Tratando de salvar al autor intelectual, el mandadero se declaró culpable

“La culpa no es del ciego, sino de quien da el garrote”, algo así ha sucedido con el escandaloso suceso mostrado en video ante la Asamblea Nacional, donde apareció el diputado de la MUD Juan Calos Caldera, recibiendo manojo de billetes y un sobre con presuntos cheques, proveniente de aportes hechos por un magnate industrial, quien de ante mano gestionaba encuentro personal con el candidato Radonsky según se deduce del audio de la referida grabación.

Aquello cayo como un balde de agua fría sobre el candidato de la derecha venezolana, quien sin mediar tiempo alguno, seguramente asesorado por el quipo de campaña, salió aparentando estar desconcertado echando a la calle a su fraternal amigo, quien por cierto es tan intimo de él, que le representaba ante el Consejo Nacional Electoral.

Sinceramente, uno había conocido juicios brevísimos y carentes del debido proceso, pero no tan veloz como éste, donde el mandadero, quien hacía el oficio de recibir las remesas, que debían entregar o depositar al verdadero beneficiario, fuera presentado por el autor intelectual de esa práctica delictual y ante ética como un pilluelo que estaría utilizando su nombre para apropiarse de manojos de aportes de dinero enviados por empresarios internacionales como el que tuvo la precaución de grabarle profesionalmente en el mismo acto de esas entregas de billetes contantes y sonantes.

Pero lo más terrible, es que el mandadero que es solo el puente entre el aportador y el beneficiario de esos aportes, salió a dar declaraciones que a todas luces, le pone al descubierto que además de haber sido pillado en esa practica nada honrosa, sale tratando de justificar lo injustificable, al extremo que sin hacer mucho esfuerzo deja al descubierto que ha cometido otro delito, mentir descaradamente, al echarse la culpa como le dijeron que dijera, para tratar de sacar del lodo a su candidato presidencial.

En verdad no es creíble, ese argumento de que ese manojo de billetes que el mismo Juan Carlos Caldera, reconoce haber recibido fuesen para su campaña de Alcalde, ya que ese evento electoral de gobiernos locales en el país, según el calendario establecido por el CNE, se deberá celebrar en abril de 2013; razón por la que ese cuartada se cae por su propio peso. Olvido quien tiro esos garrotazos que la conversación giro solo en torno al señor Radonsky y los lapsos de tiempo para bajarse de la mula que convinieron mensualmente.

Al asumir el señor Caldera esta posición de mentir frente a los medios de comunicación que recogieron su rueda de prensa, cometió otro grave delito, ya que alguien con tal investidura (léase de Diputado de la República), no le está permitido faltar a la verdad, con lo cual deshonró aún más su condición de persona pública.

En tal sentido considero que queda una vez más demostrado que la derecha esta formada en una escuela de la mentira reiterativa; no son capaces de hacer política decente, por eso casi siempre buscan respuestas acomodaticias que esconden la verdad de los hechos.

Pero lo que no acaban de entender el candidato de la derecha y sus asesores, es que el pueblo de Venezuela, no es el mismo que éllos manipularon y engañaron por décadas, que estamos frente a una nueva Venezuela que ha despertado y saben distinguir entre los falso y lo correcto, por eso no se ha comido ese cuento, de que ese martilleo llamado en otros tiempos “parlamatraca” solo estarían implicado el diputado Juan Carlos Caldera dirigente del Partido del a baderado Presidencial de Primero Justicia.

En lo particular, no nos alegra que seres humanos que actúan en el mundo político, aparezcan implicados en actos bochornosos, ya que éllo desgracia la vida de las personas que se dejan arrastrar en actos de corrupción, ya que eso se convierte en mal ejemplo para otros, y porque además relacionan el hecho político como algo detestable y poco digno de asumir, y aún más cuando el autor intelectual del acto doloso, escurre el bulto y envía al terreno de los leones al mandadero, tal cual ha sucedido con el diputado de Primero justicia, quien sin ser ciego, tiro sus garrotazos, pero quien sé lo dio ahora lo niega.

……………

(*) Miembro equipo PSUV-Táchira


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1408 veces.



Macario Sandoval

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor