El empate

Cuando uno oye a Consultores 21 decir que hay empate técnico entre Chávez y Capri, particularmente pienso en dos vainas: Que eso es lo veintiúnico que pueden inventar cuesta abajo en la rodada o cuestionarlo tal y como se hacía tiempo ha ¿Se van a empatar en esa? En mis tiempos de secundaria uno hablaba de “empatarse” con la chica que le gustaba, es decir, proponerle un noviazgo. Aquello podía ser flor de un día, durar el año escolar o continuar más allá del bachillerato. En mucho dependía de nuestras intenciones y deseos.

“Empatarse en una” es también muestra de terquedad ante evidentes errores propios o ajenos y no dar el brazo a torcer por más que la realidad lo ponga, por ejemplo, en casi todas las encuestas, menos en la que te conté. Caros deseos e intenciones, como aquellas de los generales de Plaza Altamira, cuyos embarazos no llegaron a feliz término. Embarazoso debe ser para la MUD, que Capri no teniendo nada que responderle a sus electores, le suelte a una mujer periodista “voltea pa´ que te enamores” y se empeñe en “vacilársela”, asomando un pueril intento de empate. Lo dicho; deseos no preñan.

Vemos entonces que “empate” tiene varias acepciones, pero si se agrega “técnico” y se refiere a elecciones, adquiere un cariz de que por lo menos la cosa tuvo un estudio, análisis o algún tipo de proceso epistemológico que defienda lo que se expresa. Pero no, no hay nada de eso, dejando entonces las puertas abiertas para que pasen las conjeturas y especulaciones. Hasta hace poco una de las preocupaciones de la MUD y los asesores de imagen del Candijunche, era que había que buscarle una mujer para aparentar que tenía los pantalones bien puestos. Y que no salgan los homosexuales a quejarse de mi escrito, porque quien niega su condición tratando de aparentar lo que no es, es él. Negación en contrario, dicen por ahí. Segregación entaparada, digo yo.

Como no tienen con qué (Y se ufanan de que sí) inventaron la pendejada esa de “empate técnico”. No hallaron la forma de pegarle los retazos de similitudes revolucionarias a su figurín fascista y se empataron en una estratagema tan descabellada que seguramente en sus manuales de guerra electoral tenga la advertencia “utilícese sólo en caso de extrema desesperación”. De modo que en este abril que marca una década de asalto criminal a la Patria pero sobre todo de respuesta popular, hay que decirles cuáles son sus verdaderos empates.

Viven empatados en una de agresión hacia el Pueblo. Van a nuestros barrios sólo a formar disturbios y ante la cobertura mediática de nuestros guerrilleros comunicacionales, ofrecen tiros, puñaladas, golpes, haladas de cabello y agavillamiento.

Se la pasan empatados en enviar a sus policías como fuerza de choque en sus visitas casa por casa, en las cuales invariablemente lo reciben de portazo en portazo.

Por supuesto, llevan 13 años empatados en derrocar al Líder Comandante y acabar con la Revolución. Para ello asesinaron compatriotas, paralizaron PDVSA, cerraron medios de comunicación, asaltaron la Embajada Cubana, elaboraron, firmaron y aplaudieron el decreto Carmona, fraguaron y ejecutaron un paro patronal, trajeron paramilitares, promovieron guarimbas, rompieron y quemaron leyes, contrataron asesinos para ejecutar magnicidios, sabotearon instalaciones e infraestructuras, manipularon la verdad desde sus medios para negar todos y cada uno de esos hechos. Solo la impunidad puede explicar tantas historias de infamias, que harían de las referencias de Jorge Luís Borges, un cuento de nanas.

En esa también están empatados todos estos bellacos. Niegan los hechos; refieren su yonofuí, declaran NPI sobre desestabilización y se arrochelan en un solo culipandeo. Así lo que regurgitan en sus güergüeros cada vez que se les pregunta si asumen sus responsabilidades.

Pero claro, toda regla tiene su excepción. El Candijunche hace unos días reconoció un golpe. El “golpe de ala” de los europeos.

Y ahora andan empatadísimos con Uribe ¡Ayyy hoooombbeee!


placidordelgado@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1301 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor