Unas preguntas para el candidato de la burguesía

Ya el presidente Chávez, con mucha razón, señaló temer que la campaña se tornara fastidiosa; la burguesía pareciera haber colocado el peor de los candidatos, o quizás, más pudo el imperio y su imposición de una creación de ellos uniendo retazos de los viejos partidos de la IV república que las aspiraciones de viejos zorros de la política de derecha venezolana como un Ramos Allup, entre otros. No olvidemos nunca que Capriles saltó a la arena política apoyado por Copei, fue diputado por el Zulia, luego presidente de la Cámara de Diputados del extinto Congreso de la República. Recordemos la inmensa cantidad de dólares enviados a Venezuela por la USAID, la NED y el IRI, organismo este último promotor de la creación del partido Primero Justicia, además de los reales extraídos de PDVSA, el IRI también hizo su buena contribución. Este partido aglutinó a los niños bien del este caraqueño, los muchachos burguesitos del cual Capriles es un fiel representante.

No es casual que haya choques y diferencias con representantes de los viejos partidos, solo la presión por parte de la estrategia imperialista hace posible “la unidad” de la oposición, aunque con frecuencia es expresada, creo yo que dirigida en dos sentidos, por una parte, si se desinfla Capriles, como todo pareciera indicar, poder abonar la tesis de la salida violenta, salida al estilo Sirio o Libio, de allí los vínculos estrechos con sectores paramilitares colombianos encabezados por Álvaro Uribe, es decir, juegan a varios escenarios posibles que convergen en uno solo, la salida violenta de Chávez del poder y la “erradicación” del ensayo bolivariano.

Volviendo al tema del aburrimiento, sin duda que la estrategia del imperio con Capriles no da para más, las limitaciones del candidato hacen que todo el peso de la campaña sea responsabilidad del marketing electorero pro yanqui; para ello explota un antichavismo exacerbado, enloquecido e irresponsable que poco o nada le importa el país, su única motivación es “que se vaya Chávez”. A este coro se suman unos partidos burgueses ya desgastados, hechos unos cascarones vacíos pero que ven en la tarea de hacer oposicionismo una manera de sobrevivir, no importa que los muchachos bien los pateen como les de la gana, que el candidato le imponga un jefe de campaña a su gusto y medida, y lance a la MUD a ser una especie de estructura segundona, como en efecto lo es, ante el avance avasallante del “muchacho de la película” opositora con su séquito de burguesitos bien.

A la burguesía más que a nadie le conviene que la campaña sea una campaña sin pimienta, sosa, insípida. Con el discursito de “no confrontación” Capriles pretende evitar un enfrentamiento que lo destrozaría, confrontar con Chávez en términos ideológicos es tener seguro una sola cosa, la derrota aplastante. Los torneos de dimes y diretes con el agente de la CIA, Rafael Poleo, forma parte de la puesta en escena; Poleo le recomienda confrontar con Chávez, Capriles aprovecha para aparentar un divorcio con la vieja política, divorcio convenido, solamente para no confrontar porque saben que allí está liquidado. Poleo se la pone bombita a Capriles, éste en medio de su torpeza la batea y se agarra de “ese chorrito” de agua para “combatir” la vieja política, el país chavista repica “el enfrentamiento” Capriles-Poleo y al final Poleo terminará lanzándole flores a Capriles diciendo: “tenía razón, oh, me equivoque, qué inteligente es, entre otras babosadas” para lo cual Poleo es una pieza experimentada…

La fragilidad de Capriles está en que le confrontemos con lo que verdaderamente es, un político fascista; un político que es capaz de reprimir cuando siente en sus manos tener el poder, reprimir sin conmiseración, tal como lo hizo con el ministro Rodríguez Chacín el 12 de abril de 2002. Un personaje que agrede sin ningún rubor, que tiene una naturaleza fascistoide, capaz de cualquier cosa. Por eso es tan importante para la derecha que no se hable del fondo de la amenaza a la cual estamos sometidos con este personaje. Un Capriles obteniendo una cantidad de votos aceptable, es capaz de mantener en zozobra al país con el cuento del fraude e intentar sembrar de paramilitares las ciudades para generar violencia, Uribe y sus paracos haría el resto. Un escenario como es sería un gran avance para los expertos del IRI (Instituto Republicano Internacional), como se sabe, organismo del imperio que ha venido financiando y apoyando a este cuadro político de la derecha.

Por ello es importante que al candidato de la burguesía se le devele en sus verdaderas intenciones; la derecha sabe muy bien que Capriles solo le serviría para un escenario violatorio de la constitución, es decir, un escenario donde prevalezca la violencia…, escrúpulos no tiene, lo demostraron las amenazas proferidas al embajador de Cuba para 2002 ¿Qué hubiera pasado con esa embajada si la dictadura dura unos días más? ¿Quiénes provocaron y lideraron aquellos actos fascistas frente a esa embajada? Allí estaban los cubanos batisteros, el alcalde de Baruta para ese entonces, Enrique Capriles ¿Se le podría creer que no sabía nada de las verdaderas intenciones de esos fascistas? Luego aparecen los paramilitares sembrados en los alrededores de Caracas y ¡cuantos caminos conducen a Roma!…, ahora aparece Uribe en escena y con rol protagónico en una campaña internacional cuya única intención es agredir a Venezuela ¡¿Casualidad?!

