El amor no es un disfraz

El cinismo con careta amorosa va transitando un “camino” plagado de engaños. Se trata del drama tramposo que vive en Venezuela la oposición encabezada por un calamitoso ciudadano, acostumbrado a medrar bajo la sombra de la política contando con la “popularidad” que da la utilización abusiva del dinero…, porque en su crianza de niño bien… le enseñaron que “billete mata cariño” y basta con disimular el afecto. No valdría la pena ocuparse del personaje en cuestión, pero al verlo visitar a nuestros hermanos aborígenes en el Amazonas tierra redimida por la revolución gracias a la Constitución de la República Bolivariana, su discursillo nos da náuseas a quienes recordamos que hizo campaña por el NO, es decir solicitó votar contra una nueva Carta Magna porque “los indígenas podrian convertirse -según aquel argumento majunche-, en naciones aparte y con más derechos que los ·civiles…”.

En esta tónica se expresó el actual candidato del bautizado chayotismo, aspirante a gobernarnos con una filosofía insípida y capitalista salvaje aburguesada, considerando que en su momento se opuso a la consulta popular por una nueva Constitución que nos ha democratizado mucho más y mejor, como en efecto estamos en soberanía republicana. Resultan melodramáticos y falsos, truculentos y artificiales los argumentos del cuestionado líder opositor, que habló acerca de lo que llama abandono del gobierno a los indígenas, retratado y filmado frente a un Centro de Diagnóstico Integral CDI de Barrio Adentro, que no solo en Amazonas sino en toda la geografía patria atienden la salud de los más necesitados y la colectividad en general de forma gratuita, utilizando los ingresos petroleros que este neocolonialista candidato de la ultraderecha pro imperialista ha dicho destinará únicamente a “business”,  es decir a los negocios… En las palabras del desabrido aspirante opositor, quedan razones por las cuales no regresarán al poder en Venezuela semejantes retardatarios, disfrazados de amorosos portadores de modernidad progresista con supuestas buenas intenciones.

Pese a su permanente campaña que es 92 % de ventajismo electoral noticioso oposicionista y aún así no convence al colectivo noble y paciente, la población que abrió los ojos no le creerá más nunca a representantes de aquellos años desastrosos, en que la tierra venezolana fue dirigida por timadores de la verdadera democracia.


luissanchezibarra@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1261 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Sánchez Ibarra

Luis Sánchez Ibarra

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a146354.htmlCd0NV CAC = Y co = US