Espejito, espejito: ¿Quién es más inteligente él o yo?

Yo camino, bailo, corro, hablo y actúo con premura, no leo cartas, porque el tiempo es oro y, en el capitalismo innovador judío hay un principio fundamental que dice: obtén dinero como sea y después, juega con el tiempo, lo que no hace él que se lo traga sin darse cuenta y, además camina despacio con un cerro de años encima, lo que me da ventaja de seguir adelante mientras, él está en desfiles militares, regalando consejos, yo estoy haciendo caminos de sueños que nos lleven al futuro, pues, el pasado es de ellos.

Quien así se expresa es nada menos que, el candidato de la oposición que representa a la oligarquía y al imperio en su conjunto que, lo orienta a mantenerse de pie contra viento y marea que no hay nada escrito que lo lance por el barranco de las frustraciones por venir, aunque una gran mayoría del pueblo no lo apoye en su trajín diario de convencer al que se deje y acepté sus ideas políticas que andan perdidas en una botella de malas intenciones en que un fraude se oculta a la espera que salga el genio de las tinieblas el 7-O por la noche a alentar al conjunto de los revoltosos que estarán a la caza del momento y, él –Capriles- como pájaro asustado trata de confundir y, levantar el vuelo que lo lleve a un mejor destino que, por ahora no está a la vuelta de la esquina ni en las encuestas de acuerdo al barrunto popular.

Como habrán podido ver por tv, desde que comenzó la campaña electoral que yo, Capriles, no le he dado descanso a mi alma de luchador que atrae esperanzas y tonifica ilusiones que se esparcen como costras imbricadas de aclamación por donde voy y paso y, no he dejado ni dejaré de mentir con astucia a ver si le arrebato el poder al candidato del gobierno con mis poses suculentas de atracción fecunda que me mantienen como un péndulo en la agitación diaria de mis días en acción, en cambio el otro: desde que se levanta nos mete un tetero de cháchara bien por la mañana, otro de más cháchara al mediodía, luego una compota de cháchara por la tarde que no conforme con eso más tarde a la noche viene el pocillo lleno de cháchara y nos termina de embuchar con cháchara a media noche y éste su chayota: tragando gases y desenredando el enredo de las ideas del chacharero que como salen se las lleva el viento. En cambio las mías no perfuman la violencia y se disparan por la autopista del entendimiento y flotan en la intensidad del alba hasta su maduración en la barrica del futuro para ser embotelladas al mundo como soporte de mis días en que fortifico espacios y caminos y, me pierdo en la selva de mi ambición de poder.

Soy un atractivo del mercado de los buenos dividendos en que siempre serán más los pobres que los ricos y si fuera lo contrario eliminaría el chip que enmarca el pasado al presente y juro por los hermanos Monagas –mis héroes favoritos- que el chip regulador de la gasolina en Táchira como en el Zulia tendrá vigencia de días, ya que no debe ser permitido que se le meta un chip a los habitantes de esos estados que disloca la economía del consumismo y acaba con la libertad de la libre empresa y del buen contrabando de años que da sustento a muchos.

Ayer como antier –dijo, Capriles- le he abierto las puertas de la amistad al candidato Chávez a ver si se acoge a firmar el acuerdo de seis puntos que, agilizarían nuestra campaña electoral que, nos ponga tú a tú como se hacía en la IV-R y, si en verdad él es un demócrata revolucionario tiene que firmarlo, porque de lo contrario va a trancar el juego y, lo más seguro es que cantaremos fra-u-de y además pienso que ellos los chavistas están difundiendo muchas mentiras tal cual, lo hacía mi recordado ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbels, que tiene un no sé qué con el ministro Izarra, y por eso nuestras mentiras son sus mentiras como políticos capciosos que somos.

Y, otra cosa que, suelto como un tubazo noticioso relámpago es que si el presidente no quiere firmar el acuerdo acá y sí en La Meca a La Meca nos vamos y firmamos –recuerden que yo soy como el guásimo que trepa donde sea.

¿Entonces, espejito, espejito, qué me dices? Volvió a preguntar Capriles -serio.

estebanrr2008@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1475 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a146601.htmlCd0NV CAC = Y co = US