No sabemos cuales pudieron ser las “razones” para no haber enjuiciado a Capriles por los hechos de la embajada y las agresiones al ministro de relaciones interiores de entonces, Rodríguez Chacín, pero las que hubieren sido nos trae hasta acá, hasta la campaña de hoy, con un candidato con mucho plomo en el ala, pero a pesar de ello colocado como candidato presidencial del imperio a troche y moche. ¿Qué persigue el imperio con un candidato que no tiene ni la más remota posibilidad de ganarle a Chávez electoralmente? ¿Cuál es el verdadero objetivo de esta gente? ¿Qué rol desempeñará el líder del fascismo en Venezuela Capriles Radonsky en un escenario de violencia? Estas son interrogantes que jamás responderá el candidato majunche…, su estrategia será la de “no confrontar”, sabe que allí está su fortaleza, pero la candidatura a la presidencia simplemente pareciera ser un paso para rankearse y luego de ello colocar al personaje a la cabeza del CNT venezolano, Comité de Transición, palabra usada en estos casos por el imperio. Pensarán que elucubramos y tienen razón, algunos dirán que somos aspirantes a adivinadores y también tendrán la razón, pero lo que nadie puede negar es que, al pasearse por la estrategia electoral de Capriles, encontramos muchas interrogantes que no tiene justificación alguna, más aún cuando sabemos a quien estamos enfrentando y ese escenario nos lleva a intentar “adivinar” los verdaderos intereses de esta burguesía cada día más enloquecida.

Como la burguesía criolla y de cualquier parte del mundo es prepotente, ellos son así, la echadera de bromas por las redes sociales ha cumplido su efecto…, los burgueses no se aguantan y algunos hablan de más. Eso no es nuevo, recordemos el 12 de abril, después de haber concluido la primera etapa del golpe ya avistábamos a Leopoldo López, un contraalmirante golpista y un encuestólogo antichavista neto, hablar en TV de “sus hazañas” golpistas. En esta oportunidad ocurre lo mismo, se mueven en ese sentido, se van de lengua. La burguesía se está preparando para un escenario violento, lo está creando, el propio presidente hizo llamados a respecto, sus advertencias no pueden pasar bajo de la mesa, el mismísimo Fidel Castro hizo comentarios al respecto, no olvidemos que Fidel es una de las personas más informadas del planeta ¿Alguien lo duda? Entonces ¿Tenemos o no el derecho a especular?

El gobierno, el partido, el pueblo, el poder popular y las distintas organizaciones del Polo Patriótico deben estar atentos a estos escenarios que los laboratorios golpistas del imperio colocan en marcha en este tipo de casos. Obviamente que el presidente Chávez hace su trabajo, seguramente el gobierno y la inteligencia del estado también hacen su trabajo adecuadamente, pero se trata de la consciencia del pueblo…, nuestro pueblo debe entender perfectamente a lo que nos enfrentamos, nos enfrentamos a una operación mundial contra Venezuela, solo basta abrir las páginas de los medios internacionales, revisar sus web, para convencernos que la derecha del mundo ve un peligro inminente en la consolidación de la revolución bolivariana. La crisis del capitalismo en el mundo lleva a éste a que sus ideólogos concentren toda a su atención en una revolución como la nuestra que tiene todas las posibilidades de asombrar a la humanidad y avanzar hacia el verdadero socialismo rompiendo con las barreras del reformismo que termina entregando las revoluciones sin echar un tiro.

Hay razones históricas para temerle a Venezuela, somos los hijos de Bolívar, pero también entre nosotros están los Páez y los Santander, es por ello que el imperio juega a varias bandas este juego, por un lado atizan el plan golpista, por el otro intentan jugar a “la democracia”, dependiendo de cual de las dos le ofrezca mejores posibilidades por allí se lanzan. Recordemos abril, luego, fracasado este plan se montaron en el sabotaje económico, derrotados allí también voltearon hacia el electoral con el referéndum, y allí siguen, jugando a ambos, pero con el dedo puesto en el gatillo para recurrir a la violencia. Los ideólogos imperialistas saben muy bien que no podrán retomar el poder con la constitución bolivariana, con una ley que establezca el II plan socialista de la república; tampoco mantendrá el plan de inversiones sociales, las misiones desaparecerían al instante, la economía se entregaría a los “inversores” de la gran conspiración internacional contra Venezuela. El papel de Venezuela al frente de la CELAC, la ALBA y todos los esfuerzos de unidad latinoamericana quedarían postergados, el imperio se apoderaría a sangre y fuego de nuestras riquezas… Capriles es un cuadro del imperio, jamás tocará puntos sensibles donde se develen sus verdaderos planes, el está dispuesto a jugar el juego imperialista, solo buscaría rankearse para abrir la puerta a la violencia, escrúpulos se sabe que no tiene.

latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1768 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor