternativas que se le presentan a los venezolanos y que pretenden llegar al poder por la vía del culto a los antivalores.

Yo, al menos no entiendo cómo por ejemplo de manera conjunta los Ministros Molina y Farruco no instruyen a sus respectivos consultores jurídicos para que procedan a denunciar ante la justicia lo que a todas luces es una calumnia y por lo menos obtener una medida cautelar que obligue al personaje a retractarse o a por lo menos obligarlo a que designe una comisión de su partido para que constate la falsedad de sus afirmaciones:

Por otro lado en el parlamento, nuestra fracción debería de alguna manera, por ejemplo, con videos y testimonios de la gente por Estado, dejar en evidencia a este mitómano de la política venezolana. Pero también a nivel político se debería implementar la forma de que los beneficiarios se hiciesen sentir en la calle, frente a las sedes del partido de este sujeto, o en una gran marcha ante la sede nacional, llave en mano, para que quede en ridículo más de lo que están quedando con sus últimas y aberrantes conductas que como sabemos no son aptas para todo público y que tienen prófugo de la justicia a uno de los más connotados directivos de ese bodrio político que tiene engañado a un buen número de venezolanos, a quienes hay que abrirles los ojos para que no se mantengan tan engañados, como hasta ahora, por un grupo de mercachifles de la política y de niños bien, que no tienen formación como para entender que los pobres de este país por fin encontraron en la Revolución su tabla de salvación y su redención, al estilo de lo que establecen los más acendrados principios cristianos que como nunca antes se pueden palpar en realidades concretas y que son el legado más valioso que nos dejó nuestro Comandante supremo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1759 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: