Sotanas satánicas

Los llamados del cardenal Rosalio Castillo Lara a invocar el artículo 350 de la Constitución para desconocer al gobierno del presidente Hugo Chávez Frías revelan que falta mucho para que la cúpula eclesiástica venezolana admita sus errores y asuma, con humildad, que ha estado de espaldas a un pueblo mayoritariamente católico pero que está lo suficientemente maduro como para diferenciar claramente entre la doctrina de Cristo y la pecaminosa tentación golpista que sigue anidándose en las reaccionarias sotanas de unos cuantos jefes de la Iglesia.

Esta nueva incursión de Castillo Lara en la política nacional es un recurso desesperado de los factores opositores que se niegan a participar en el juego democrático y que siguen apostando a la violencia, al odio y a la desestabilización. Su llamado a desconocer al Consejo Nacional Electoral encaja plenamente en esa estrategia. No se trata de inocentes palabras de un cardenal que, como él mismo afirma, está retirado de la rutina de la Iglesia. Es un claro intento por reeditar las situaciones de confrontación y de intolerancia que tanto daño causaron a nuestro país. Es una ayudita nada santa y sí muy satánica para la estrategia general de los factores nacionales y extranjeros que siguen teniendo bajo la manga, pero ya muy visible, la carta del intervencionismo en sus más diversas modalidades.

Con sus afirmaciones, Castillo Lara no sólo ofende al presidente Hugo Chávez sino que denigra de programas sociales que ya ni siquiera los más importantes sectores de oposición se atreven a cuestionar, porque lo que está a la vista no necesita anteojos. Las misiones, duélale o no al cardenal opositor, se han convertido en una referencia nacional e internacional en lo que se refiere a la lucha contra la exclusión social. Le recomendaría que se dé una vueltica por Barrio Adentro, que conozca de cerca las experiencias de los miles y miles de venezolanos y venezolanas que aprendieron a leer y a escribir, que pudieron completar sus estudios en los diversos niveles de la educación, y que hoy se sienten tomados en cuenta, a diferencia de lo que ocurría con los gobiernos del pasado, tan añorados por “su eminencia”.


Granadas y abstención

Los llamados de Castillo Lara a reeditar el clima de confrontación se suman a los que vienen formulando factores de la derecha trasnochada, como la que hoy representa el minúsculo grupito del ex dirigente copeyano Oswaldo Álvarez Paz, la más que “rayada” Súmate, el agonizante movimiento Alianza Bravo Pueblo, y el FIM (Frente Ibáñez Matos) de militares golpistas. Y si uno se detiene a leer las reacciones que en sectores no chavistas provocan estos llamados encontraremos como respuesta muchísimos reproches.

Y esto por diversas razones, entre otras porque quienes convocan a ese tipo de aventuras son los primeros en “dejar el pelero” a la hora de la “chiquitica”. Si lo dudan, revisen la lista de “próceres” de la oposición golpista que hoy viven en Miami y otras ciudades del exterior.

La oposición que hoy se prepara a participar en las venideras elecciones municipales y en las parlamentarias de diciembre no debe estar muy de plácemes con la conducta “tirapiedras” de Castillo Lara, como tampoco con la granada que en días recientes fue colocada en la sede del Consejo Nacional Electoral en el estado Carabobo. Los primeros perjudicados con el abstencionismo son los candidatos opositores, que tendrán doble trabajo: convencer a sus potenciales electores de ir a votar y de hacerlo por la fórmula que ellos presentan. Así las cosas, lo dicho por Castillo Lara contrasta claramente con lo afirmado por el alcalde de Baruta, Enrique Capriles Radonski, quien ha expresado: “Veo que hay nuevamente un llamado a la abstención sin proponer más nada. Nosotros hemos tomado el camino más difícil, que es el de organizar a la gente que nos va a apoyar”.

La derrota de la oposición en los comicios municipales está más que cantada. No hay duda al respecto.

La incógnita por despejar es cuántos concejales y juntas parroquiales que pierdan los partidos y grupos opositores serán consecuencia del sermón abstencionista de Castillo Lara y de otros maltrechos sobrevivientes de la extinta Coordinadora Democrática, que no se atreven a contarse y que sueñan con movilizar, para fines desestabilizadores, a sectores sociales que si bien no son chavistas están curados en salud y prestarán oídos sordos a quienes quieren volver a los días de la guarimba, de la escasez de gasolina y alimentos y del golpismo desatado.


Detallitos

Crecimiento. Veremos qué vuelta le darán los “analistas” a las cifras dadas a conocer en el reciente informe del Banco Mundial según el cual Venezuela se ha colocado como la cuarta economía de América Latina, detrás de México, Brasil y Argentina, y por encima de otros países como Colombia, Chile y Ecuador. En un solo año, tal y como lo refleja la página Aporrea, citando el Informe del Banco Mundial, la economía venezolana experimentó una rápida recuperación, pasando de la drástica contracción de –9,4% del Producto Interno Bruto en diciembre de 2003 a un crecimiento de l8 puntos, para ubicarse en 9% en 2004. Hoy, digan lo que digan, la economía venezolana es una de las más sólidas de la región y la que ha mostrado mayores avances en materia de control de la inflación y reducción del desempleo.

Los cálculos del Banco Mundial, que registró el avance de la economía venezolana, del puesto 52 del mundo al 38, indican que el crecimiento económico continuará, como mínimo, en los próximos dos años.

Carta Social. En el mes de septiembre se iniciará en la Organización de Estados Americanos la discusión de los mecanismos para iniciar el debate en torno a la aprobación de la Carta Social de las Américas, una propuesta venezolana que viene tomando cuerpo y que establece una serie de compromisos de los Estados miembros para garantizar un conjunto de derechos humanos en las áreas social, política, económica, educativa, laboral y cultural. El embajador venezolano ante la OEA, Jorge Valero, coordinará el trabajo de la Comisión aprobada por la Asamblea General realizada en junio pasado en Florida, Estados Unidos.

Misión imposible. La anunciada reducción de tropas británicas en Irak y los cálculos norteamericanos según las cuales la lucha contra la resistencia iraquí puede durar más de una década ponen en evidencia que las tropas invasoras se han topado con un hueso duro de roer, y que, pese al gigantesco arsenal militar utilizado, no es posible doblegar la voluntad de un pueblo que se niega a aceptar la ocupación. El hecho de que algunas acciones terroristas de movimientos que enfrentan a los invasores reciban el rechazo de la mayoría de la población, no indica para nada que ese pueblo esté conforme con la presencia de soldados extranjeros, y mucho menos que apoye las brutales torturas a las cuales han sido sometidos numerosos prisioneros . Irak se está convirtiendo en un nuevo Vietnam. El fantasma de la derrota amenaza nuevamente a las superpotencias. Mientras haya ocupación no habrá paz.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4383 veces.



Vladimir Villegas

Periodista. Ex-presidente de VTV, ex-viceministro de Relaciones Exteriores para Asia.

 vvillegas45@gmail.com      @VladiVillegas

Visite el perfil de Vladimir Villegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: