A la oposición le salió el tiro por la culata

Hay un dicho popular que reza: “más vale malo conocido, que bueno por conocer”. Cuando Nicolás Maduro, lucía muy subido de lote, hípicamente hablando, la oposición juró que ahora sí estaban a punto de melcocha la aspiración de la derecha amarilla: para ponerle la mano al “coroto”. El mandado parecía estar hecho. Maduro lució tal vez inseguro, para algunos, y para otros, se estaba haciendo el loco, en los primeros días de mandato. El verdadero Nicolás Maduro, estaba por conocerse tanto por la oposición, como por el resto del chavismo. Y ahora, la derecha, pareciera añorar a Hugo Chávez.

El presidente Nicolás Maduro, a estas alturas, es el hombre que tiene al toro agarrado por lo cachos. El hombre se mueve de un lado para otro. Discursea a su estilo, pero deja el mensaje a sus seguidores. Tal como lo afirmó el presidente de Datanálisis, Juan Vicente León: entre Capriles y Maduro, hay uno que sobresale y el otro luce incoloro, palabras menos, palabras más. Lo que está a la vista no necesita anteojos. Henrique Capriles Radonski, a pesar del tiempo que lleva al frente del liderazgo de la oposición, no ha podido articular un discurso orientador, que le permita a sus seguidores, tener una cierta esperanza, para los días, semanas o meses próximos.

Y cuando creyeron que el disparo estaba listo para acertarlo, desde la distancia que fuera, les salió el tiro por la culata. Ahora no encuentran qué hacer, sinceramente, están desconcertados. Alguien diría que Maduro los volvió más locos, que lo que estaban cuando gobernaba el Gigante Hugo Chávez Frías. No encuentran a quien acudir en ayuda, pues, las autoridades de gobierno les tiene cogido el tongoneo conspirador, y ni siquiera Álvaro Uribe, con su sapiencia derechizante, puede hacer nada por la gente de la Mesa de la Unidad, y su líder desteñido.

En este orden de ideas, Henrique Capriles Radonski, dijo a su gente que impugnaría la decisión del Tribunal Supremo de Justicia, acerca de los resultados de las elecciones del 14 de abril, ante organismos internacionales, como la Corte Internacional de Derechos Humanos (IDH), la ONU y la OEA. Lo que pareciera no saber este señor campeón en derrotas, que su discurso está degastado. Ya no le creen en ninguna parte, hasta la derecha internacional le están sacando el cuerpo, por flojo, por ignorante y por sus desaciertos. La misma Mesa de la Unidad, está más que confundida, ante el panorama que se les avecina el 8 de diciembre. Timoratamente, intentó levantar polvo con un posible llamado a una Constituyente, y el hijo de Chávez le bramó: ¡Vamos, vamos, vamos ya, si ustedes quieren a la Constituyente! Y eso bastó para callar a Capriles. ¡Qué buena vaina les echo Maduro a la derecha amarilla! Ahora no encuentran en que palo ahorcarse.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2985 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a172532.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO