Una pesadilla hecha realidad

Guarisnei Fashion

La MUS tiene rato reunida a ver si le llega la musa inspiradora que esclarezca la diferencia entre tarjetas unitaria y única. Lo único que habían concertado es que aunque eran semejantes, no eran gemelas sino todo lo contrario. La oposición es tan fiel a sus principios que se oponen entre ellos mismos y aquello resultaba ya en una de bachacos tratando de halar la “Hojita verde” para su lado (léase dólares). Sin embargo, no se les aguó el ojo para anunciar que son a pruebas de intrigas. Como Ramos Allup de lo que sabe es de intrigas de pruebas, no decía ni pío.

Pero estando allí reunida la crema y nata del golpismo, ya casi se iba a los golpes cuando aparece Chávez con la cabeza pelada en Concejo de Ministros. Perplejos, espantados, boquiabiertos, pasmados, etcétera, se quedaron viendo el televisor. Durante algunos minutos hubo silencio. La “honorable” Diputada MCM movía la boca como comiendo mamón, Caimán con sueño se enderezó y se limpió la baba. Planas empezó a tomarle fotos al televisor con el celular, Julio Andrés comenzó a pensar en pelucas y se aflojó la corbata, Loco Peleón arrancó a reírse. La vaina de que el Tirano de Sabaneta apareciera con ese coco pelado fue demasiado. Algunos trataron de hacer una guachafita con eso, intentaron malos chistes, pero algo como un no se qué empezaba a subirles o a bajarle por los espinazos.

El “honorable” secretario de la MUS jurungaba distraído su corneta de aire comprimido, cuando de pronto se le trabó la válvula y soltó un molesto trompetazo sostenido que apenas pudo atenuar metiéndose el artefacto entre el sobaco y el paltó. Eso terminó de alterarlos, empezaron a verse como mono con ñema y de a puñitos, de acuerdo a cada secta, fueron retirándose.

Es media noche. Henry está teniendo una horrible pesadilla: Está en lo alto del Edificio del CEN de AD dando un discurso ante una romería blanca que la MUS ha organizado. Sus integrantes están en el palco principal, vestidos de blanco, todos arrechos con él, pero vestidos de blanco. A Henry aquello le parece hermoso, está extasiado. Ha hecho mezclar el anacrónico himno adeco con la Changallup y lo tiene a todo volumen. Aquella es el Pandemónium. Cae una lluvia papelitos blancos con su efigie y dice: Aquí tienen su tarjeta única, que no es unitaria sino todo lo contrario. Se los digo yo, el elegido imperial. De pronto la tierra comienza a temblar, cunde el pánico, se interrumpe el acto. Una figura enorme ensombrerada se acerca. Es Chávez que se dirige hacia el edificio del CEN de AD. Agarra a Henry como a un cachorro, se quita el sombrero y le muestra la enorme cabeza pelada. En ella dice: Guarisnei Fashion 2012. Henry grita desesperado. Abajo, en el palco, todos siguen de blanco pero cagados. De pronto suena el celular. Aunque está aterrado y dando alaridos, atiende: ¡Auxilio, coño, el Guarisnei, auxilio, nooooo!

Se despierta agitado y con el celular en la mano. Se lo pega de la oreja. Del otro lado, la “honorable” diputada MCM continúa ¿Aló, Henry, me escuchas? ¿Que le pasa diputado? El tipo, descompuesto, le suelta: Nada, diputada, pero dígame ¿Qué hace usted llamando a estas horas? Ella insiste. ¿Pero usted está bien? Yo oía unos gritos suyos. Él, fastidiado, agrega: Bueno, fue una pesadilla, diputada, gracias por preguntar, pero mire si necesita algo, mañana hablamos. Con un cambio en el tono ella dice: Mire diputado, lo llamo por lo que pasó esta mañana, de otro modo ni lo molesto. Él conviene: Esta bien, dígame de que se trata. Ella va a comenzar, pero de repente tercia: Déjeme preguntarle algo, diputado ¿Qué es un guarisnei? ¿Eso está de moda? Porque eso era lo que usted decía cuando gritaba, diputado.

coolthin@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1920 veces.



Plácido Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor