Escuálidos racistas se regocijan en la enfermedad del Comandante Chávez

Se desataron las miserias humanas. Hay muchos escuálidos y escuálidas que se están regocijando en la enfermedad del Comandante. Los foros y las redes sociales están llenos de burlas y comentarios miserables. No hay más que entrar en Noticias24, o navegar por Facebook y Twitter para constatarlo.

Desde antes del golpe de Estado mediático en abril de 2002 muchos escuálidos privilegiados, de origen europeo y también mestizos de clase media, le han deseado la muerte al Comandante Chávez, pero ahora con la enfermedad del Comandante se sienten más esperanzados y así lo manifiestan frente a su computadora.

No es lo mismo despreciar que odiar. Hay escuálidos que desprecian al Comandante por su fenotipo. Pero el odio hacia el Comandante no lo es por su fenotipo, sino porque no le perdonan que haya incluido y continúe incluyendo a los siempre excluidos. Excluidos que son en su mayoría Indios, Negros y Mestizos que aspiran a gozar al menos de los derechos que están consagrados en la Constitución.

Aquí estamos hablando de racistas, pero también de endorracistas.

Por un lado tenemos a los hijos y nietos de inmigrantes europeos que desarrollaron aquí los patrones coloniales que han permanecido. Sobre una base económica con unas relaciones de producción donde el blanco sigue siendo el patrón, fácilmente se reproduce el modelo colonial de donde se deriva ese racismo manifiesto en la superestructura de la sociedad. Unas veces solapado, y otras veces más abierto cuando se va agudizando la lucha de clases.

Creen que son superiores a los Indios, Negros y Mestizos, y ahora no soportan la idea de que se invierta la renta petrolera en la salud, la educación, y mucho menos en la vivienda para nuestros hermanos. Por supuesto, esto no les conviene porque aumenta la competencia, y porque les baja la engañosa autoestima soportada por la desigualdad. Por nada quieren que se les acerquen los de abajo. Se trata de familias que nunca se integraron al país. Se educaron en sus propios colegios y se encerraron en sus clubes privados.

Pero así como vinieron inmigrantes que pronto desarrollaron el racismo y no se integraron al país, también vinieron inmigrantes de izquierda, que si bien algunos no quieren recordarlo, otros en cambio junto a sus hijos e hijas venezolanas se integraron al país y están casados con el proceso revolucionario en diferentes frentes de lucha e incluso más comprometidos que muchos venezolanos de origen Indio o Negro.

Por otro lado, como aquí hay de todo, inmigrantes de todo tipo y escuálidos de todo tipo, tenemos también escuálidos mestizos de clase media, racistas y endorracistas, que no soportan que los de piel oscura de las urbanizaciones populares alcancen a mudarse cerca de ellos, o que lleguen a ser compañeros de trabajo, porque les recordarían sus orígenes. Les recordarían que provienen de capas sociales consideradas por la burguesía como chusma, genética y culturalmente inferiores, y eso les bajaría la autoestima, y por supuesto, la cercanía de los de abajo también les perjudicaría económicamente porque aumentaría la competencia.

Este maldito racismo es la ideología necesaria que justificó el colonialismo y que todavía ayuda a perpetuar el actual sistema capitalista de clases sociales y el imperialismo neo-colonial. Las escuelas privadas en manos de españoles y españolas de derecha, y principalmente los medios de comunicación de la burguesía juegan un papel importante en el reforzamiento del racismo que se viene practicando desde los tiempos en que estábamos sometidos por los españoles. La televisión promueve el odio, la desigualdad y la división entre venezolanos. Mensajes que son soportados por unas relaciones de producción donde el blanco es el patrón. De esta manera se recrea el colonialismo externo e interno.

Es una realidad que heredamos de la colonia. Un racismo útil a los intereses de la clase dominante europeizada, y para esto le sirven las actrices, actores, y periodistas venezolanos de origen europeo, que en su mayoría son hijos y nietos de inmigrantes españoles, italianos y portugueses.

Los inmigrantes europeos, en su mayoría españoles, italianos y portugueses, muchos de ellos analfabetas, vinieron a Venezuela muertos de hambre y aquí los recibieron con los brazos abiertos y se les dio la oportunidad de progresar y disfrutar de la renta petrolera. Muchos lo hicieron con su esfuerzo, es verdad, pero luego que salieron de la pobreza, siguieron ascendiendo, de los cuales una parte lo hizo a través de la explotación, o por la vía de la especulación, la corrupción, y por supuesto, siempre gozando de la ventaja comparativa que le da su color de piel para el reparto discriminatorio de la renta petrolera que hacía la oligarquía. Ventaja que sus hijos y nietos aún disfrutan, a pesar de que el Comandante Chávez hace grandes esfuerzos para redistribuir estos recursos con el objeto de incluir a los excluidos. Esto no se lo perdonan.

Y no se lo perdonan porque cuando van a Europa o a Estados Unidos para tratar de seguir adquiriendo privilegios, se encuentran con que allá su piel blanca no los ayuda mucho. Los desprecian como ciudadanos de segunda y se vuelven con las tablas en la cabeza. Y ahora con la crisis del capitalismo, menos que menos, porque la competencia es salvaje. No, que va, no hay como la renta petrolera, dicen.

Regresan y el enemigo sigue siendo Chávez, no hay otro. El enemigo de ninguna manera es la burguesía. Una burguesía que ellos más bien admiran, aunque esta los desprecie. Una burguesía que los estafa cuando compran un carro, un apartamento, o ingresan a una clínica. Tampoco el enemigo es la clase política de derecha al servicio de la burguesía y el imperialismo. Ni porque se pudo evidenciar hace unos meses cuando el secretario general del partido Acción Democrática les dijo “quejosos” a un grupo de venezolanos de clase media estafados, solo porque él considera que “quieren obtener viviendas gratis llevándole chismes al Gobierno”. [1] Que humillación.

[1] http://www.aporrea.org/contraloria/n168725.html

Más artículos del autor en:

http://www.fernandosaldivia.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2969 veces.



Fernando Saldivia Najul

Lector de la realidad social y defensor de la sociedad sin clases y sin fronteras.

 fernandosaldivia@gmail.com

Visite el perfil de Fernando Saldivia Najul para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fernando Saldivia Najul

Fernando Saldivia Najul

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a126185.htmlCd0NV CAC = Y co = US