¡Gracias Venevisión, gracias medios de comunicación! O todo lo contrario

El Club de los tigritos

Con la segunda ronda la charlatanería adquiere una nueva dimensión. Ahora son seis los fantoches del pujo monetario y el estreñimiento fascista de la MUD. La primera fue en la UCAB a puertas cerradas, pero esta vez en esa caja de pandora mediática que es Venevisión. Si de motolitos se trata, Cisneros es arquetipo y recuerden además, de cara a los hechos, que ese señor no hace favores salvo a sí mismo.

No vale la pena describir sus pinochadas sobre promesas electorales ni su contumacia en que el requisito indispensable para salir de crisis virtual que nos aqueja, es “Chávez vete ya”. Proverbial fue la demostración de la Hojilla del taquititaqui de María en su “debate tremens”, quien en varias oportunidades dijo que primero había que salir de él antes de, o sea. Yo creí que se trataba del mismo segmento repetido, hasta que Mario lo aclaró.

Si de sacar conclusiones se trata o de dilucidar cuál fue el “consenso” de esa exposición canina, Mi opinión es esta:

* Obviamente, hay que salir de Chávez y el chavismo. Incluye misiones. Allí hay un metamensaje de violencia, pues ninguno de los pre-frijolitos propone siquiera un bosquejo de programa democrático que estimule a tomarlos en serio. Eso expresa sometimiento y salida forzada, como dijera la famosa compotica, que Dios lo preserve en su envase.
* Correlacionado con el anterior. Todos alegan que Chávez tendrá que reconocer su derrota. Es decir, como no tienen con qué siendo apenas majunches en su micro cosmos electoral, comienzan a establecer matrices de opinión sobre “el desconocimiento por parte del reeegimeeen del seguro triunfo opositor en Octubre 2012”. Ergo aquí se va a prender un gran peo.
* Establecer pautas para crear un expediente de Estado Forajido. Manoseada y reconocida estrategia yankee para acusar ante organismos internacionales a líderes y gobiernos que no se doblegan ante la praxis hegemónica imperial. Asumen que aquí dará resultado alentados por el caso Libia y lo que se cocina en Siria.

Así las cosas, las cartas están echadas y salvo algún desprevenido, con este segundo circo quedan televisadas las intenciones de esta especie de club, que presentó su show ante el país con moderna parafernalia mediática como si se tratara de unos carajitos picarescos que quieren moverle el piso al país con travesuras y dictar pautas con sus “poses democráticas”.

Repito, porque es que no se me ocurre nada más al respecto:

Igual que en un Kennel Club

Posaron los candidatos

Y allí pasaron un rato

Ladrando a la multitud.

Pero yo no dejo de preguntarme si “Tavo” les estaba haciendo un favor o una maldad ¿De qué se trata todo eso en realidad, Tavo?

pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2310 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor