La oposición no se sabe el himno

Cuando la periodista del diario El Oportuno, Margot de la Sota, llegó con su fotógrafo Frasso Monterde al Salón del Hotel del CCCT, a cubrir la pauta de la firma del compromiso por la unidad que había anunciado La MUD; se quedó perpleja: “¿Sólo estamos nosotros los periodistas?” “Tranquila, Margot, eso es lo único que le está quedando a la MUD”- Le dijo Monteverde.

Entre camarógrafos, fotógrafos y periodistas del Sistema Nacional de Medios Privados, la periodista se ubicó cerca de Pablo Pérez, para entrevistarlo una vez que Ramón Guillermo Aveledo terminara de leer el documento donde se sellaba el compromiso por la unidad. Desde su puesto, Margot de la Sota presenciaba cómo los postulados a candidatos en las primarias de la MUD y los gobernadores de oposición, trataban de no mirarse entre ellos. Henri Falcón estaba con unos lentes de amanecido y alguien dijo allí: “Ese vino con esos lentes para que no le miren la cara de sinvergüenza que tiene”. Y Margot tomaba notas mientras Monteverde tomaba fotos.

Más allá, bien lejos, y detrás de Ramos Allup, estaba Andrés Velásquez, mientras que su antiguo compañero de lucha y de partido, el candidato Pablo Medina, estaba más lejos, para evitar seguramente algún intercambio de ofensas. Gabriel Puerta estaba de último en la fila de la derecha. María Corina Machado estaba detrás de Leopoldo López, quien hacía un paneo con sus ojos por todo el local. Ismael García veía para el techo. Eduardo Fernández, el viejo Tigre, se reía viendo a Oswaldo Álvarez Paz, quien también se reía viendo al Tigre.

La ex-magistrada Cecilia Sosa, y a quien Pedro Carmona denunció como una de las escritoras de su Decreto, también sonreía a las cámaras. Morel Rodríguez sacó un spray y se lo llevó a la boca haciéndose el loco. Y Capriles Radonski, con una chaqueta con los colores de la bandera de Venezuela, veía a los periodistas que plenaban el local. Antonio Ledezma quiso sentarse al lado de Omar Barboza, pero Barboza no aceptó porque “tú le lanzas bombas lacrimógena a los viejitos”, le dijo.

Y mientras Ramón Guillermo Aveledo leia aquel documento al que nadie prestaba atención, todos los candidatos y gobernadores estaban pendientes de las cámaras y micrófonos de los medios. Y una vez que terminó de leer, vino una señora y se plantó a cantar el Himno Nacional de Venezuela, y allí se produjo la gran noticia. Mientras la señora llevaba la voz cantante, muchos se pusieron a seguir el canto, pero muchos, entre ellos Morel Rodríguez, Pablo Medina, Capriles Radonski, no sabían cómo entrarle a la letra. Y daba mucha pena porque el acto estaba siendo televisado por el mejor aliado que tiene la oposición, Globovisión, y el país se estaba dando cuenta de que sus candidatos y gobernadores no se sabían la letra del Himno Nacional.

Y así tituló el diario el Oportuno: La oposición no se sabe el Himno nacional.

robertomalqaver@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3307 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Malaver

Roberto Malaver

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a131113.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO