Debate y llanto

La princesa está triste. Cinthya Machado Zuloaga esconde su linda cara entre sus bellas manos y solloza. El mesonero se acerca y coloca la botellita de agua Evian a su lado, y el café negro casi me lo tira encima. Viéndola allí tan triste, el mesonero le dice: “Tiene razón, señorita, en estar triste, nuestros candidatos dieron pena nacional e internacional, y en el barrio me tienen de churumbo en bandola con eso”. Al escuchar las palabras churumbo en bandola, Cinthya levanta la cara y me ve cómo preguntando qué es eso.

Al rato, después de ocultar su tristeza entre sus manos, decide contarlo todo: “Qué pena de medio luto, amigo. Cinco personas distintas y una sola vergüenza verdadera. Ni una idea. Puras abstracciones: progreso, paz, esperanza, justicia, fe, y otra vez progreso. El único ganador, como dijo mi padre, fue Globovisión, porque con los comerciales que pasó esa noche a lo mejor pagan la multa que le puso el régimen. Da vergüenza repetir la única idea de Leopoldo López: Muéstrame tu boleta. No es posible que en este país se hayan perdido los grandes hombres, los grandes candidatos. Así no se le gana a tu presidente. Los cinco eran la viva representación del país que la mayoría no quiere. Allí no había ningún representante de eso que tu presidente llama pueblo”

Agacha su linda cara y vuelve a sollozar. Se escucha su voz muy queda que dice: “Estamos perdidos”. Al ver a aquel monumento llorando en la mesa, la gente me ve con rabia. Y escucho a un señor que le dice a su pareja: “Si esa muchacha está llorando porque ese tipo la dejó, ese tipo está loco de bola, una mujer así es para salir a mostrársela al mundo”.

Cinthya levanta otra vez su carita mimada y cuenta: “Mi padre tiene toda la razón, cuando terminó el debate se paró en el medio de la sala y nos dijo a todos: “Señores, los intermediarios de Obama no sirven para nada, buenas noches”. Y se marchó a su habitación con una pena del primer mundo. ¿Dónde nos equivocamos? ¿Qué hemos hecho para merecer esto? ¿Quién tiene la culpa? ¿Cuándo se jodió Venezuela?”.

Cinthya se hace todas esas preguntas y vuelve a esconder su linda cara entre sus bellas manos. Definitivamente, la princesa está triste, y todos sabemos porqué está triste la princesa.


robertomalaver@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2522 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: